eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los etarras juzgados en París: la posición de Madrid y París es irresponsable

- PUBLICIDAD -
Los etarras juzgados en París: la posición de Madrid y París es irresponsable

Los etarras juzgados en París: la posición de Madrid y París es irresponsable

Los etarras juzgados en París por el tiroteo que acabó en la muerte de un policía francés en 2010 dijeron hoy que, cuatro años después del anuncio por la banda del fin de la lucha armada, las autoridades españolas y francesas tienen una posición "totalmente irresponsable e incomprensible".

"En lugar de abordar las raíces del conflicto político, se dedican a hacerlo perenne", señaló Arkaitz Aguirregabiria en la lectura de un texto que dijo pronunciar en nombre de los seis que se sientan en el banquillo del Tribunal de lo Criminal de París, que hoy mismo debe dictar sentencia contra ellos.

Aguirregabiria, que insistió en que ETA mantiene su decisión de dejar la lucha armada, señaló que la postura ante ese hecho de los Estados español y francés les parece "irresponsable e incomprensible".

Explicó que "para algunos, el objetivo es seguir amasando beneficios y mantener a la gente oprimida y explotada, mientras nuestro sueño es una Euskal Herria libre compuesta de ciudadanos libres".

El etarra afirmó que, frente a quienes dicen que la lucha antiterrorista ha reducido a los miembros de su organización hasta poder "caber en un coche", "en realidad son miles de personas los que han militado en ETA, con un arma en las manos, con un ordenador, con un pico o con un bolígrafo".

Frente a las demandas de las autoridades españolas y francesas para que ETA se disuelva y entregue las armas, la consigna de la declaración de los seis encausados es que "la lucha no está acabada".

Puntualizó que "no es con la clase política que los actores y los simpatizantes de la liberación del País Vasco deben tratar de unirse, sino con la gente. La construcción de un país se hace desde la base, está en marcha, nuestro país lo está construyendo la gente de la calle".

Tras la última palabra dada a los acusados -Aguirregabiria fue el único que quiso añadir algo, en nombre de todos- el juicio quedó visto para sentencia.

La Fiscalía ha pedido cadena perpetua para el ex jefe militar, Mikel Carrera Sarobe, al considerar que es uno de los dos etarras -el otro no ha sido formalmente identificado- que disparó y alcanzó mortalmente al brigadier jefe Jean-Serge Nérin el 16 de marzo de 2010 en Villiers en Bière, al sur de París.

Un comando etarra había atracado ese día un concesionario de vehículos de segunda mano del que robó cinco coches, pero a pocos cientos de metros se topó con una patrulla policial con la que entabló un tiroteo en la que murió Nérin, que se considera la última víctima mortal de la organización terrorista.

El Ministerio Público ha solicitado una pena de 30 años contra Aguirregabiria por considerar que, debido a su posición jerárquica, fue el que dio consignas de utilizar las armas contra los agentes antes de que llegara Carrera Sarobe.

También ha requerido 25 años tanto contra Joseba Fernández Aspurz como contra Josu Urbieta Alcorta, por haber participado también en el tiroteo.

Para Izaskun Lesaka y Xabier Goienetxea, las penas pedidas son de 18 años, por haber tomado parte en el atraco del concesionario, durante el cual fue violentado y secuestrado el único empleado presente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha