eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

ENTREVISTA | Xavier Garcia Albiol

"Al gobernador del Banco de España le han temblado las piernas"

El candidato del PP a la Generalitat acusa a Luis María Linde de desmentirse a sí mismo sobre un futuro corralito catalán debido a la "presión mediática"

"Recoger firmas contra el Estatut seguramente no fue la acción más afortunada"

- PUBLICIDAD -
El alcalde de Badalona, Xavier García Albiol / Foto: EDU BAYER

El candidato del PP a la Generalitat, Xavier Garcia Albiol / Foto: EDU BAYER

El PP catalán confía en que el efecto Xavier Garcia Albiol suponga perder los menos votos posibles. Ninguna encuesta augura que el partido vaya a mantener los 19 escaños actuales conseguidos por Alicia Sánchez-Camacho. El exalcalde de Badalona se defiende esgrimiendo que antes del verano los sondeos le pronosticaban muchos menos y lo fía todo a una alta participación el próximo 27 de septiembre. 

¿Usted ha colaborado en algo a la hora de crispar la campaña?

Al contrario, creo que me he dedicado a hacer una campaña didáctica, explicando cuál es nuestro proyecto y las consecuencias de una hipotética independencia de Cataluña. 

O sea, que no.

¿Qué he de contestar? ¿Sí o no?

Usted conteste lo que quiera.

¡Ah! vale.

¿Qué ocurrió el martes en Reus? ¿Por qué les llamaban fascistas a usted y a Rajoy?

Que hicimos un acto con casi mil personas, visitamos una fábrica y también teníamos prevista una visita. Cometimos el error de anunciarla con demasiada antelación, la suficiente para que se organizara un boicot por parte de sectores independentistas. Este miércoles en Girona ha ido todo bien, más allá de un grupo de 15 personas con estelada que se han puesto a insultar y a gritar "Independència". Pero vamos, no tiene más importancia.

¿Fue un error recoger firmas contra el Estatut y que su partido alentara la catalanofobia?

A diez años vista, creo que es muy fácil hacer conclusiones. En aquel momento se hizo una campaña que se creyó que era oportuna, pero que hubo una parte de la población a la que no se lo pareció.

Le pregunto qué le pareció a usted, no a una parte de la población.

Diez años después, seguramente no fue la acción más afortunada.

Todos los líderes del PP catalán han tenido que pedir en algún momento a los dirigentes de Génova que se moderen y sean prudentes con sus declaraciones. ¿A usted le puede pasar algo parecido o no hay peligro?

Creo que no, porque estoy detectando por parte de mis compañeros mucha importancia a las elecciones del 27S y tienen claro que quien tiene que marcar la voz en la política catalana es el PP de Cataluña. Así que no. Mi experiencia es de mucha satisfacción.

Ninguna encuesta les pronostica más de 16 escaños. Ahora tienen 19. ¿Para ese viaje hacía falta cambiar de candidato y relevar a Alicia Sánchez Camacho?

Mire, hay una realidad, y es que en los últimos meses las expectativas electorales no eran las deseables y en los últimos tiempos, desde que yo asumí la candidatura, a partir de ahí hemos empezado a notar una reacción importante y un repunte de nuestras expectativas de voto. Estoy convencido de que con la alta participación que va a haber el 27S muchos vecinos que no se manifiestan públicamente, pero que ven que el PP puede defender sus intereses, nos permitirán conseguir unos resultados espectaculares.

¿Por qué optar a presidir el Gobierno de España, como hace Albert Rivera, lo ven como una traición?

Para mí es un error que en un momento clave para la política catalana y en donde todos los hombres y mujeres no independentistas necesitan que sus referentes estén dando la cara en el Parlament de Catalunya, Albert Rivera se haya equivocado por marcharse a hacer política a Madrid. Es legítimo pero considero que es un error. Me gustaría que hubiera estado sentado a mi lado en el Parlament a partir del 28 defendiendo a todos los que se consideran catalanes y españoles.

Si en una Cataluña independiente los catalanes van a perder su nacionalidad española y europea, ¿usted en qué se convierte? Quien dice usted, dice Jorge Fernández Díaz o Jorge Moragas, por ejemplo.

Mire, yo no creo que sea tanto eso como las consecuencias de que Cataluña se desgajara del resto de España. Todas las ventajas que tenemos por ser miembros de la Unión Europea dejaríamos de poder gozar de ellas. Eso es lo que verdaderamente importante. 

Entonces, ¿no se perdería la nacionalidad?

No se pierde la nacionalidad. Se trata de las consecuencias.

Si cree que el corralito es posible, ¿se está planteando hacer algo con su dinero o el de su familia?

Creo que al gobernador del Banco de España le han temblado las piernas a la hora de defender una consecuencia más que evidente. No quiero plantearme ese escenario ya que podría ser tremendamente perjudicial para las empresas y familias catalanas desde el punto de vista económico.

¿Cree que Luis María Linde se ha asustado?

En las declaraciones que ha hecho se ha desmentido a sí mismo cuando existe un informe de la propia Generalitat que admite que sería muy probable el corralito. Con la presión mediática le han temblado las piernas.

¿Tiene usted algún independentista en su familia o en su grupo de amigos?

Sí, claro.

¿Y están divididos, como dice el ministro Fernández Díaz?

Bueno, en algún caso la relación en los últimos meses no es ya la misma y hemos optado por no hablar de política.

¿Puso alguna pega al debate entre José Manuel García Margallo y Oriol Junqueras? Y no se escude en su director de campaña, por favor.

A mí cuando se plantea esta situación, el propio Margallo me llama para preguntar. Y yo le digo que cualquier debate que se plantee para explicar las consecuencias de la salida de la Unión Europea me parece positivo. Por tanto, yo no solo no lo critiqué sino que le di mi aprobación. Pero yo no estoy participando en las reuniones de campaña. Yo me dedico a ejecutar lo que se decide en las mismas.

¿Es un mandado como Rajoy?

Sí, de aquella manera, pero sí.

¿Mantiene que los inmigrantes que proceden de Latinoamérica son más interesantes para Cataluña que los de origen africano porque se integran mejor? ¿No es peligroso generalizar así?

Yo he señalado exactamente que la inmigración latinoamericana es más fácil de adaptar a la realidad catalana y española que otras. Por una cuestión muy clara de idiomas, de concepto familiar y de orden familiar. Yo lo mantengo.

¿Y no marca directamente a todos?

Yo no dudo de que la integración cuando existe voluntad, es posible. Pero no evita que piense que determinado perfil de inmigración es más fácil de integrar que otro.

¿Qué está haciendo usted para que Rajoy gane las elecciones generales?

Soy candidato desde el 28 de julio, aún no hace dos meses, así que no es que vaya muy sobrado. Por tanto, desde ese día intento defender nuestro proyecto y es una manera de ayudar a que Mariano Rajoy pueda ganar en España.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha