eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Interior admite no tener datos para aclarar el atentado del bar Aldana de 1980 reivindicado por la extrema derecha

El Ministerio del Interior admite que en los archivos policiales "no existe" informe alguno "que aporte datos relativos al esclarecimiento" del atentado de Bar Aldana de la localidad vizcaína de Alonsotegui, en el que el 20 de enero de 1980 explotó una bomba que mató cuatro personas e hirió a otras nueve y que fue reivindicado por los autodenominados Grupos Armados Españoles (AGE).

- PUBLICIDAD -
Interior admite no tener datos para aclarar el atentado del bar Aldana de 1980 reivindicado por la extrema derecha

Esta es la respuesta que ha remitido el Gobierno al portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, quien pidió al Ejecutivo todos los datos que tuviera relativos a aquel atentado, cuya autoría sigue siendo un misterio 35 años después.

En su contestación, Interior recuerda que la explosión en el bar tuvo lugar sobre las 00:55 horas del 20 de enero de 1980, relata el balance de heridos y fallecidos y explica que se produjeron "graves destrozos" en el establecimiento y también en la iglesia parroquial y varios de los vehículos estacionados en las inmediaciones.

También narra que por el atentado, "que fue asumido por los Grupos Armados Españoles", se instruyeron diligencias policiales por la Brigada Regional de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Bilbao, que fueron remitidas al Juzgado de Instrucción de Guardia número 4 de Bilbao, quien incoó las correspondientes diligencias.

En cualquier caso y, "una vez consultados los archivos policiales" el departamento que dirige Jorge Fernández Díaz, informa a Esteban de que "no existe informe que aporte datos relativos al esclarecimiento de los hechos" y que únicamente constan documentos que apoyan "la concesión de ayudas como Víctimas de Atentado Terrorista a personas que sufrieron heridas y daños a consecuencia de la deflagración".

RELACIÓN CON LOS GAL

En la pregunta que registró en el Congreso, Esteban denunciaba que pese al compromiso del entonces director de la Policía Nacional, José Sáiz, de que se buscaría a los culpables, "nunca se comunicó a las víctimas ni a ninguna autoridad qué había pasado y qué se había hecho para esclarecerlo" y que, de hecho, Garbiñe Zarate Camino, propietaria del Bar Aldana, continuó recibiendo "durante años amenazas de la extrema derecha".

También recordaba que, meses después del atentado, desde fuentes cercanas a ámbitos judiciales se conoció una pista que apuntaba a mandos intermedios de la Comisaría de Policía de Barakaldo como autores materiales de la colocación de aquel artefacto en el que se habrían utilizado unos seis kilos de explosivo goma 2.

Y que años después, en el marco de los intentos de esclarecimiento de los atentados del GAL, fuentes policiales confidenciales y anónimas volvieron a situar en esa misma comisaría de Barakaldo a los autores del atentado de Alonsotegi. "Es hora de que se esclarezca lo sucedido y se dé una explicación clara y contundente desde las instituciones del Estado", sentenciaba Esteban en su pregunta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha