eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Que alguien me explique lo de Susana Díaz (y de paso lo de Pedro Sánchez)

La terna Díaz-Sánchez-López, ¿es lo mejor que el PSOE puede ofrecer a militantes y votantes desencantados?

100 Comentarios

- PUBLICIDAD -
PSOE y Cs eximen a Díaz de responsabilidad política por los cursos de formación

EFE

Uno de los misterios para mí más insondables de la política española es el prestigio de Susana Díaz, y las expectativas que despierta entre muchos socialistas. Llevo tres años oyendo que Díaz es "la gran esperanza blanca del PSOE", un arrollador "animal político", "la líder llamada a salvar el partido y recuperar el gobierno" (son todo citas literales). Si hay algún susanólogo en la sala, que me lo explique, por favor, soy todo oídos.

Curiosa esperanza blanca esa que se pasa tres años amagando con dar el salto sin acabar de decidirse, hasta que casi se le pasa el arroz. No sé qué tipo de animal político es quien apoya a un candidato (el Pedro Sánchez de 2014) para que lidere el partido, esperando que una vez en la secretaría general se conforme con calentar un rato la silla, y luego se dedica a hacerle la cama desde el día después del congreso. Y extraña forma de salvar el partido esa de tumbar al secretario de malas maneras y poner una gestora, para además dar el gobierno al PP contra lo deseado por la militancia.

Lo de que Díaz es la mejor opción para recuperar el gobierno de España también necesito que me lo expliquen: que yo sepa, llegó a la presidencia andaluza sin pasar por las urnas, tras dimitir el anterior presidente; y contra su fama de ser una "máquina de ganar elecciones", sus resultados parece que dicen otra cosa. Tampoco su obra de gobierno me parece especialmente brillante en Andalucía, donde sigue sin resolver problemas y atrasos de hace décadas; ni le recuerdo ninguna medida, propuesta o idea de especial calado. Igual soy yo que no me fijo; si ustedes recuerdan alguna, no se la callen.

Por si lo anterior fuera poco, explíquenme también su última genialidad: hacerle un nombre al hundido Pedro Sánchez. Nadie daba un duro por él tras batir dos veces los peores resultados electorales del PSOE y dejar el partido hecho unos zorros; pero Díaz y la gestora lo han rehabilitado, convirtiéndolo a ojos de la militancia en un outsider, el anti-aparato, el candidato de las bases, ¡hasta de izquierda lo han hecho! Por si no fuera suficiente, Díaz se lanza de la mano del aparato territorial, abrazada a los viejos rockeros (González, Rubalcaba, Zapatero, Bono…), preferida por los grandes medios y el poder económico. ¡Un perfil ideal para conectar con el deprimido militante!

Ya puestos, cuando terminen de explicarme lo de Díaz, por favor explíquenme también lo de Pedro Sánchez, que su ascenso en el PSOE tampoco lo entendí en su día; y que hoy sea la esperanza de los desencantados y el referente más a la izquierda me parece casi tan esotérico como el prestigio de Díaz.

Déjenlo, no me expliquen ni lo de Díaz ni lo de Sánchez, que soy duro de entendederas. Mejor díganme cómo es posible que, en un partido que vive sus horas más bajas (en plena crisis de la socialdemocracia y con graves problemas de identidad, desconectado de sus votantes y perdidos los más jóvenes), lo mejor que tienen para recuperar el partido es la terna Díaz-Sánchez-López. Conozco gente de mucho talento dentro del PSOE, así que lo pregunto en serio: ¿de verdad son estos tres los mejores candidatos que pueden ofrecer hoy a militantes y votantes?

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha