eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Un exdirector de la campaña de Trump se entrega al FBI por la investigación de la trama rusa en las elecciones

Paul Manafort se enfrentará a cargos en la investigación sobre la influencia de Rusia en los comicios presidenciales de 2016. Su socio, Rick Gates, es otro de los sospechosos

- PUBLICIDAD -
El ex jefe de campaña de Trump se entrega al FBI por el caso de la trama rusa

El exjefe de campaña de Trump se entrega al FBI por el caso de la trama rusa EFE

El exdirector de campaña de Donald Trump, Paul Manafort, se ha entregado esta mañana en las oficinas del FBI en Washington horas después de que se le comunicara que iba a ser procesado. También se ha entregado Rick Gates, uno de sus antiguos socios.

Según el New York Times, Manafort y Gates son las dos primeras personas que se enfrentarán a cargos en la investigación dirigida por el consejero especial Robert Mueller –en funciones de fiscal– sobre las interferencias rusas en la campaña de las elecciones presidenciales de 2016, y la posible connivencia de la campaña de Trump para conseguir ese propósito.

Donald Trump no se ha tomado muy bien la noticia. En Twitter, ha alegado que los hechos que implican a Manafort ocurrieron hace muchos años, antes de que se integrara en su campaña electoral. Eso no es cierto. El auto de procesamiento indica que se investiga a Manafort por varios hechos, algunos de los cuales han tenido lugar este año. 

El presidente de EEUU aprovecha el tuit para pedir que se investigue a Hillary Clinton ("Crooked Hillary", la corrupta Hillary) y a los demócratas. 

Manafort ha salido de su apartamento en el norte de Virginia poco después de las ocho de la mañana, ocultando su rostro a las cámaras de televisión. Entró en las oficinas del FBI en Washington 15 minutos después, acompañado de su abogado.

Antes de convertirse en el director de campaña de Donald Trump en el verano de 2016, Manafort tenía amplios vínculos comerciales con Ucrania, donde representó a importante figuras favorables a Moscú, incluido su entonces presidente Yanukóvich.

Rick Gates es sospechoso de haber participado en la creación de compañías subsidiarias en Chipre que recibían dinero de fuentes de Europa del Este. 

Tras la publicación de sus acuerdos comerciales en Ucrania, a Manafort se le pidió su dimisión del equipo de campaña de Trump en agosto de 2016. Diversas fuentes declararon a the Guardian entonces que Trump nunca llegó a establecer un fuerte vínculo con él.

Sin embargo, Gates siguió formando parte del equipo de campaña y trabajó en el comité inaugural de Trump. Supuestamente ha sido un visitante asiduo a la Casa Blanca  durante la Administración de Trump.

El FBI efectuó en julio una redada en una casa del exjefe de campaña de Trump

El FBI efectuó en julio una redada en una casa del exjefe de campaña de Trump EFE

Las acusaciones a las que se enfrentan ambos no están claras. La investigación de Mueller es muy amplia, cubriendo conspiración, blanqueo de capitales y evasión fiscal. Un portavoz de Manafort no ha respondido de inmediato a la petición de comentar lo sucedido.

Manafort se unió a la campaña de Trump en marzo de 2016, cuando los republicanos se enfrentaban a la posibilidad de la primera convención en disputa desde 1976. Trump tenía una mayoría de delegados, pero varios dirigentes republicanos discutían la posibilidad de que se eligiera otro candidato. Este experimentado operador político ayudó a Trump no solo a ganar la mayoría necesaria, sino también a evitar cualquier lucha sobre el escenario en Cleveland.

Sin embargo, Manafort no asumió formalmente las riendas de la campaña hasta el 20 de junio, cuando el exdirector de campaña  Corey Lewandowski fue despedido. Lewandowski afirmó tras su expulsión: "Paul Manafort ha estado al control de las operaciones desde el 7 de abril. Eso es un hecho".

Manafort también jugó un papel decisivo para asegurar que Trump eligiese al gobernador de Indiana, Mike Pence, como su candidato a vicepresidente.

Una figura clave del Partido Republicano desde hace tiempo, Manafort ayudó a Gerald Ford a ganar a Ronald Reagan en el año 1976. Después trabajó para Reagan en 1980. También ha sido el asesor de otros republicanos, entre los que destacan el expresidente George H.W. Bush y Bob Dole, que perdió las elecciones presidenciales en 1996 frente a Bill Clinton. Su carrera internacional le impidió tomar una posición en la campaña de McCain en el año 2008.

Un ayudante de campaña se declara culpable

Aparte del incidente de Manafort, George Papadopoulos, exasesor de política exterior durante la campaña, se declaró culpable a principios de este mes de mentir a los agentes del FBI, de acuerdo con la oficina del fiscal especial Bob Mueller.

La declaración de culpabilidad, publicada este lunes, sostiene que Papadopoulos mintió sobre sus contactos con un influyente "profesor extranjero" que tenía "conexiones importantes con agentes del Gobierno ruso". De acuerdo con la declaración, el profesor dijo a Papadopoulos que tenía "trapos sucios" sobre Hillary Clinton en "miles de correos".

Papadopoulos había dicho a los agentes en repetidas ocasiones que supo de esta información antes de participar en la campaña de Trump. De hecho, se reunió con el profesor tan solo unos días después de convertirse en asesor de campaña.

Al principio también dijo a los investigadores que el profesor era un "don nadie", cuando en realidad supo que el profesor tenía "conexiones importantes con agentes del Gobierno ruso", sostiene el documento.

Traducido por Javier Biosca y Cristina Armunia

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha