eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

EXCLUSIVA

El ministro Fernández Díaz vuelve a condecorar a la Virgen

La Santísima Virgen de los Dolores de Archidona (Málaga) recibe la Cruz de Plata de la Guardia Civil "por orden" del ministro del Interior

La Audiencia Nacional debe resolver el recurso presentado por organizaciones laicistas contra la concesión de una medalla a otra Virgen por parte de Interior

La Cruz de Plata está destinada a reconocer a quienes hayan prestado "una relevante colaboración con la Guardia Civil"

77 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El ministrio del Interior, junto a la presidenta navarra en el inicio de las obras el cuartel de Guardia Civil en Fitero / Ministerio del Interior

El ministrio del Interior, junto a la presidenta navarra en el inicio de las obras el cuartel de Guardia Civil en Fitero / Ministerio del Interior

La Santísima Virgen de los Dolores integra la lista de condecorados ajenos a la Guardia Civil que el Cuerpo reconoce este año con motivo de la festividad de su patrona. En la orden del 25 de septiembre, a la que ha tenido acceso eldiario.es, se concede la Cruz de Plata a la Virgen en su calidad de "titular de la Real y Venerable Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y María Santísima de los Dolores” de Archidona, en la provincia de Málaga.

La distinción llega cuando aún está pendiente el fallo judicial sobre la condecoración de la Policía a otra Virgen, también de Málaga, que otorgó Interior en 2014 y que llevó a dos organizaciones laicistas a recurrir la decisión administrativa ante la Audiencia Nacional.

La Guardia Civil celebra este año en Málaga la festividad de su patrona, la Virgen del Pilar, desde este miércoles y hasta el próximo 8 de octubre. El Instituto Armado, como hace la Policía, aprovecha su festividad anual para conceder las distintas condecoraciones, cuyas modalidades están recogidas en la Orden del Mérito de la Guardia Civil.

Esta orden data de 1976, pero fue actualizada en 2012, aprovechándose para introducir la figura de la Gran Cruz. Según el reglamento aprobado hace tres años, la Orden al Mérito "tiene por finalidad premiar las acciones o conductas de extraordinario relieve que redunden en el prestigio del Cuerpo de la Guardia Civil e interés de la patria".

En la misma Orden se establece que la concesión de las recompensas se realizará "por orden del ministro del Interior", que solo necesitará la conformidad del titular de Defensa cuando los propuestos a la condecoración sean miembros de la Guardia Civil. Previamente, el reconocimiento debe ser propuesto por el jefe del centro, organismo o unidad del Instituto Armado "al que afecte directamente el hecho u hechos objetos de la propuesta". Posteriormente, debe recibir el aval del director general, Arsenio Fernández de Mesa. Fuentes del Instituto Armado aseguran, por contra, que en esta y otras condecoraciones se ha plasmado, desde su origen, el expreso deseo de Fernández Díaz. 

Según la citada Orden, la Cruz de Plata se conceden a aquellos que protagonicen hechos que, "sin reunir la condición de riesgo personal exigida para la Cruz de Oro, supongan una relevante colaboración con la Guardia Civil o revistan, por su naturaleza, un carácter o mérito tan relevante que requieran el alto reconocimiento esta especial distinción". El reconocimiento no conlleva asignación económica alguna.

En el listado de condecoraciones de este año se reconoce a una segunda cofradía, aunque en este caso no se dice que esté representada por una Virgen. Se trata de la Muy Ilustre y Venerable Cofradía de Penitencia del Santísimo Cristo de la Expiración y Nuestra Señora María Santísima de la Victoria, también reconocida con la Cruz de Plata.

La medalla a la Santísima Virgen de los Dolores no es la primera que se concede en lo que va de legislatura. En febrero de 2014, la Dirección General de la Policía resolvió condecorar con la más alta distinción a Nuestra Señora María Santísima del Amor. Aquella distinción, realizada fuera de la festividad de la Policía, reconocía “valores como la dedicación, el desvelo, la solidaridad y el sacrificio” de la cofradía de El Rico y María Santísima del Amor de Málaga. La orden, como es preceptivo, iba firmada por Jorge Fernández Díaz.

Al revuelo causado por aquella decisión de Interior, que llegó a saltar a la prensa internacional, le siguió un recurso del Movimiento Hacia Un Estado Laico (MHUEL) y de Europa Laica, pendiente aún de resolver por la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional. Las organizaciones pretenden que  se retire la distinción a la Virgen y que con el fallo se reafirme la aconfesionalidad del Estado que consagra la Constitución.

La titular del Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo número 7 de la Audiencia Nacional, Ana María Jimena, pidió informes a la Fiscalía y a las partes -el Ministerio del Interior está representado por la Abogacía del Estado-, pero antes de pronunciarse remitió el caso al órgano superior, la Sala de lo Contencioso-Administrativo, por estarle atribuido "el conocimiento de los asuntos que tengan por objeto actos dictados por ministros y secretarios de Estado en general".

Legislatura 'católica'

El carácter laico del Estado español ha sido ignorado durante toda la legislatura por el departamento que dirige Jorge Fernández Díaz. El ministro no ha tenido empacho en frecuentar para el rezo uno de los mayores símbolos de la represión franquista, el Valle de los Caídos, al que ha acudido en coche oficial y con escolta, según publicó eldiario.es.

Fernández Díaz también se ha rodeado de miembros del clero para inaugurar cuarteles, como el de la Guardia Civil en Fitero (Navarra), localidad donde veranea su madre y que, según oposición y asociaciones del Cuerpo, no tenía entre sus principales necesidades un nuevo recinto y la dotación de guardias civiles correspondiente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha