eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La crisis de la democracia europea

- PUBLICIDAD -

Los argumentos contra la austeridad se siguen acumulando. "Lo más preocupante de la actual crisis europea es la sustitución de compromisos democráticos por dictados financieros -de los líderes de la UE y del Banco Central Europeo, e indirectamente de las agencias de rating, cuyos juicios han sido tan notoriamente erróneos" dice el Nobel y profesor de economía de Harvard Amartya Sen en el New York Times.

En su artículo, titulado La crisis de la democracia europea, también añade que “la causa de la reforma, no importa cuán urgente sea, no es bien servida por la imposición unilateral de repentinos y salvajes recortes de servicios públicos. Esos recortes indiscriminados acaban de golpe con la demanda –una estrategia contraproducente, dado el enorme desempleo y la falta de productividad de unas empresas que han sido diezmadas por la falta de demanda”.

Tras recordar que “es una antigua tradición de la economía el combinar mercados eficientes con la provisión de servicios públicos que el mercado no es capaz de proporcionar” cita a Adam Smith, “a menudo considerado de forma simplista como el primer gurú de la economía del libre mercado”, para enfatizar la importancia de tener en cuenta la justicia social: “En La Riqueza de las Naciones escribió que la economía tiene dos objetivos, primero dotar al pueblo de un ingreso suficiente, o subsistencia. O más apropiadamente, darles la capacidad de obtener dichos ingresos o subsistencia; Y segundo, dotar al Estado con los ingresos suficientes para dotar los servicios públicos”.

Y concluye: “Europa no podrá revivir sin enfrentarse a dos cuestiones de legitimidad política. Primero Europa no puede ponerse en manos de visiones unilaterales (o buenas intenciones) de expertos sin un debate público y el consentimiento informado de sus ciudadanos. Segundo, tanto la democracia como la posibilidad de generar buenas políticas son socavadas cuando los líderes dictan políticas ineficientes y evidentemente injustas. La obviedad del fracaso de la austeridad impuesta hasta ahora no sólo ha socavado la participación ciudadana (un valor en si misma) sino la posibilidad de alcanzar una solución adecuada a tiempo”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha