eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El comisario Villarejo renuncia a su coartada de la reunión con periodistas para negar la agresión a la doctora

La defensa del policía renuncia a su petición de que la jueza tome declaración como testigo a Esteban Urreiztieta 

Alega ahora que el periodista no puede acreditar "de manera fehaciente" que acudiera a la cita que tendría marcada en su agenda

Villarejo aseguraba que estaba reunido con él y con Eduardo Inda, pero éste guarda la factura de una compra a la hora del encuentro  

33 Comentarios

- PUBLICIDAD -
La juez dicta una orden de alejamiento contra Villarejo sobre doctora Pinto

El comisario José Manuel Villarejo a la salida de los juzgados de Estepona (Málaga) EFE

El comisario José Manuel Villarejo ha renunciado a la coartada según la cual estaba reunido con los periodistas Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta la tarde que la doctora Elisa Pinto fue apuñada. El policía jubilado esta imputado por la agresión a la mujer, cometida el 10 de abril de 2014.

Primero fue Eduardo Inda el que apareció en una grabación asegurando que tiene facturas de la compra de unos regalos en una tienda de ropa a la hora en la que Villarejo aseguraba que estaba reunido con él y con su entonces compañero de El Mundo en el hotel Holiday Inn Madrid Bernabéu. Ahora, la defensa del policía dice que Urreiztieta tampoco recuerda el encuentro.

“No puede acreditar de manera fehaciente (mediante mensajes u otra manera) que el 10 de abril de 2014, a las 20 horas, se encontraba reunido con el Sr. Villarejo, a pesar de que las notas personales consultadas por nuestro defendido así lo señalan”, afirma el abogado Ernesto Díaz Bastien en un escrito al que ha tenido acceso eldiario.es.

El letrado asegura que pone esta circunstancia en conocimiento de la jueza Belén Sánchez “a los efectos de que decida, en su caso, sobre la conveniencia procesal de dejar sin efecto” la toma de declaración de Urreiztieta, que el propio Villarejo había solicitado. 

“Desde  luego, no es intención e esta representación que en la causa se practiquen diligencias que pudieran ser inútiles, razón por la cual renunciamos a la testifical de dicho señor. Sin embargo, esta renuncia no altera en absoluto el convencimiento de nuestro patrocinado de que el día 10 de abril de 2014 a las 20 horas aproximadamente estuvo reunido con el señor Urreiztieta y/o el Sr. Inda”, añade el citado escrito.

La coartada de los periodistas fue esgrimida ante el juzgado por primera vez en julio de 2015. Villarejo solicitaba incluso que se comprobara la geolocalización de uno de sus móviles para constatar que estaba lejos del lugar de la agresión. Cuando el comisario hizo esa solicitud al juzgado había pasado más de un año. El policía, entonces en activo, debía saber, en función de su puesto y experiencia, que los datos de la geolocalización ya no se conservaban, según establece la Ley de Protección de Datos.

Además, esa tarjeta prepago que presentaba es la misma que ha aparecido en otros sumarios y que fue adquirida con la identidad de un ciudadano uruguayo. Ante el juez del caso Nicolás, Villarejo aseguró que se trata de un colaborador suyo en el país sudamericano que comenzó colaborando contra ETA en la década de los ochenta.

Villarejo ha sido imputado por la agresión a la doctora después de que la mujer le reconociera en una rueda de reconocimiento practicada en el juzgado a finales de junio. La jueza citó entonces al comisario jubilado en calidad de imputado. En su declaración, Villarejo negó haber sido contratado por el empresario Javier López Madrid para amenazar a la doctora y a su familia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha