eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Elecciones en Grecia: ahora o nunca

- PUBLICIDAD -

23.15

Al 85% de los votos escrutados, ND mantiene una ventaja de 3,3 puntos sobre Syriza. No se espera que el escrutinio cambie en lo fundamental la estimación difundida hace unas horas. Alexis Tsipras ha llamado a Samaras para felicitarle por la victoria y ha anunciado que Syriza no estará en un Gobierno de coalición. Para un partido que sacó un 4,6% en las elecciones hace tres años y un 16,7% hace un mes, el resultado (ahora mismo en torno al 26,6%), el aumento de votos es espectacular. Dejará que ND y Pasok asuman la ingrata tarea de intentar detener la caída libre de la economía griega.

Samaras tiene ahora ante sí una tarea que suena algo contradictoria. Ha anunciado en la fiesta de celebración de la victoria que su Gobierno "cumplirá los compromisos" (firmados con la UE) y al mismo tiempo apostará por "políticas orientadas al crecimiento que nos permitan la recuperación". Cómo puede conseguir esa doble misión es un misterio.

Habrá negociación de las condiciones impuestas por la UE, el BCE y el FMI con el segundo rescate de la economía griega, pero desconocemos cuánto margen de acción concederán las autoridades comunitarias al nuevo Gobierno. En el comunicado emitido esta noche por el Eurogrupo no hay indicios de ninguna flexibilidad.

"El Eurogrupo desea una pronta formación del nuevo Gobierno griego, que asumirá la responsabilidad del programa de ajustes con el que Grecia y el Eurogrupo se comprometieron este año".

Traducción: la UE espera que el nuevo Gobierno cumpla los compromisos adquiridos por el Gobierno anterior, el presidido por el tecnócrata Papadimos.

Es probable que Samaras tenga otras ideas al respecto.

20.45

Antes de lo que yo pensaba, ya está aquí la predicción oficial basada en las primeras papeletas de una muestra de colegios electorales. Ganará Nueva Democracia con el 29,5%. Syriza: 27,1%. Gracias al bonus de 50 escaños, eso dejaría a ND con 128 y a Syriza con 72. Resultados completos:

ND 128 escaños. Syriza 72. Pasok 33. Griegos Independientes 20. Amanecer Dorado 18. Izquierda Democrática 17. KKE 12.

Esta estimación resultó bastante atinada en las elecciones de mayo, aunque la diferencia resultó decisiva. Daba a esta hora 151 escaños a la suma ND+Pasok, y al final resultaron ser 149.

En este caso, la hipotética mayoría absoluta sería más amplia, 161 escaños, a los que quizá se podría sumar Izquierda Democrática con sus 17 diputados. A ND no le convendría confiar sólo en un partido tan ciclotímico como el Pasok, donde Venizelos tiene que estar amenazando constantemente con expulsiones a aquellos dirigentes que amenazan con salirse de la línea oficial.

Un diputado de Pasok ya ha dicho que no deberían formar parte del Gobierno a menos que también esté en él Syriza, algo muy poco probable. Razón de más para que Samaras se asegure otros apoyos. 

19.45

Segunda ronda del sondeo de MegaTV, se supone que con las predicciones más ajustadas:

ND 28,6-30%. Syriza 27,5-28%. Pasok 11-12,4%. Griegos Independientes 6,8-7,8%. Amanecer Dorado 6,5-7,1%. Izquierda Democrática 5,8-6,6%. KKE 4,8-5,6%.

En escaños (incluyendo el bonus de 50 al partido más votado). ND 127. Syriza 72. Pasok 32. Griegos Independientes 21. Amanecer Dorado 19. Izquierda Democrática 16. KKE 13.

Hay que insistir en lo obvio. Se trata de sondeos en los que la diferencia entre los dos primeros partidos es muy estrecha. Si Syriza adelantara a ND, el reparto de escaños cambiaría por completo.

Al no haber aún un ganador claro, es probable que la estimación que hace el Ministerio del Interior no se haga pública antes de las 21.00 hora española.

18.50

 

El aumento de los votos conseguidos por Syriza y ND facilita la formación del Gobierno. Si este pronóstico se confirma (130 escaños para el ganador, incluido el bonus de 50), podría haber un Gobierno de dos partidos. El Pasok obtuvo 41 escaños en las elecciones de mayo con un 13% de los votos.

18.20

Varios sondeos publicados tras el cierre de los colegios electorales arrojan un empate técnico entre los dos principales partidos, Nueva Democracia y Syriza.

MegaTV: ND: 27,5-30,5%. Syriza: 27-30%. Pasok: 10-12%. Griegos Independientes (conservadores): 6-7,5%. Amanecer Dorado (neonazis): 6-7,5%. Izquierda Democrática (progresistas): 5,5-6,5%. KKE (comunistas): 5-6%.

Skai: Syriza: 28%. ND: 27,5%. Pasok: 13%. Griegos Independientes: 7,5%. Izquierda Democrática: 7,5%. Amanecer Dorado: 5,5%. KKE: 5,5%.
---

Grecia decidirá el futuro de la eurozona, dicen los titulares. O de Europa. O de la economía mundial. Los griegos se considerarían bastante afortunados si pudieran decidir con el voto el futuro de su propio país. Para Nueva Democracia, resulta sencilo. Sólo tienen que alejarse de los partidos de izquierda que propugnan una renegociación completa de las condiciones del último rescate de Grecia y una nueva política económica que abandone la austeridad.

El anuncio de arriba insiste en la idea de pulsar el voto del miedo, una tendencia muy extendida de una forma u otra en la campaña electoral de todos los partidos, pero a la que ND se ha aplicado desde el principio. La victoria del rival es la antesala del caos. "Lo que está en juego es nuestra existencia como nación", dijo Samaras en el mitin final de la campaña. Votar a la izquierda colocará a Grecia fuera de la eurozona y abocada a la miseria.

Resulta difícil sorprenderse de ese nivel de drama en un país que ha entrado en su quinto año de recesión, con una caída del 6,5% en el PIB del primer trimestre de este año con respecto al mismo periodo del año anterior, un desempleo de casi el 22% en marzo y un paro juvenil superior al 50%, donde el Estado no tiene garantizado el pago de las pensiones a partir de julio si no continúa llegando la ayuda financiera de la UE y el FMI, y donde muchos enfermos no tienen dinero para pagar sus medicinas porque las farmacias ya no las entregan si no se pagan en efectivo porque la sanidad pública no se las abona, como explica este estremecedor artículo de Nick Malkoutzis.

Al igual que en el judo, la campaña de Syriza ha utilizado los mensajes de sus adversarios anteriores a la campaña en su favor. En el anuncio recuerda que el líder de ND, Antoni Samaras, ya se mostró en contra de las condiciones del anterior rescate y planteó que la renegociación era imprescindible. Al final de la campaña, Samaras ha recuperado esa promesa, obviamente no de la misma forma que Syriza. Todo se renegocia en la UE y aunque Alemania insista que no hay ya margen para eso, cualquier partido es consciente de que ondear la bandera de Berlín en Grecia es garantía de derrota.

"Samaras y Venizelos (líder del Pasok) quieren que la gente tenga miedo, que se sienta sometida y forzada a obedecer y esperar su perdición", dijo Alexis Tsipras en el mitin final. "Nunca nos entregamos, nunca nos rendimos ni en los momentos más difíciles de nuestra historia".

Syriza enarbola el estandarte de la "dignidad y soberanía". En ese campo, Syriza ha recibido la inestimable ayuda de la prensa alemana. A nadie le gusta recibir órdenes desde el extranjero, aún menos a los griegos, un pueblo muy nacionalista. La edición alemana del Financial Times ya les advirtió en un editorial que además estaba traducido al griego lo que les pasaría si votaban a los partidos 'equivocados'.

Ha habido más. El sensacionalista Bild, el más leído de Alemania, no necesariamente el más creíble, ha publicado un mensaje a los griegos repleto de condescendencia: "Vuestros cajeros automáticos continúan dando euros sólo porque nosotros los hemos llenado, los alemanes y las otras naciones que forman el euro". Y luego sigue: "Si ganan las elecciones los partidos que quieren poner fin a la austeridad y las reformas, rompiendo todos los acuerdos, dejaremos de pagaros".

Parece que algunos medios alemanes quieren que gane Syriza. No es extraño que los dirigentes de ND reaccionaran con un considerable enfado a estos anuncios.

Sin sondeos desde el 1 de junio, el pronóstico del ganador es un ejercicio algo inútil. En el terreno de las especulaciones, en los últimos días se ha hablado mucho de las razones del aumento del 14% la Bolsa de Atenas esta semana, que fue especialmente llamativo el jueves, cuando los bancos disfrutaron de subidas superiores al 20%. Está prohibido publicar encuestas, pero no realizarlas. De ahí que se haya dicho que los sondeos 'privados' encargados por partidos y organizaciones empresariales estuvieran dando ventajas pequeñas pero significativas a Nueva Democracia. Nadie lo ha confirmado.

La clave es quedar primero y con ello recibir la bonificación de 50 escaños. El Pasok, siempre en torno al 13% en los sondeos, es la muleta obligada de ND. El partido conservador Griegos Independientes, una escisión de ND, tendrá ahora un peor resultado que en mayo, pero puede aportar la ración de escaños que falte. Ahí el problema es más personal que político. Su líder ha dicho que estaría dispuesto en principio a apoyar un Gobierno de coalición dirigido por ND, siempre que no estuviera presidido por Samaras.

La bonificación y la fragmentación del Parlamento hace muy difícil, o casi imposible, que sea viable un Gobierno de coalición que no cuente en sus filas con el partido más votado.

Los colegios electorales cierran a las 18.00, hora española. Habrá sondeos a esa hora, pero con un resultado ajustado puede que no sirvan de mucho. A partir de las 20.30, se podrá conocer una estimación del resultado basada en el comienzo del escrutinio. Quizá tampoco sea definitivo. En las elecciones de mayo, la proyección que hizo a las nueve de la noche el Ministerio de Interior concedía 151 escaños (la mayoría absoluta exacta) a la suma ND + Pasok. El escrutinio al 68% aún les daba 153 escaños a las doce y cuarto de la noche. Al final se quedaron en 149.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha