eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

PNV cree que la colocación de la primera piedra del Memorial de Vitoria fue una "miserable utilización de las víctimas"

El secretario de Relaciones Institucionales del PNV, Koldo Mediavilla, acusa a Mariano Rajoy de "buscar solo la foto"

- PUBLICIDAD -

El secretario de Relaciones Institucionales del PNV, Koldo Mediavilla, ha acusado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de buscar "solo la foto" con su presencia el pasado martes en Vitoria en la colocación de la primera piedra del Memorial de Víctimas y ha denunciado lo que, a su juicio, es una "miserable utilización de las víctimas en un escenario electoral".

En un artículo publicado en su blog, recogido por Europa Press, el dirigente jeltzale ha denunciado la utilización de una "política de foto, de impacto, de propaganda... sin visión de estado, sin responsabilidad, sin escrúpulos".

"Vino Rajoy a Vitoria-Gasteiz a poner la primera piedra del Memorial de las Víctimas. Y no hubo ni piedra. Porque no hay proyecto. Ni consenso. Ni interés por compartir ideas. Parafernalia y poco más. En el límite legal para actos propagandísticos previos a las elecciones locales", señala.

En esta línea, advierte de que "las pruebas lo demuestran" y "sólo se quería la foto". "Política de foto, de impacto, de propaganda. Miserable utilización de las víctimas en un escenario electoral. Sin visión de estado. Sin responsabilidad. Sin escrúpulos".

Además, considera que "todo es pose y publicidad casposa" y hasta las invitaciones para el acto del pasado martes fueron "un despropósito".

"El ministro de Interior el anfitrión de un evento en el que sólo brillaron los amigos. Ministros, peperos, Maroto y el de la moto. Y, del proyecto del Memorial ¿qué queda?. No ha quedado ni la placa que descubriera Mariano. Desapareció apenas pasadas unas horas del edificio del Banco de España en la gasteiztarra calle Olaguibel", añade.

Asimismo, lamenta que el delegado del Gobierno, Carlos Urquijo, fue "el encargado de situar el distinto en la pared". "Lo hizo, como él acostumbra. Monoidiomática. Sin respetar la oficialidad de las dos lenguas de la comunidad. Bueno, por no respetar, ni tan siquiera insertó el nombre oficial de la capital alavesa. Solamente Vitoria en lugar de Vitoria-Gasteiz", critica.

Además, incide en que "la chapa que con tanta pompa y boato descubrió Mariano, fuera retirada unas horas más tarde", aunque el objetivo estaba "cubierto". "El minuto de gloria y el pildorazo informativo habían sido satisfactorios", expresa.

"El lehendakari Urkullu, presente en aquel montaje -sólo hubiera faltado que no se le hubiera invitado- ya señaló con acierto que el nuevo tiempo que vivimos en Euskadi nos ofrece una oportunidad para consolidar la paz y fortalecer la convivencia y ello nos demanda altura de miras y poner en común una política de Estado porque no es suficiente con coexistir sino que es necesario convivir", expresa, para añadir que el presidente del Gobierno central "siguió ignorando las palabras del presidente vasco".

Por ello, advierte que "nada esperemos de políticos mediocres" porque "nuestros problemas no se solventarán por su acción u omisión. Ni ahora ni luego".

EH BILDU

Por otro lado, también critica que los parlamentario de EH Bildu fueran el pasado jueves expulsados del Parlamento vasco por mostrar carteles de rechazo a la operación policial llevada cabo esta semana por la Guardia Civil.

"Llevar una protesta al Parlamento tiene toda la lógica política y democrática. Pero no como esperpento de espectáculo de pasquín y encartelada. La Cámara legislativa es la casa de la palabra y es precisamente allí donde la voz, con respeto y educación, debe saber interpretar las ideas de cada cual", describe.

A su juicio, pocos dudan de que las últimas actuaciones policiales, dirigidas por mandamiento judicial contra el entorno de los presos vascos, "tengan una evidente motivación escénica", pero denunciarlo es "una cosa y otra muy distinta convertir dicha protesta en un circo parlamentario".

"Nadie niega a la izquierda abertzale o a quien sea, su derecho a la protesta. O a expresar libremente sus argumentos. Lo que no puede ser es que en el ejercicio de tales derechos se pretenda convertir a la institución donde está residenciada la voluntad popular en la 'casa de tócame roque'", considera.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha