Andalucía Blogs y opinión

Sobre este blog

Desdeelsur es un espacio de expresión de opinión sobre y desde Andalucía. Un depósito de ideas para compartir y de reflexiones en las que participar

'Eppur' gobierna

Isabel Díaz Ayuso en la Asamblea de Madrid el 1 de octubre.

30

Y sin embargo, gobierna. Eso diría Galileo Galilei si se hubiera dedicado a la política y viviera hoy, como lamento. Refiriéndose a la presidencia más delirante que ha tenido la democracia española desde sus comienzos: la actual de la Comunidad de Madrid. Y, no, no es el Estado de las autonomías lo que falla, como sostiene Felipe González, es la clase de políticos genuinos que tiene la capital. Y sí, amigo Galileo, Isabel Díaz Ayuso sigue gobernando. Eppur.

Con prevención de no patinar ni resbalar pero muy claro, el presidente andaluz Moreno Bonilla, en una entrevista reciente en el programa Hoy por Hoy, de la Cadena SER, se desmarcó con sutileza de las políticas y de la política que rige el Gobierno de Madrid; como lo viene haciendo habitualmente, también con las mismas prevenciones orgánicas, el presidente Feijóo. No parece conveniente estar muy cerca de Díaz Ayuso, ni de sus políticas; y sin embargo, eppur, gobierna.

Resulta absolutamente insano para un sistema democrático que la dirigencia casadista y una parte de la poderosa prensa con sede en Madrid salgan en tropel en apología de las políticas de la presidenta citada, o repartiendo culpas, simétricas, entre ella y el Gobierno de España. No, ante la demencia gobernante en Madrid, no cabe equidistancia.

Pero ocurre que IDA representa una idea de España, una idea del capitalismo español, una idea de Estado, el ariete contra un Gobierno que no gusta en la corte y, además, es la apuesta personal de Pablo Casado, que sabe que, cayendo ella, su caída está más próxima. Ese batacazo es esperado en sectores del PP que temen que IDA los arrastre en su loca carrera. Los barones territoriales del PP, como Moreno Bonilla o Feijóo, que experimentan la moderación en sus feudos para intentar permanecer, no pierden de vista, al mismo tiempo, el baile que vendrá en clave sucesoria, o al menos eso les susurran al oído personas de interés.

Es insoportable que la salud democrática, la salud de los madrileños, la salud económica de toda España, debido a la concentración de intereses en Madrid, y hasta la propia existencia del PP, estén en manos de políticos de la escasa envergadura de Madrid. Y ahora no me refiero solo a su presidenta, señalo el papel de Ciudadanos y, concretamente, de su vicepresidente Ignacio Aguado; también cabe incluir en el desbarajuste la performance blandita de la lista más votada en las últimas elecciones, ejecutada por Ángel Gabilondo. Juntos conforman el peor escenario posible para la gobernanza de una comunidad autónoma tan importante como la que hablamos.

El penúltimo acto de esta opereta bufa pero muy tóxica ha sido la negociación, éxito y fracaso, con el Gobierno central para controlar una epidemia que se está cebando particularmente con Madrid. ¿De verdad que alguien puede esperar que una negociación, la que sea, puede salir bien, no ya con IDA sino con el liderazgo de Miguel Ángel Rodríguez?

Al Gobierno de Madrid cada día le quedan menos efectivos útiles y muchos inútiles. Ha dimitido un consejero del Gobierno, pero parece como si tal no hubiera ocurrido; imaginen que a Pedro Sánchez le dimite un ministro. Bueno, ocurrió en la anterior legislatura, y varios, y ya saben cuál fue la reacción mediática. En el ocaso del Gobierno madrileño, poco a poco, más que nada voluntarista y resistente, cobra protagonismo su consejero de Justicia, Enrique López; Rodríguez y López son dos puntales de un Gobierno imposible pero asistido por el Poder; ambos poseen antecedentes, inclinaciones y amistades incompatibles con el buen gobierno.

Hoy, Madrid de nuevo acapara España y, tanto llueva como escampe, si pasa en Madrid, lo que sea, pasa en toda España; pero insisto, a pesar de lo que diga IDA, Madrid no es España, aunque sí sea una losa que llevamos todos por culpa del detritus gobernante, opositor y mediático de la capital del reino.

Pero no es cuestión de esperar más: España, sus periferias, necesitan que Madrid no sea España; si es posible, que no sea ni ella misma, que sea otra cosa, otra idea, otro concepto, ese lugar encantador de La Mancha, más de los madrileños que trabajan que de la carcunda.

Conocemos algunos de los protagonistas de este desaguisado, sus perfiles políticos y profesionales, estamos al tanto; a otros no les ponemos cara pero nos imaginamos quiénes pueden ser y que, sin embargo, gobiernan.

Sobre este blog

Desdeelsur es un espacio de expresión de opinión sobre y desde Andalucía. Un depósito de ideas para compartir y de reflexiones en las que participar

Etiquetas
Publicado el
4 de octubre de 2020 - 20:31 h

Descubre nuestras apps

stats