eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

"Sospecho que en el caso Gürtel habrá más testimonios que apunten hacia Camps"

Entrevista al periodista Sergi Castillo, que recoge en Tierra de saqueo datos y testimonios sobre la decena de casos de corrupción que la Justicia investiga en Valencia

"Podemos tener sospechas de que el dinero que hay en Suiza no era solo de Bárcenas"

"No eran tres trajes y ahora hasta el PP lo sabe con los 100 altos cargos que tiene imputados en diferentes causas judiciales", señala sobre el espaldarazo de Rajoy a Camps

- PUBLICIDAD -
Sergi Castillo, el autor del libro 'Tierra de Saqueo'

Sergi Castillo, autor del libro 'Tierra de Saqueo'.

La corrupción en la Comunidad Valenciana ha supuesto 12.500 millones de euros en gasto público. El PP tiene más de 100 altos cargos encausados en más de una decena de corruptelas que afectan también a grandes empresarios. Ahora Hacienda apunta a una presunta financiación irregular de la organización regional, que se suma a la investigación sobre la contabilidad B del partido de Mariano Rajoy en la Audiencia Nacional. El periodista Sergi Castillo recoge en Tierra de saqueo (ediciones Lectio), datos y testimonios sobre los casos de corrupción en Valencia, en los que aparecen personajes como Julio Iglesias o episodios vinculados con prostitución.

Usted asegura en su libro que el PPCV actúa como una organización criminal, ¿por qué?

La corrupción ha afectado al partido en todos sus estamentos, a todas las consellerias, diputaciones, gran parte de los ayuntamientos... Con más de 100 altos cargos imputados por graves delitos de corrupción es fácil pensar, y así lo reflejan los testimonios recogidos en el libro, que hay confusión entre la estructura del PP y esta red de saqueadores. No estamos ante un hecho aislado.

¿Por qué tanta corrupción y por qué en Valencia?

Se ha dado una tormenta perfecta. Uno de los factores ha sido la falta de información: los ciudadanos no podían saber en qué se gasta su dinero. Se negaban los contratos y expedientes a la oposición, y no se respondía a preguntas de los periodistas en las ruedas de prensa. Hay otros factores, como la presunta sobrefinanciación del PP a la hora de concurrir a las urnas, y el control de las cajas por parte de políticos que luego otorgaban créditos a empresas afines, que financiaban las campañas electorales.

¿Es consciente la sociedad valenciana de que la corrupción afecta a sus bolsillos?

Empieza a ser consciente ahora. Lamentablemente durante años se ha impedido que la información llegara a los ciudadanos. Ahora, con la influencia de la crisis, nos encontramos con que somos una de las comunidades con más déficit y la sociedad ve que los servicios básicos empiezan a faltar y la gente empieza a tomar conciencia de la corrupción. Hasta ahora había dinero y no era tan fácil que los ciudadanos sacaran estas conclusiones.

¿Por qué se dilatan tanto en el tiempo las investigaciones judiciales en la Comunidad Valenciana?

En parte, por intereses, por circunstancias extrañas y por falta de recursos. En el caso Fabra ha habido intereses particulares que han dilatado el proceso hasta el punto de que un juez tuvo que pedir amparo al CGPJ y el mismo presidente de la Audiencia Provincial tuvo que reconocer a última hora que tenía una amistad íntima con Fabra, después de estar dos veces a punto de tumbar el caso. Hay circunstancias que deben abrir una reflexión porque no es normal que hayan sucedido estas cosas y falta financiación para que los procesos vayan más rápido.

El máximo responsable judicial de la Comunidad Valenciana era amigo de Camps. ¿Hay impunidad para los políticos valencianos?

Creo que no, pero sí que ha habido cuestiones que pueden ser discutibles y actuaciones judiciales que la ciudadanía no ha entendido. Por ejemplo, la presunta financiación irregular del PP se está investigando pero en su día, al no juntarla con la causa de los trajes, se benefició a Francisco Camps.

Frente a la avalancha de casos de corrupción vinculados a Valencia, hay pocas condenas. ¿A qué se debe?

Hay pocas condenas, pero hay algunas que deben tranquilizarnos. La Justicia está funcionando con algunas cosas discutibles, pero hay un exconseller que ha entrado en prisión por el caso de las monjitas de Orihuela.

Camps fue declarado no culpable en el caso de los trajes. ¿Por qué el PP no le acepta ahora después de que Rajoy le dedicara su "amistad sincera"?

Se ha descubierto una gran mentira. Nos intentaron hacer creer que aquello eran tres trajes y que nadie se vende por tres trajes. Hemos descubierto que detrás de los tres trajes había mucho más. No eran tres trajes y ahora hasta el PP lo sabe con los 100 altos cargos que tiene imputados en diferentes causas judiciales. Eso se desarrolló durante el mandato de Camps. Aunque resultara absuelto por el caso de los trajes, él es el responsable político de que eso ocurriera y nadie puede ponerlo en duda, ni su sucesor Alberto Fabra.

Un testimonio de última hora ha provocado un vuelco en la instrucción de la rama valenciana del caso Gürtel y el juez ha decretado el secreto respecto a la investigación de la visita del Papa a Valencia. ¿Podría volver Camps a sentarse en el banquillo?

Pueden pasar muchas cosas todavía. Hay muchas personas que en su día se sintieron estafadas, como José Luis Peñas, que fue el primero en denunciar el caso Gürtel, hay otros que han decidido optar por la ética. Ahora un nuevo testigo ha decidido entregar documentos y ayudar a la investigación. Estoy convencido de que más personas apostarán por arrojar luz contra tanto secretismo y opacidad. Sospecho que habrá más testimonios que apunten hacia Francisco Camps porque era el amigo íntimo de El Bigotes, el delegado de Gürtel en Valencia.

¿Por qué la dirección federal del PSOE no quería que se presentara la querella por financiación irregular contra el PP valenciano?

El PSOE, durante varios años, no tuvo una postura nítida y definida contra la corrupción. Había personas en el Partido Socialista que dudaban si denunciar la corrupción daba o no votos. La decisión del PSOE valenciano de presentar una querella contra grandes empresarios era arriesgada. Al principio hubo un rechazo desde Ferraz, pero se corrigió el rumbo y se fue hasta el final. Era algo imprescindible y primordial la lucha contra la corrupción. Sin derribarla era imposible cualquier alternancia democrática en la Comunidad.

¿Provocó ese titubeo una pérdida de votos en las últimas elecciones en favor de Compromís o Esquerra Unida?

Estoy convencido de que sí. Hubo momentos en los que la oposición estuvo más pendiente de sus problemas internos y su discurso que de atajar lo prioritario, que era la corrupción. No solo en el PSOE, sino también en Compromís y Esquerra Unida.

¿Espera usted una reacción del electorado valenciano?

Creo que la sociedad valenciana está harta de la corrupción y de que se hayan llevado nuestro dinero en bolsos de Vuitton pero también en pequeños caprichos y en grandes cantidades a paraísos fiscales. La sociedad necesita explicaciones y urge una regeneración democrática. No es necesario un cambio de partido pero sí en la gente que ha llevado el poder.

Correa reconoció que había llevado mil millones de pesetas a Bárcenas: "Sé dónde los tiene, cómo los saca de España y el paraíso fiscal". ¿De quién es el dinero de Bárcenas en Suiza?

Es una de las grandes incógnitas que quedan por responder. Podemos tener sospechas y hay un sector de las personas que han investigado el caso que piensan que el dinero que hay en Suiza no era solo de Bárcenas o de Correa. Esperemos poder conocer algún día no muy lejano de quién era ese dinero.

¿Cuál es la relación del rey con Arturo Fasana y la cuenta 'soleado' que guarda grandes fortunas?

Hay periodistas que han investigado este asunto y han descubierto ciertas vinculaciones entre personas vinculadas a la trama de Correa con la Casa Real. Yo me remito a lo que estos periodistas han podido averiguar.

Un tercio de las corruptelas de la Comunidad Valenciana suceden en Orihuela. ¿Qué tiene para ser el epicentro de la corrupción?

Al igual que Benidorm, son lugares con una gran riqueza patrimonial, donde se concentra gran parte de la economía valenciana. Es donde primero pusieron los ojos los saqueadores porque sabían que podían obtener más dinero que en otros sitios. La trama Brugal es uno de los mayores escándalos de la democracia por el volumen económico y las acusaciones que pesan sobre algunos imputados, como Ripoll. No estamos ante piezas sueltas, sino que las diferentes tramas están conectadas entre sí. Si vas tirando del hilo, llegas a la presunta financiación irregular del partido de Nicolas Sarkozy. Todo está prácticamente unido y viene de lugares como Orihuela.

Dice que Zaplana es el diseñador del sistema corrupto que rige en la Comunidad Valenciana. ¿Cómo se explica que no haya estado ni siquiera imputado?

Zaplana aparece en muchas conversaciones con muchas de las personas que sí han estado investigadas. Ha habido estrechos colaboradores de Zaplana que han estado muy señalados, como Vicente Conesa, que está a punto de sentarse en el banquillo por el caso Terra Mítica. Ha tenido una gran habilidad para escapar de primera línea de los escándalos, cosa que Camps no logró.

Julio Iglesias ha reconocido que cobró más de lo que Zaplana dijo por los conciertos del caso Ivex y que recibió el dinero en sus cuentas en paraísos fiscales. ¿Qué responsabilidad y situación judicial tiene Zaplana, entonces presidente de la Generalitat y amigo del cantante? ¿Todavía puede ser imputado?

Personalmente ha conseguido esquivar el asunto, no así algunos de sus colaboradores. El caso Ivex es uno de los más antiguos y se ha ido dilatando en el tiempo. Todavía están pendientes algunas diligencias. Soy pesimista sobre la resolución del caso Ivex y mucho me temo que Zaplana nunca será llamado a declarar, y se terminará archivando. El principal imputado, el entonces director del Ivex, está fugado, y eso dificulta el esclarecimiento de lo ocurrido. Zaplana, o ha sido muy honesto, o muy hábil para no dejar rastro de las presuntas irregularidades que hubiera podido cometer. Pero ahora, 16 años después, el cantante confirmó lo que tanto tiempo nos negaron, el pago en B. Y eso la sociedad debe valorarlo.

En el caso Emarsa se investigan las irregularidades en la gestión de la depuradora de Pinedo. Se ha descubierto que con los fondos se pagó a prostitutas y se compraban voluntades de los trabajadores, todos ligados al PP. El dinero público inyectado a la empresa fue autorizado por Juan Cotino. ¿Su actuación ha tenido alguna repercusión?

Juan Cotino tiene responsabilidad al menos política. Hay una denuncia presentada en la Fiscalía sobre las adjudicaciones que firmó Cotino, pero aún está pendiente. Creo que va a ser una de las grandes sorpresas de este caso porque Cotino tiene una gran responsabilidad en la gestión del agua en Valencia. No es el único frente que tiene abierto, porque aparece en el caso Gürtel, su familia aparece en el caso Brugal y es una de las personas implicadas en la visita del Papa a Valencia. Es una de las personas que más explicaciones tiene que dar y una de las que menos da.

Rafael Blasco está acusado de quedarse con ayudas destinadas a niños enfermos de sida en el Tercer Mundo. ¿Cómo justificó el PP actuaciones como esta?

Rafael Blasco continúa negando irregularidades en este caso. La Abogacía ha pedido incluso la pena de prisión para el acusado. Hasta el mismísimo PP y la Generalitat han permitido que la Abogacía realice estas actuaciones porque las evidencias son enormes. Creo que Blasco lo va a tener muy mal para no entrar en la cárcel.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha