eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

VÍDEO

Unas horas con Pablo Iglesias

eldiario.es pasa unas horas entre bastidores con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, desde su casa, hasta el acto central de campaña con Ada Colau e Íñigo Errejón en la Caja Mágica de Madrid

"Hemos aprendido mucho de Ada Colau y de Manuela Carmena", subraya 

Iglesias saltó del escenario hasta el público para abrazar a su madre, a Luis Alegre y a Manolo Monereo, a quien el líder de Podemos define como "padre político"

104 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Dos instantes describen el domingo en la Caja Mágica de Madrid: Uno, el efusivo abrazo que se dieron Pablo Iglesias y Ada Colau, primero al verse en los camerinos y después ya ante el público. Otro, cuando Iglesias saltó desde el escenario para abrazar a tres personas situadas en primera fila: su madre, Luis Alegre y Manolo Monereo, a quien define como “mi padre político, sé lo que significa que estuviera hoy aquí”.

De Vallecas a la Caja Mágica

11:00 de la mañana del domingo 13 de diciembre. Esperamos al líder de Podemos en el portal de su casa, una vivienda modesta situada en el barrio de Vallecas. Laura Casielles, su jefa de prensa, sorbe lentamente un café y golpea los pies para entrar en calor. Casielles, poeta y Premio Nacional de Poesía Joven Miguel Hernández, compagina sus tareas dentro del partido con un blog en el que procura escribir cada día, incluso en campaña, compartiendo reflexiones más allá de la política. “Me paso horas pensando en qué tiene que decir Pablo Iglesias, me viene bien regresar a mi identidad y no abandonar la poesía”, explica.

A las 11:15 baja Pablo Iglesias. Conversa un instante con su personal de seguridad y nos montamos en los coches. “Id con él y aprovecháis para conversar”, comenta Casielles. Poco después llegamos a la Caja Mágica. El edificio está completamente rodeado de gente que aguarda una cola kilométrica para poder entrar:

“Para los que venimos de nuestra tradición ver representación de país es la leche”, confiesa mientras observa a través de la ventanilla.

Pablo Iglesias llega en coche a la Caja Mágica de Madrid, donde este domingo se celebró uno de los principales actos de Podemos, con Ada Colau. Fuera, colas de gente esperando para entrar / Foto extraida del vídeo realizado por eldiario.es

Pablo Iglesias llega en coche a la Caja Mágica de Madrid, donde este domingo se celebró uno de los principales actos de Podemos, con Ada Colau. Fuera, colas de gente esperando para entrar / Foto extraida del vídeo realizado por eldiario.es

Dentro, en una pequeña sala, aguardan Ada Colau y algunos de los integrantes más destacados de Podemos: Íñigo Errejón, Irene Montero, Rafa Mayoral, Tania Sánchez, la jueza Victoria Rosell, Pablo Echenique, Carolina Bescansa, Jorge Moruno o Eduardo Fernández Rubiño.

Con ellos, además de Laura Casielles, dos de las personas que conforman el equipo de Iglesias: Belén Guerra y Paz Vaello, de organización y prensa. Vaello estudió Filosofía, es periodista y fue colaboradora de Tania Sánchez. Belén Guerra, experta en temas culturales, dirigió la Fundación Contamíname y formó parte como violonchelista del grupo de músicos del cantautor Pedro Guerra, su hermano.

“Son mucho más eficaces trabajando, más empáticas, menos ególatras, también por supuesto hay muchos compañeros así, pero es verdad que ellas saben muy bien hacer equipo para que no sea una suma de egos”, dice el líder de Podemos.

En la sala que hace las veces de camerino Iglesias saluda a sus compañeros, se abraza con Ada Colau y después se sienta en un rincón para tomar algunas notas antes de salir a escena. Al cabo de un rato alguien comenta que el recinto está ya prácticamente lleno. Caben 12.000 personas en la Caja Mágica.

Pablo Iglesias a punto de salir este domingo al escenario en la Caja Mágica de Madrid, con Eduardo Fernández Rubiño, Pablo Bustinduy, Tania Sánchez, Irene Montero y Belén Guerra, todos de Podemos / Foto del vídeo realizado por eldiario.es

Pablo Iglesias a punto de salir este domingo al escenario en la Caja Mágica de Madrid, con Eduardo Fernández Rubiño, Pablo Bustinduy, Tania Sánchez, Irene Montero y Belén Guerra, todos de Podemos / Foto del vídeo realizado por eldiario.es

12:30: Errejón silba, Bescansa salta

12:30. Hay nervios. Carolina Bescansa salta, quizá para quitárselos o simplemente para entrar en calor justo antes de salir al escenario. Errejón escribe en un pequeño cuaderno de notas y de vez en cuando silba la sintonía de la banda sonora de Cazafantasmas, la música con la que suelen iniciar los mítines. “He pasado de Vetusta Morla a Cazafantasmas, no puedo evitar que se me pegue”, comenta.

Irene Montero, directora del gabinete de Iglesias, habla con él sobre cuestiones de actualidad mientras la hija de Carolina Bescansa, de corta edad, corretea entre los adultos. “La niña de los escenarios”, le dice alguien mientras la abraza.

Las integrantes del equipo de organización dan instrucciones: “Salís, posáis para los fotógrafos, tendréis banquetas con vuestros nombres para que sepáis cuál corresponde a cada uno”

“¿Las banquetitas son banquetitas rompe-espaldas?”, pregunta Pablo Iglesias.

“Hay una línea marcada en el suelo que indica que ahí tenéis que colocaros para las fotos”, prosigue alguien de organización.

“Entonces, ¿la foto es abajo o arriba del escenario?”, pregunta Errejón.

“¿Hacemos lo de Valencia?”, propone Iglesias. Alguien pregunta qué es lo de Valencia. “Nos cogemos todos de la mano y saludamos inclinándonos", contesta.  

Errejón bromea: “Nos hacemos un Braveheart”, dice en referencia al film en el que guerreros escoceses se levantan la falda antes de iniciar el combate.  “Al grito de remontada”, dice alguien más y se oyen carcajadas.

Las bromas se suceden en un intento por rebajar los nervios. Después, de nuevo cada uno vuelve a sus notas para repasar los últimos apuntes. Se hace un silencio solemne y tras ello, emprenden la marcha hacia el escenario.

Jorge Moruno, responsable de argumentario de Podemos, propone que alguien grite algo para caldear el ambiente. Son unas veinte personas las que siguen a Iglesias desde bastidores por un largo pasillo hasta salir a las gradas. Errejón da unos golpes en una puerta, en señal de ánimo. “Vamos, vamos!”, dice.

Ada Colau y Carolina Bescansa conversan en privado antes de salir al escenario en el acto de Madrid de este domingo 13 de diciembre / Foto extraida del vídeo realizado por eldiario.es

Ada Colau y Carolina Bescansa conversan en privado antes de salir al escenario en el acto de Madrid de este domingo 13 de diciembre / Foto extraida del vídeo realizado por eldiario.es

 

Iglesias y Colau con lágrimas

Iglesias y Colau no van directos al escenario. Salen por detrás, para mezclarse entre el público, abrazar a la gente, para pararse con ellos. Lo mismo hace el resto de personas que hablará desde el escenario: Pablo Bustinduy, Irene Montero, Tania Sánchez, Rafa Mayoral, Carolina Bescansa e Íñigo Errejón. La Caja Mágica estalla al grito de Sí se puede y de remontada. La gente hace la ola desde las gradas, aplaude, jalea a los candidatos.

En primera fila, entre el público, se sientan José Manuel López, portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, con algunos diputados autonómicos de Podemos, con Luis Alegre y con alguien que significa mucho para Pablo Iglesias: Manolo Monereo, referente político del líder de Podemos e integrante histórico de la formación Izquierda Unida ya jubilado tras abandonar los órganos de la dirección de dicha agrupación hace unos meses.

El primero en hablar desde el escenario es Pablo Bustinduy, candidato por Madrid, responsable del área Internacional de la organización, y lo hace nombrando al expresidente de Uruguay, José Mujica:

“Pedro Sánchez, que está muy nervioso estos días, le dijo a Iglesias:  “no tienes pinta de ser presidente”. Eso mismo dijeron del presidente Mújica, y nosotros y decimos desde aquí: Honor a los presidentes que se parecen a su pueblo, honor a los que no se olvidan de dónde vienen, honor a los que no se venden”, dice. Desde su taburete, Pablo Iglesias, muy serio, aplaude, conmovido.

Ada Colau también se emociona cuando le toca hablar, al mencionar la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

Carolina Bescansa dedica unas palabras a su hija de 5 años: "Gracias a mi hija porque anoche durmió fuera de casa y hoy desayunó en el coche”.

Ada Colau y Pablo Iglesias saliendo al escenario / Foto extraida del vídeo realizado por eldiario.es

Ada Colau y Pablo Iglesias saliendo al escenario / Foto extraida del vídeo realizado por eldiario.es

 

Las menciones a la ternura 

Poco antes de las tres de la tarde toma la palabra Ada Colau, presentada por Errejón como una compañera “tan firme con la mafia como tierna y cariñosa con nuestra gente, con los de abajo”.

Colau comienza hablando en catalán, dando las gracias “por hacerme sentir como en casa”. “Hace años que me siento en casa porque vengo al Madrid del no pasarán, al Madrid de Sol, al Madrid del 15M, al Madrid valiente y digno que se organizó en mareas… Y ahora más aún, con Ahora Madrid y Manuela Carmena”, exclama la alcaldesa de Barcelona.

Desde el público alguien grita: “Te queremos Ada!”. Y ella contesta: “Y yo a vosotros, si no fuera por vosotros no estaría aquí”.

Le toca el turno a Pablo Iglesias. Se levanta, saluda, se coloca la mano en el corazón y el público entero se pone en pie. “La ternura es la llave del cambio”, dice ante el micrófono. Y salta hacia el público desde el escenario. La gente de seguridad vive momentos de desconcierto, mientras él se acerca a su madre, a Luis Alegre y a Manolo Monereo para abrazarlos. Monereo se emociona.

Después, ya entre bambalinas, el líder de Podemos explica: “Salté porque quería saludar a tres personas, a Manolo que es un padre político para mi, sé qué significa que él esté en un acto como este, a Luis Alegre, compañero de hace muchos años y que se ha dejado la piel en Madrid y quería abrazar a mi madre”. 

También confiesa que está “con las emociones a flor de piel” porque “son días muy intensos”, y porque “la política también es eso; la política sin emociones, sin todo lo que hay detrás, sin el esfuerzo, no tiene sentido. Nos duelen las cosas y también nos emocionan. Somos así y se nos nota”.

Rafa Mayoral, Tania Sánchez, Ada Colau y Pablo Iglesias saludando desde el escenario en Madrid / Foto del vídeo realizado por eldiario.es

Rafa Mayoral, Tania Sánchez, Ada Colau y Pablo Iglesias saludando desde el escenario en Madrid / Foto del vídeo realizado por eldiario.es

 

Unos espagueti en casa

Son las tres y media de la tarde y el equipo de Podemos solo tiene una hora para almorzar antes de salir rumbo a Toledo para su siguiente mitin. Iglesias opta por regresar a su casa: “Voy a hacer pasta en un momento, últimamente me alimento a base de ella. Aunque sea solo media hora me viene bien pasar por casa”.

En el trayecto sigue hablando: “Hemos aprendido mucho de Ada Colau y de Manuela Carmena. Del cambio a partir de la sonrisa, con más pedagogía, con un estilo mucho menos agresivo”.

De Ciudadanos comenta: “Nos diferencia de ellos la autenticidad. La palabra que les define muy bien es el “casi”. Casi logran convencer de cosas, pero en esta campaña la gente ve el enorme contraste entre lo que se dice y lo que se hace, se ha visto de forma muy clara la diferencia entre la autenticidad y el marketing. La propuesta de Ciudadanos de no entender lo que significa la violencia sobre las mujeres es una mala noticia y espero que rectifiquen”.

Ya frente a su casa, saliendo del coche, comenta: “Tenemos sensación de remontada y las encuestas, que siempre son conservadoras, reconocen que hay remontada”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha