eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El alcalde de Roma, insultado por vecinos que protestan contra inmigrantes

- PUBLICIDAD -
El alcalde de Roma, insultado por vecinos que protestan contra inmigrantes

El alcalde de Roma, insultado por vecinos que protestan contra inmigrantes

El alcalde de Roma, Ignazio Marino, fue hoy recibido con abucheos e insultos en el barrio de Tor Sapienza, donde los vecinos se manifiestan desde hace días para pedir la marcha de los inmigrantes de un centro de acogida.

Este barrio, en la periferia este de la capital italiana, cuenta con un centro que acoge a inmigrantes y refugiados que ha registrado graves incidentes desde el martes.

Los residentes culpan a los inmigrantes, entre ellos egipcios, bengalíes, afganos y malienses, del tráfico de drogas y de la inseguridad que, según denuncian, se vive en la zona.

Sus concentraciones ante este centro se han tornado en ocasiones en violentas manifestaciones en las que los vecinos, algunos encapuchados, han lanzado piedras y botellas a la fachada de la institución.

Ante la creciente conflictividad, las autoridades decidieron ayer desalojar a los menores de edad del centro, que fueron trasladados a otras sedes de la ciudad.

El alcalde de Roma visitó hoy el barrio, donde fue recibido por los vecinos con abucheos y todo tipo de insultos, como "bufón", al tiempo que le recriminaban "haber arruinado Roma".

Tras supervisar el área escoltado por las fuerzas del orden, Marino se reunió con un grupo de representantes de los vecinos, que le expusieron sus quejas.

Al término del encuentro, el regidor del Partido Demócrata, de centroizquierda, explicó a los periodistas que "la hospitalidad es una cosa y la violencia otra".

"Nos concentraremos en los problemas de este barrio sin menoscabar la acogida" a los inmigrantes, dijo.

Los refugiados que residen en este centro, gestionado por la cooperativa social "Il Sorriso", han publicado en los medios una carta conjunta en la que subrayan que no han llegado a Italia para "causar problemas, sino para buscar una vida nueva".

"Estos días han dicho muchas cosas de nosotros: que robamos, que violamos mujeres, que somos inciviles, que degradamos el barrio (...) Nosotros no hemos venido a Italia a causar problemas ni para discutir con los italianos, sino para construir una nueva vida, junto a los italianos", reza la misiva.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha