eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una huelga deja sin servicio el metro de Lisboa por segunda vez en una semana

- PUBLICIDAD -
Una huelga deja sin servicio el metro de Lisboa por segunda vez en una semana

Una huelga deja sin servicio el metro de Lisboa por segunda vez en una semana

La huelga convocada por los trabajadores del metro de Lisboa volvió a dejar hoy sin servicio suburbano a la capital de Portugal durante todo el día, lo que generó un torrente de protestas entre los usuarios y complicó el tráfico rodado.

Éste es el segundo paro de 24 horas realizado por los empleados de la empresa pública que gestiona el metropolitano en apenas una semana -en ninguno de los dos casos las autoridades fijaron servicios mínimos- con el propósito de mostrar su rechazo a los intentos del Gobierno luso de privatizar la compañía.

Metro de Lisboa confirmó que todas las estaciones de la ciudad amanecieron cerradas e informó de que no está previsto que vuelva a circular ningún convoy hasta las 06.30 horas de mañana miércoles.

La plantilla del suburbano lisboeta se sumó de forma masiva a las decenas de huelgas convocadas en los últimos años para protestar también por la política de ajustes y recortes aplicada en el sector público por el actual Gobierno, de signo conservador.

De hecho, sólo en 2015 ya se realizaron otras cuatro jornadas con paros, aunque en este caso fueron parciales y el servicio volvió a la normalidad en torno al mediodía.

Como es habitual cada vez que hay huelga en el metro, el servicio de autobuses urbano fue reforzado con más vehículos en algunas líneas, aunque ello no evitó largas filas en las paradas.

También se agravó el caos circulatorio en la ciudad a primera hora de la mañana y se prevé que sus consecuencias sean todavía más perceptibles a última hora de la tarde.

El metropolitano lisboeta -que cuenta con cuatro líneas y más de medio centenar de estaciones- transporta diariamente a cerca de 450.000 personas, según datos de la propia empresa.

Medios lusos se hicieron eco hoy de las críticas de los usuarios del suburbano perjudicados por esta huelga, que ha dificultado a muchos llegar a tiempo a su puesto de trabajo.

También se registraron quejas sobre la negativa de la compañía a devolver el importe correspondiente a esta jornada sin servicio a aquellos que pagaron por un bono mensual, y que en Lisboa supone un coste superior a los 35 euros.

Desde el sindicato convocante, un portavoz explicó que estos paros son "el último recurso" de los trabajadores para intentar evitar la privatización del Metro de Lisboa, una venta que "no interesa ni a los empleados, ni a la población ni al país".

Recordó, asimismo, que quienes participan en la huelga también se ven directamente afectados al renunciar a un día de salario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha