eldiario.es

9

Los geólogos estudian por dónde abrir el túnel para llegar al niño en el pozo de Totalán

El subdelegada del Gobierno en Málaga explica que las tareas son muy complejas desde el punto de vista técnico por la situación del pozo, sus dimensiones y la orografía del terreno

Comienzan a abrir un tunel lateral para llegar al niño en el pozo de Totalán

EFE

Los equipos de rescate trabajan desde las siete de la mañana del martes en la apertura de un túnel que permita acceder lateralmente al fondo del pozo en el que se cree que está Julen, el niño de dos años y medio desaparecido el domingo. Sin embargo, a mediodía todavía no se habían iniciado los trabajos para abrir ese nuevo túnel, y los geólogos estudiaban por dónde empezar, ante el riesgo de desprendimientos, según ha explicado Bernardo Moltó, portavoz de la Guardia Civil. 

El portavoz de la Guardia Civil también ha anticipado la llegada de un equipo de rescate minero, para realizar manualmente la excavación del último tramo de galería.

María Gámez, subdelegada del Gobierno, había explicado esta mañana que se ha elegido esta solución técnica por ser la más fiable y rápida de las alternativas sugeridas por los especialistas. En paralelo, se continúa con las labores de extracción del material sólido a través de un tubo, pero se trata de una labor lenta y expuesta a la rotura de esos tubos, que deben llegar a una profundidad superior a los 70 metros.

La familia alertó de que el niño había caído por un pozo de unos 25 centímetros de diámetro al mediodía del pasado domingo. Desde entonces, equipos de Protección Civil, bomberos, Guardia Civil y 112, además de un centenar de empresas e ingenieros especialistas, buscan la mejor solución para acceder al lugar donde presuntamente se encuentra el niño.

A la complejidad de rescatarlo a través de un orificio estrecho y con riesgo de desprendimientos, la subdelegada ha añadido esta mañana el problema de la orografía del terreno, que está dificultando el acceso de maquinaria pesada.

Durante toda la tarde de ayer y la pasada noche se ha continuado la vía iniciada el domingo: tratar de extraer tierra de un posible tapón situado a unos 73 metros de profundidad, debajo del cual se cree que podría estar el niño. Sin embargo, esta solución ha vuelto a encontrarse con un problema: después de succionar unos 60 centímetros del tapón, los tubos han topado con material duro y compacto que no han podido extraer. Además, el sistema ha sufrido varias roturas a lo largo de la noche. 

Por todo esto, los ingenieros han optado por una de las soluciones apuntadas ayer como alternativa. Desde este amanecer se trabaja en la apertura de un nuevo túnel en lateral, aprovechando la ladera del terreno. Sin embargo, los geólogos todavía valoraban a mediodía cuál era el punto idóneo por el que acometer la excavación.

Se trataría de un túnel de 50 a 70 metros, según ha explicado la subdelegada. "A partir de ahí, introducir una cámara. Ese orificio será viable para hacerlo mayor y proceder al rescate", ha detallado esta mañana María Gámez.

Aunque no ha descartado las otras posibilidades barajadas ayer, la subdelegada ha insistido en que los ingenieros abogan por esta solución por ser la que conjuga mejor los dos factores esenciales: el riesgo de desprendimiento y la rapidez. "Son decisiones que hay que tomar con mucha información y muchas variables".

Los pocos avances logrados y la decisión hasta ahora fallida de escarbar el tapón han provocado las primeras críticas. El alcalde de Totalán, el socialista Miguel Ángel Escaño, ha criticado que, según él, "se está improvisando" en la toma de decisiones, en declaraciones realizadas a Cadena COPE.

En paralelo, las autoridades están recabando toda la información de cómo desapareció Julen, como ocurre "en cualquier desaparición de una persona o de un menor", según ha recalcado la subdelegada. La familia avisó de la desaparición del pequeño el domingo a mediodía. Habían acudido al lugar, un paraje en el municipio de Totalán (muy cercano a la capital) para comer. Un familiar explicó a los servicios de emergencia que vio cómo el niño caía por el pozo sin poder hacer nada.

Bernardo Moltó, portavoz de la Guardia Civil, ha insistido en que sólo trabajan para "localizar y rescatar" al niño, partiendo de la hipótesis basada en el relato de la familia: es decir, que Julen desapareció al caer por ese agujero, que tiene un diámetro de unos 25 centímetros. Ayer se confirmó que en la cavidad, de unos 100 metros de profundidad, había un vaso y una bolsa, que se supone que podría ser del pequeño. 

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha