eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

José Antonio Moreno (IU): "No se trata de converger por converger. No es un fin en sí mismo"

El precandidato de IU de Madrid a las elecciones autonómicas defiende las medidas adoptadas por su federación para asumir responsabilidades políticas por Caja Madrid y critica la exigencia de más dimisiones: "La petición de la dirección federal ha sido una crónica de una desmesura"

Moreno apuesta por elevar Ganemos al ámbito autonómico pero advierte contra los "testimonialismos sectarios y particularismos ridículos y excluyentes"

- PUBLICIDAD -
José Antonio Moreno, precandidato de IU de Madrid para la Comunidad

José Antonio Moreno, precandidato de IU de Madrid para la Comunidad

José Antonio Moreno (Madrid, 1968) atiende a  eldiario.es en un bar de Madrid próximo a la Puerta del Sol, que es punto de encuentro de parte de la militancia de IU de Madrid desde hace muchos años. Abogado de profesión y muy vinculado a la defensa de los inmigrantes, es coordinador en el distrito de Salamanca, un feudo del PP en Madrid. Aspira a representar a IU en las elecciones a la presidencia de la Comunidad de Madrid y defiende el carácter de base de su candidatura frente a otras "de proyección mediática".

La entrevista se produce el mismo día en que las direcciones federal y regional de IU se reúnen para intentar rebajar la tensión  tras un duro cruce de resoluciones a cuenta de las responsabilidades políticas por la gestión de Caja Madrid. Moreno defiende con vehemencia la actuación de IU de Madrid y critica la "desmesura" y la "falta de respeto" de la Presidencia federal. Este domingo, se celebra un Consejo Político Federal en el que la cuestión de Madrid no está en el orden del día, aunque existe el temor a que salga a relucir.

¿Por qué se presenta a las primarias?

Hemos decidido dar el paso porque es un momento muy complejo desde la izquierda. Es un momento para implicarse y defender valores, ideas y principios que desde la izquierda entendemos que son imprescindibles en el momento político que se está dando en la Comunidad de Madrid.

Habla en plural.

Es un compromiso colectivo a diferencia de otras candidaturas más personalistas o de clan en la lógica interna de IUCM. Esto es una candidatura de hombres y mujeres de base, que entendemos que hay que defender determinados valores desde la izquierda, por la izquierda y para la izquierda. No hay nada sobreentendido.

¿Quiénes forman esa candidatura colectiva?

Representamos a la gente normal, a la gente de base que no tiene una proyección mediática ni institucional. Somos gente de agrupaciones y de asambleas, de barrios y distritos de Madrid y de pueblos de la Comunidad que creen que hay una necesidad de articular un discurso político de izquierdas nítido, sin tapujos ni perfiles difusos. Para iniciar procesos de convergencia que creemos imprescindibles hay que mantener un tono de izquierdas desde el principio.

El PP gobierna la Comunidad desde hace dos décadas. ¿Cuánto tiempo haría falta para revertir ese Madrid que ustedes denuncian?

El PP tiene algunos tristes récords. En desempleo, con un 19% casi de la población activa; de desmantelamiento del Estado del bienestar; y de corrupción política. Va a ser necesario un trabajo ingente desde el minuto uno, estableciendo una prioridad básica que es el empleo. Nosotros partimos del elemento económico como eje troncal, y ese eje viene marcado por la contradicción capital-trabajo. En segundo lugar, un pacto de derechos humanos de ciudadanía. Sanidad, educación, vivienda, renta básica, evitar situaciones de pobreza energética, de desnutrición infantil.

Y un tercer eje de lucha activa y real contra la corrupción desde las instituciones pero también en lo interno de los partidos políticos: garantizar la transparencia de las instituciones, de la contratación pública, de las no donaciones privadas a los partidos, de las no donaciones de empresa vinculadas por contratos a las administraciones públicas...

El primero de los ejes es el empleo, ¿qué medidas necesita Madrid en este campo?

Lo primero, promover un pacto por el empleo que desde la Comunidad siente en la misma mesa a los sindicatos de clase, a la patronal, a la pequeña y mediana empresa y a los autónomos para, con el impulso de la Administración y usando el artículo de la Constitución que nadie ha usado que es la intervención en la planificación, diseñar un plan de empleo con un plan de regeneración industrial en Madrid. Hay que cambiar el modelo productivo desde los servicios y la construcción especulativa a un sector industrial de valor añadido.

Menciona también introducir una renta básica, una idea que manejan otros partidos. ¿Cómo se paga?

Resulta jocoso decir que es inviable la renta básica cuando ha sido viable el salvamento sin condiciones de la banca privada. Es viable porque hay que plantear una reforma fiscal de verdad, de izquierdas. Revisando el tramo de IRPF que corresponde gestionar a la Comunidad desde el punto de vista de la proporcionalidad. Hoy ha anunciado Ignacio González una reducción de impuestos que, al ser lineal, mejora las condiciones de los más pudientes mientras que las clases más desfavorecidas se van a quedar prácticamente igual. Además hay que instar a que el Estado recupere el Impuesto de Patrimonio y diseñarlo para que funcione. Y hay que liquidar las bonificaciones que la Comunidad tiene en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y el de Donaciones, porque a los que perdona es a los más ricos.

El tercer elemento es la corrupción. ¿Han fallado los controles en IU de Madrid?

Sin duda. No solo en IU de Madrid, sino en todos, pero me gusta que a IU en general se nos exija más que a otros partidos porque tenemos más responsabilidad social. Somos otra cosa: un partido de izquierdas que no se ha puesto de perfil nunca. Y a nosotros la ciudadanía nos tiene que exigir más. Evidentemente han fallado los mecanismos de control. ¿Que era muy difícil controlar determinadas cosas que ni siquiera los interventores del Banco de España o los órganos de control de Caja Madrid sabían? También es evidente. Pero si se plantean mecanismos de transparencia no solo en la toma de decisiones sino un seguimiento colectivo orgánico, es mucho más fácil controlar.

Considera difícil controlar el uso de las tarjetas black en el momento pero, ¿la reacción posterior de IU ha sido la correcta?

La reacción posterior ha sido impecable porque ha sido precoz. Una de las ventajas que tiene IU es que estos infames están fuera de la organización desde hace dos años. La desventaja es que de cara a la opinión pública y a determinado discurso mediático y político interesado no hemos podido cortar cabezas, porque las cabezas ya estaban cortadas. Además, IU ha promovido una querella en la Audiencia Nacional contra los 83 consejeros que es la que ha permitido el afloramiento de toda esta podredumbre.

En tercer lugar, IUCM puso en marcha una comisión de investigación que está teniendo un comportamiento ágil y eficaz. Finalmente, yo que me precio de ser muy orgánico, hay un acuerdo de la Presidencia regional de exigir la responsabilidad a la persona que en aquel momento debía tener el control institucional de esos infames y exigirle la devolución del acta de diputado. Yo creo que ya más no se puede hacer.

Estoy de acuerdo con la autocrítica, pero no con la autoflagelación. Y tampoco voy a aceptar la crítica interesada mediáticamente en exigir a IU lo que no se está exigiendo a otras fuerzas políticas. O la interna, para respaldar opciones en un proceso de primarias como estamos viendo, que me parece cuando menos desleal.

Las críticas a IU llegan desde fuera, pero sobre todo desde dentro. Hay decisiones de órganos de otras federaciones e incluso de la Presidencia federal que piden a IU de Madrid que vaya más allá. ¿Lo van a hacer?

Yo no estoy en los órganos de dirección de IU de Madrid, no puedo responderte. Nunca he tenido representación institucional ni he tenido trabajo público. Soy un afiliado de base.

Como militante y como posible candidato a presidir la Comunidad de Madrid, ¿cuál es su opinión?

Desde mi visión de militante, la petición de la dirección federal ha sido una crónica de una desmesura. Es una falta de respeto salir en esos términos contra IUCM aprovechando un contexto en el que algunos están tratando de imponer un ritmo precipitado a procesos que seguramente se tengan que asumir. Usan el ámbito federal para actuaciones ventajistas para imponer a IU de Madrid posiciones rígidas que no se han tomado en otros ámbitos, y me estoy acordando del posicionamiento de IU de Extremadura en la investidura de Monago.

En aquel caso, desde la dirección de IU también se intentó cambiar esa decisión de Extremadura.

Claro, pero se hizo valer la federalidad. Nuestro ámbito de intervención es autónomo. Y sin embargo parece que ahora se viene con todo el equipo contra IU de Madrid, que lo que defendemos es nuestra independencia y sobre todo el trabajo que hemos hecho de lucha contra la corrupción y de transparencia. Es una intromisión ilegítima.

¿Y qué propone usted?

Cautela y sentido común. Estamos todos en el mismo barco. Somos un proyecto político de largo recorrido, hacia atrás y hacia adelante. No precipitemos las cosas ni utilicemos recursos internos para jugar con ventaja hacia lo externo.

¿Por qué ha sido hasta ahora IU tan reticente siempre a las primarias?

Es un proceso nuevo. La ciudadanía está pidiendo nuevos mecanismos de participación democrática. Y pide que los partidos sean más accesibles a sus expectativas. IU de Madrid somos la vanguardia de la gestión democrática y participativa de los procesos democráticos. Las primarias además nos están poniendo en el candelero informativo para bien, en el sentido de que hacemos unas primarias abiertas a diferencia del PSOE que hace unas primarias ficticias con unas exigencias de avales exagerada para evitar la libre concurrencia, en IU la exigencia de avales ha sido testimonial para facilitar la pluralidad, no solo interna, sino también externa porque pueden participar simpatizantes.

Decía antes que la convergencia es imprescindible, ¿la diferencia entre los candidatos es más por el qué que por el cómo?

Es correcto. Entendemos que no puede haber diferencias en el proyecto político entre los candidatos, pero sí en la metodología. Para nosotros es imprescindible la convergencia. Nos estamos jugando el futuro político de la Comunidad de Madrid y de muchos ayuntamientos. Queremos que se haga desde la base de una reflexión, de la elaboración colectiva.

¿Y cuáles son esas diferencias?

No podemos dar nada por sobreentendido en la convergencia; para converger tenemos que establecer unos mecanismos adecuados. No es un fin en sí mismo, no se trata de converger por converger. Nos da la sensación de que otros candidatos y otras candidatas están haciendo un discurso de empezar la casa por el tejado porque lo que trasciende es que la convergencia pasa por cómo se presentan las candidaturas, qué nomenclatura electoral van a tener, qué candidatos van a ser, qué listas electorales. Para nosotros la convergencia es: ¿tenemos claro que vamos a converger en un programa de izquierdas? ¿Para qué? ¿Para configurar una mayoría social de progreso que dé lugar a un cambio de la política de la Comunidad de Madrid para la izquierda desde la izquierda? ¿Esto está claro? Pues entonces hablamos de programa, de mecanismos de elección de candidatos.

Pero el agente que aglutina la convergencia en Madrid es externo, tiene sus propias dinámicas y reglas. ¿Se amoldará IU de Madrid a esa dinámica?

Hay dos elementos claros. La opción estratégica de IU en la ciudad de Madrid es Ganemos. Eso es indiscutible. Es una decisión de nuestros órganos con la cual nuestra candidatura está plenamente de acuerdo. Pero entendemos que la confluencia es dialéctica o no es. Muchas veces el discurso político, incluso el social y parte del mediático, nos cuestiona nuestro posicionamiento sobre la convergencia, cuando en ella hay varios elementos.

No se plantean las posiciones de los compañeros y compañeras de Ganemos o de Podemos. Solo se nos plantea a nosotros y es injusto. IU ha demostrado siempre que tiene vocación de convergencia, desde su inicio. Y hemos demostrado con una resolución de la Presidencia regional que Ganemos estratégicamente es nuestra opción para el Ayuntamiento de Madrid.

Dicho esto, este es el comienzo de una singladura en la que hay que poner en común movimientos sociales, políticos, colectivos, ciudadanía. Y programa, propuestas, acciones concretas. Y generar una dialéctica de convergencia. ¿Se converge desde la cesión, la sumisión o la participación dialéctica activa para elaborar programas de izquierda? ¿Convergencia para qué y cómo? Para la izquierda y articulando programas colectivos de transformación social.

¿La agrupación electoral es una línea roja?

Sin duda. La decisión ya está tomada. No nos parece adecuado diluir IU. No por un mantenimiento de siglas sino por el bagaje y por la lucha que IU lleva desarrollando especialmente en la Comunidad de Madrid, enarbolando las banderas de las reivindicaciones de la clase trabajadora en todos los ámbitos. Los militantes de IU han estado en las mareas, en los movimientos ciudadanos y vecinales, en las huelgas generales. No nos parece adecuado tirar el bagaje de IU. No es justo.

Ganemos es una iniciativa municipal hoy por hoy y usted opta a la candidatura para las autonómicas. ¿Cree que debería promoverse un Ganemos para la Comunidad?

Como decía el poeta, "llevamos un universo en nuestros corazones", y hay que articular ese universo en una praxis social que genere convergencia política, porque tenemos al alcance de la mano por fin que mis hijos se críen en una Comunidad con políticas de izquierda, de juventud, de infancia, feministas, de memoria democrática y por el empleo. Es momento de unir y es mucho más lo que nos une que lo que nos separa. No podemos caer en testimonialismos sectarios y particularismos ridículos y excluyentes porque nos jugamos nada más y nada menos que el vuelco político en la Comunidad de Madrid.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha