La portada de mañana
Acceder
Los socios del Gobierno aprietan para que cumpla sus compromisos
Sanitarios con COVID persistente: una dolencia poco reconocida
Opinión – Tira para adelante, Pedro, por Antón Losada

Banca e inversores han ganado más de mil millones en seis años con las deudas del Gobierno de Aragón

Los consejeros Carlos Pérez Anadón y Marta Gastón son los responsables de las áreas financiera y económica del Gobierno de Aragón.

Los bancos y los inversores han ganado más de mil millones de euros en los últimos seis años a cuenta de las deudas del Gobierno de Aragón. Concretamente, se han embolsado 1.039,37 millones de euros en intereses de la deuda y de los créditos contratados por la comunidad autónoma, según indican los informes de ejecución presupuestaria disponibles en el portal de transparencia.

Casi dos terceras partes de esa cifra se corresponde con el primero de esos conceptos, que es la remuneración de las emisiones de deuda pública que ha ido lanzando la comunidad y cuya cuantía acumulada y ‘viva’ supera los 8.700 millones de euros.

Esa partida, que tiene como beneficiarios a entidades financieras, fondos de inversión e inversores institucionales, así como a particulares, le costó a las arcas autonómicas un total de 607,26 millones de euros entre 2015 y 2020.

Por detrás de esa cifra se sitúan los intereses de los créditos bancarios contratados en el mercado español, que han supuesto el pago de 255,6 millones, y los formalizados con entidades extranjeras o en monedas distintas del euro, cuyos intereses en ese sexenio ascienden a 175,51. En ambos casos los beneficiarios son entidades financieras, ya que esos préstamos se contratan mediante licitaciones a las que optan estas.

Cuatro euros de intereses donde se pagaban cinco

Esas cifras globales incluyen cambios sustanciales en la gestión del endeudamiento público a lo largo de esos seis años, iniciados con la transición del Gobierno PP-Par de Luisa Fernanda Rudi al PSOE-Cha de Javier Lambán y, después, al actual cuatripartito.

En este sentido, la factura de los intereses se ha ido reduciendo progresiva y paulatinamente desde 2015, con la excepción de 2019, para caer de los 199,39 millones de euros del primeros de esos ejercicios a los 153,86 del año pasado, lo que supone un recorte de casi el 23%. El Gobierno de Aragón se gasta cuatro euros en los mismos conceptos que le costaban cinco cuando se produjo el último relevo en la presidencia.

La clave para que se produjera ese cambio, con el paso de Fernando Gimeno y Carlos Pérez Anadón por la cartera de Hacienda y con Marta Gastón en la de Economía, ha estado en la política expansiva de bajos tipos de interés que el BCE (Banco Central Europeo) viene marcando desde hace algo más de una década para salir de la anterior crisis, en una estrategia que va a prolongar por motivos obvios ante los efectos económicos de la pandemia, y en un cambio de peso de la deuda pública, que ha ido a menos mientras aumentaba el del endeudamiento ‘estándar’.

Así, la factura de los intereses de la deuda ha caído a menos de la mitad con un recorte de casi 79 millones de euros (-55,1%, de 142,49 millones a 63,88) mientras la que generaban los créditos bancarios ‘solo’ crecía en 33 al pasar de 56,9 a 89,84, lo que da una rebaja total de 46.

Una “delicada” situación económico-patrimonial

Los últimos datos disponibles en el Banco de España, cerrados en diciembre de 2020, cifran en 8.789 millones de euros el volumen de deuda pública del Gobierno de Aragón, 8.742 de la administración general y 47 de sus empresas de endeudamiento que todo apunta a que crecerá con la crisis pandémica.

Pese a esa mejora de la gestión de la deuda, el mayor descuadre de los ingresos y los gastos por el desplome de la actividad económica, a la espera de una recuperación que sigue sin fecha pese a los avances de la vacunación, lleva a la Cámara de Cuentas a calificar de “delicada” situación económico-patrimonial de la comunidad autónoma, según indica en su informe de fiscalización del ejercicio 2019.

“De no ser por los fondos extraordinarios recibidos en el ejercicio 2020, esta situación económica podría haberse visto empeorada por la crisis sanitaria y social generada por la pandemia de la covid-19 en el ejercicio 2020”, señala en ese documento, que apunta que el “principal impacto económico” de esa situación en las cuentas autonómicas “ha sido y va a ser una reducción de los ingresos públicos dada su estrecha correlación con el PIB el cual, según las estimaciones actuales, ha experimentado una caída del 8,2 % en Aragón”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats