La Iglesia se apropió de la catedral de Zaragoza mientras recibía 15 millones de dinero público para su conservación

La Iglesia se apropió de La Seo en 1988.

En 1987, el arzobispo Elías Yanes anotó a nombre de la Iglesia Católica la propiedad de la catedral de Zaragoza, La Seo. Lo que no impidió que, antes y después, la Iglesia recibiera ingentes cantidades de dinero público para su conservación. En concreto, según el informe realizado a partir de datos oficiales por Movimiento Hacia un Estado Laico (Mhuel), alrededor de 15 millones de euros entre 1984 y 2002, de los que más de 12 provinieron del Gobierno de Aragón.

Para más inri, esta apropiación, como recuerdan desde Mhuel, se hizo en “más que probable fraude de ley”, ya que los inmuebles dedicados a culto no pudieron ser inmatriculados por la Iglesia hasta la reforma de la ley hipotecaria propugnada por el Gobierno de José María Aznar en 1998.

Dicha presunta ilegalidad es la que llevará al Gobierno de Zaragoza, próximamente, a tratar de recuperar en los tribunales la titularidad pública de la catedral y de la iglesia de la Magdalena.

Además de obtener dinero público para su mantenimiento, Mhuel calcula que la Iglesia se embolsa entre 800.000 y 1 millón de euros anuales por la venta de entradas para acceder a la catedral. Las cifras, explican desde la organización, solo pueden ser una estimación porque “la Iglesia no ofrece cifras de visitantes, ni emite facturas, ni siquiera permite pagar con tarjeta”, por lo que es imposible obtener una cantidad aproximada a partir de datos oficiales. La entrada normal cuesta 4 euros, también hay una reducida y otra gratuita. “No hay fiscalización posible, todo es dinero B”, apuntan desde Mhuel.

110 millones de euros de inversión entre 1984 y 2015

Algo muy similar a lo acaecido con la catedral, aunque con cierta variación en las fechas, sucedió con otra de las joyas mudéjares de la capital aragonesa, la iglesia de la Magdalena. También en 1987, y de nuevo por obra de Elías Yanes, la Iglesia se apropió de ella. Poco después, entre 1991 y 2009, las administraciones (incluido el Ministerio de Fomento) invirtieron casi 6 millones de euros. Paradójicamente, el templo lleva cerrado al público unos 15 años.

Las iglesias Santiago el Mayor y San Juan de los Panetes, ambas en Zaragoza, igualmente fueron anotadas a nombre de la Iglesia Católica, gracias a Elías Yanes, entre 1987 y 1988. A la primera se dedicaron 550.000 euros de 1984 a 1994. La segunda recibió 43.000 euros del 84 al 88.

En total, entre 1984 y 2015, en catedrales, colegiatas, basílicas, monasterios, conventos, santuarios, iglesias y ermitas, se invirtieron 110 millones de euros de dinero público en Aragón, de los que más de 95 salieron de los diferentes ejecutivos autonómicos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats