eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pedro Sánchez planta al Club Bilderberg por problemas de agenda

El líder del PSOE no quería ir a las cuatro jornadas del encuentro para poder asistir a la proclamación de Susana Díaz y a la reunión de los socialistas europeos

El Club Bilderberg pone como requisito "indispensable" que los invitados asistan los cuatro días de sesiones

44 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Pedro Sánchez cumplirá con holgura el mínimo de avales pero no buscará una demostración de fuerza

Pedro Sánchez en una imagen de archivo

Pedro Sánchez planta al Club Bilderberg por problemas de agenda. El líder del PSOE decidió a última hora no aceptar la invitación del foro que reúne a los más poderosos del mundo porque su presencia allí impediría que asistiera a la proclamación de Susana Díaz y al congreso del Partido Socialista Europeo (PES). Aunque los actos no eran el mismo día, el Club Bilderberg fija como condición que los invitados acudan a los cuatro días de debate. Sánchez optó por no presentarse y acudir a las otras dos citas.

El secretario general del PSOE fue invitado a la reunión anual del Club Bilderberg que se celebra en un lujoso resort de Austria entre los días 11 y 14 de junio. Sánchez tenía previsto asistir a una de las jornadas pero no quedarse los cuatro días porque tenía otros compromisos, según Ferraz.

En la agenda del lider socialista primaba acudir a la proclamación de la presidenta andaluza que logró revalidar en el cargo 81 días después de las elecciones y al congreso que celebra el PES, a cuya presidencia optaba el socialista español Enrique Barón. No obstante, ha retirado su candidatura en el último momento.

El hermético club impone la condición de que los asistentes estén presentes durante las cuatro jornadas por lo que Sánchez decidió declinar la invitación. Cambió de destino y se fue a Budapest, donde se celebra el cónclave de los socialistas europeos, para apoyar al candidato del PSOE, que finalmente ha decidido no concurrir a las elecciones internas.

Un exdirector de la CIA y empresarios, entre los plantados

Sánchez era uno de los 140 invitados, procedentes de 22 países, a la 63 edición del foro, que se celebra desde el jueves en un hotel de lujo de la localidad de Telfs, en los Alpes austríacos. Entre las personalidades a las que el líder socialista ha plantado se encuentran Ana Patricia Botín, el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg; el expresidente de la Comisión Europea José Manuel Durao Barroso; los consejeros delegados de Ryanair, Michael O'Leary, y Airbus, Thomas Enders; la directora de 'The Economist', Zanny Minton; el exdirector de la CIA David Petraeus; la vicepresidenta de Google, Regina Dugan; o el cofundador de la red social LinkedIn Reid Hoffman.

En las conversaciones que se abordan en esta edición del encuentro se encuentran las situaciones de Grecia, Irán, Rusia, Reino Unido, Estados Unidos, Oriente Próximo, la estrategia europea y la OTAN. También están marcados como temas de debate la ciberseguridad, el panorama económico, la globalización y el terrorismo. Sánchez se los ha perdido.

El Club, que se caracteriza por su hermetismo puesto que los asistentes se comprometen a mantener la privacidad de los debates, ha tenido como invitados a otros políticos españoles en ediciones anteriores. Entre ellos se encuentran el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo (2014), la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría (2012), la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal (2011), y el exjefe del Ejecutivo José Luis Rodríguez Zapatero (2010).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha