Aragón cierra sus capitales, adelanta el toque de queda a las 22:00 y limita las reuniones a cuatro personas

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés. EFE/Javier Cebollada/Archivo

El Gobierno de Aragón ha decidido aumentar las restricciones, tal y como se venía anunciando esta semana, ante el aumento de casos de coronavirus después de la Navidad. El ejecutivo establece el cierre perimetral de todos los municipios de más de 10.000 habitantes que superan una incidencia acumulada en la última semana de 250 casos por cada 100.000 habitantes. Los municipios afectados son: Zaragoza, Huesca, Teruel, Calatayud, Utebo, Ejea de los Caballeros, Alcañiz y Tarazona.

Asimismo, la comunidad adelanta el toque de queda a las 22:00 y limita las reuniones a cuatro personas, tanto en el ámbito privado como público, a no ser que sean convivientes. Por último, de viernes a sábado, la actividad no esencial cerrará a las 18:00, el resto de la semana podrá permanecer abierta hasta las 20:00 como hasta ahora. Se mantendrán las excepciones de horario para cultura y deportes. Aquellos espectáculos que se inicien antes de las 18:00 en fin de semana podrán finalizar, siempre que sea antes del toque de queda.

La decisión de cierre durante el fin de semana se toma porque “entendemos que estas agrupaciones de gente son mucho más frecuentes y mucho más intensas viernes, sábado y domingo. Establecer una restricción a las 18:00 de lunes a jueves tendría más repercusión sobre otras actividades que no tienen tanta repercusión desde el punto de vista de los contagios”, ha explicado la Consejera de Sanidad, Sira Repollés.

Asimismo, se establecerán controles objetivos de los aforos en centros comerciales para la verificación del cumplimiento estricto de la norma, y se intensificará la vigilancia sobre estos espacios. El propósito es evitar la aglomeración de personas tanto en el interior como en el exterior de estos establecimientos. “Se van a llevar a cabo controles en los aforos en las grandes superficies, con un método de contaje que permita la trazabilidad. Nos hemos puesto en contacto con los establecimientos comerciales y yo creo que en este momento es exigible que arbitren alguna medida de control sobre los aforos”, ha explicado Repollés.

“Gracias a las últimas medidas adoptadas, en especial, el cierre de la actividad esencial a las 20 horas, hemos corregido la pendiente de la curva. Hemos ralentizado el ascenso, pero no ha sido suficiente y por eso los datos nos obligan a tomar decisiones”, ha asegurado la consejera de Sanidad, quien ha anunciado estas medidas junto al director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo. Respecto a la posibilidad de un confinamiento domiciliario, Repollés asegura que creen que pueden manejar la situación y que, por el momento, no se ha solicitado al Gobierno de España.

“Nueva onda epidémica”

La adopción de estas nuevas medidas responde al incremento de la incidencia acumulada de COVID-19 en la comunidad, que se ha duplicado en las últimas dos semanas, pasando de 148 casos por 100.000 habitantes el 1 de enero a una tasa de 329 casos en la actualidad. La comunidad ha alcanzado cifras que no se notificaban desde el mes de noviembre, cuando nos encontrábamos en plena tercera ola en Aragón. Tal y como ha dicho la consejera “el miércoles notificamos 700 casos, el jueves más de 900, una cifra elevadísima que no se daba desde noviembre. Hoy viernes, 838 casos y una positividad superior al 21%”.

El director general de Salud Pública, Francisco Falo, ha dicho que nos encontramos ante una “nueva onda epidémica que ya preveíamos, con un ascenso claro, no sabemos cuál va a ser el pico, nos espera al menos una semana complicada, en la que podemos seguir manteniendo incrementos, pero claramente estamos en una situación de ascenso epidémico”. Falo explica que esta trasmisión se debe a la interacción social, “lo podemos lamentar, pero es algo que ya preveíamos”, reitera.

El director general de Salud Pública ha explicado que nos encontramos ante “una intensa trasmisión comunitaria en todo el territorio, fundamentalmente en edades intermedias, de 20 a 50 años”. Esto está produciendo que, por el momento, no se haya producido un colapso del sistema sanitario, puesto que “ha disminuido la edad media de atención tanto en ingresos como en otros parámetros, pero también sabemos que inmediatamente después se producen trasmisiones a poblaciones más vulnerables”. 

Estas medidas estarán en vigor a partir de mañana sábado y se prolongan hasta el 15 de febrero.

Etiquetas
Publicado el
15 de enero de 2021 - 11:25 h

Descubre nuestras apps

stats