eldiario.es

9

Agência Pública

Agencia brasileña de periodismo de investigación e independiente / Agência brasileira de jornalismo investigativo e independente

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 133

Los guardianes que protegen el bosque en Brasil entre amenazas de asesinato: "Mi cabeza vale más de 60.000 reales"

Apenas un mes después del asesinato del líder indígena Paulo Paulino Guajajara en una emboscada en la tierra indígena Araribóia, dos líderes más del pueblo del pueblo guajajara fueron asesinados. Esta vez, en la tierra indígena Cana Brava. Los caciques Firmino Prexede Guajajara y Raimundo Benicio Guajajara regresaban de una reunión el 9 de diciembre, cuando fueron alcanzados por los disparos de un coche blanco en el que viajaban cinco personas, según relatan testigos. Otras cuatro personas resultaron heridas.

Al menos 45 indígenas guajajara han sido asesinados en Maranhão como consecuencia de conflictos con productores de madera entre 2000 y 2019, 12 de ellos solamente en el interior de Araribóia, donde falleció Paulo Paulino, y 11 de ellos en Cana Brava, según datos del Consejo Indigenista Misionario (CIMI).

Seguir leyendo »

El conflicto por el 'oro púrpura' de Brasil: los terratenientes se niegan a salir de las 10.000 hectáreas que ocupan ilegalmente

Alfredo Batista Cunha delinea el mapa con los dedos para mostrar la tierra reclamada en un juicio por la comunidad del quilombo de Gurupá, en la Isla de Marajó, situada en la costa atlántica de Brasil. Se conoce como quilombo a las poblaciones de América Latina herederas de los antiguos esclavos negros. Se trata de un territorio de más de 10.000 hectáreas disputado entre los quilombolas y los granjeros blancos.

A pesar de que los quilombolas ya han conquistado la titularidad de la propiedad en los tribunales, todavía falta desalojar a los hacendados del territorio. La lentitud del proceso agrario ha aumentado las tensiones en ese conflicto que involucra la disputa por el fruto de la palmera açaí, conocido como el "oro púrpura" de la región de Pará.

Seguir leyendo »

Eduardo Viveiros de Castro, antropólogo: "Estamos ante una ofensiva final contra los pueblos indígenas en Brasil"

Es uno de los antropólogos más influyentes del planeta. Eduardo Viveiros de Castro (Río de Janeiro, 1951), recibe a Agência Pública para una conversación de más de dos horas, en su apartamento de Río de Janeiro. Es su primera entrevista tras la elección de Jair Bolsonaro, la acepta con un poco de malestar. "No tengo ideas especialmente inéditas y profundas sobre todo lo que está sucediendo. Solo estoy perplejo, como todo el mundo", dijo, al describir el escenario actual como "un momento en el que la palabra ha perdido el aliento, inclusive el valor. No conseguimos distinguir la verdad de la mentira". Para él, la verdad se ha vuelto inverosímil.

A pesar de sus reservas, Viveiros de Castro charló con Agência Pública sobre diferentes temas de la actualidad, como la resistencia indígena, la destrucción de la Amazonia, la cuestión climática, el Gobierno de Bolsonaro, la reforma agraria o las fake news.

Seguir leyendo »

El gobierno de Bolsonaro acelera una reforma para abrir las tierras indígenas a la explotación minera

La Fundación Nacional del Indígena (Funai), órgano gubernamental que "coordina y ejecuta la política indigena" en Brasil, se está apartando de sus atribuciones legales para asumir un nuevo papel: el de mediadora en los proyectos de minería en tierras indígenas (TIS). Agência Pública ha confirmado la información con uno de los integrantes del grupo técnico interministerial que discute el borrador del nuevo proyecto de minería y confirmada con dos fuentes más. El funcionario ha pedido no ser identificado.

La legalización de las empresas mineras es parte de una ofensiva gubernamental y legislativa patrocinada por la bancada ruralista en el Congreso. Su objetivo es abrir los proyectos de minería en tierras indígenas a empresas privadas a través de un cambio constitucional que se tramita a ritmo acelerado.

Seguir leyendo »

Guerra y desprotección para los pequeños agricultores de la Amazonia brasileña

Con la selva amazónica brasileña en llamas en diversos puntos, el gobierno de Jair Bolsonaro ha sido objeto de duras críticas dentro y fuera del país. Como respuesta, el presidente acusó a las ONG de haber causado los incendios y abrió conflictos con líderes internacionales que criticaron la postura del actual Gobierno frente a la crisis. En una reunión con los gobernadores de los estados afectados, el presidente lanzó nuevas acusaciones, afirmando que si las demarcaciones de tierras indígenas pendientes fuesen aprobadas, "el fuego en la selva amazónica acabaría en dos minutos

El avance del incendio coincidió con el "Día del fuego",orquestado por WhatsApp por productores rurales, comerciantes y usurpadores de tierras de la región norte, mayoritariamente en el estado de Pará. El día 10 de agosto esta acción colectiva promovió la tala y quema en áreas de bosque y tierras públicas. Una de las líderes de este movimiento dijo al periódico local Folha do Progresso que el evento quería "llamar la atención de las autoridades que en la región el avance de la producción va de la mano con el apoyo al gobierno", así como "mostrar al presidente que queremos trabajar y el único modo es talando. Los pastizales hay que limpiarlos con fuego". 

Seguir leyendo »

Los pastores ultraconservadores de Trump llegan a la Brasilia de Bolsonaro

"Ese estudio no es sobre si Dios acepta o no una guerra. Él acepta", anuncia el pastor estadounidense Ralph Drollinger en uno de sus estudios bíblicos semanales. Utiliza una voz emotiva, aunque pausada, calculada para que los oyentes sigan su razonamiento. En seguida, explica que la frase bíblica "bienaventurados los que trabajan por la paz porque serán llamados hijos de Dios" (Mateo 5:9), solo se refiere a "cómo los fieles deben llevar sus vida personales".

Publicado en mayo de 2018, aquel "estudio bíblico" tenía una razón de ser. Según el propio pastor, el objetivo era ayudar a los miembros del Gobierno estadounidense a reflexionar sobre "la amenaza de guerra con Siria, Irán y Corea del Norte" y convencerlos de que la Biblia bendice ir a la guerra. Días después, Drollinger sería todavía más explícito en su prédica: "Usted, como servidor público, ayude a reducir la tendencia secular contra la Biblia en dirección al pacifismo y no intervencionismo ¡Eso va a provocar un creciente caos global!".

Seguir leyendo »

Las milicias brasileñas se pasan a la ocupación ilegal de espacios protegidos y al negocio inmobiliario

"¿Usted cree que yo no tengo miedo? Lo tengo. Ellos saben quién soy. Ahora, no soy solo yo la que tiene miedo", cuenta la profesora Marlucia Santos de Souza mientras se inclina sobre la mesa para acercarse a la grabadora. Actúa como si tuviese temor de que alguien la escuche, pero no hay nadie alrededor.

"Todo el mundo sabe, es público y notorio, que São Bento está controlado por las milicias. Entonces nosotros, los habitantes, tenemos que lidiar con esa falta de alternativas, pero también tenemos que defender los derechos. Denunciar es un camino hacia la solución", añade. Marlucia es una mujer de baja estatura y aire valiente: sus gafas azules contrastan con el cabello negro, liso y hasta el hombro y la ropa larga, neutra.

Seguir leyendo »

Manuel Loff: "El bolsonarismo es el neofascismo adaptado al Brasil del siglo XXI"

Manuel Loff tenía apenas nueve años cuando un grupo de capitanes y soldados portugueses, hastiados de ser enviados a una guerra sanguinaria contra los movimientos de liberación de las colonias africanas, derrocaron al régimen de António de Oliveira Salazar. Aquella fue la dictadura más longeva de Europa, duró 41 años.

A día de hoy, a sus 54 años, Loff es uno de los historiadores más respetados en Portugal especializado en regímenes autoritarios. Profesor asociado de la Universidad de Oporto e investigador en la Universidad Nueva de Lisboa, sigue con atención y preocupación el crecimiento de la extrema derecha en el mundo. Y no duda en clasificar al Gobierno de Jair Bolsonaro como representante del neofascismo.

Seguir leyendo »

Bolsonaro aumenta la influencia del poderoso lobby conservador de los juristas evangélicos

"Con todo respeto al Tribunal Supremo Federal, yo pregunto: ¿hay algún evangélico entre los once ministros del Supremo? ¿Cristiano declarado? No me venga la prensa a decir que yo quiero mezclar la justicia con la religión. Todos nosotros tenemos una religión o no la tenemos. Y respetamos, uno tiene que respetar al otro. ¿Acaso no es hora de que tengamos un ministro evangélico en el Tribunal Supremo Federal?", afirmó el presidente Jair Bolsonaro el día 31 de mayo durante un evento en la congregación Madureira de la iglesia Asamblea de Dios.

La declaración de Bolsonaro, motivada por la reciente criminalización de la homofobia por parte del Tribunal Supremo, fue recibida con aplausos por los presentes. El mismo día, la Asociación Nacional de Juristas Evangélicos (Anajure) emitió una nota pública en la misma línea que la intervención de Bolsonaro: "La Anajure entiende, en consonancia con el presidente Bolsonaro, que en los últimos años se ha dado un creciente y preocupante activismo judicial por parte del Tribunal Supremo, especialmente acerca de cuestiones morales de impacto social", señala el comunicado.

Seguir leyendo »

El machismo radical que adoctrina a las mujeres en las iglesias ultraconservadoras de Brasil

Después de una larga espera en una de las muchas colas compuestas exclusivamente por mujeres, abro mi bolsa para que una muchacha con una sonrisa en el rostro y una linternita en la mano la revise cuidadosamente: “Ah, querida, aquí no se permite entrar con móvil, puedes bajar para guardarlo en una taquilla”, dice, señalando una escalera con la linterna. Una hora y dos colas después —también tuvimos que pasar por un detector de metales— estamos dentro del gigantesco Templo de Salomão, sede mundial de la Iglesia Universal del Reino de Dios, localizada en São Paulo, para la que sería la “Reunión de Autoayuda”, un encuentro trimestral que da orientaciones exclusivas para las mujeres.

Después de que una de las trabajadoras vestida con túnicas abra las puertas, veo a lo lejos el altar con un arca dorada de ángeles inmensos y cuatro pantallas —dos del tamaño de pantallas de cine— que exhiben un vídeo del obispo Edir Macedo, fundador y líder de la Iglesia, de rodillas rezando fervorosamente. El templo está a media luz, apenas iluminado por las 12 réplicas de menorot judíos de 5 metros de altura y 300 kilos de peso cada uno, pegados a las paredes. Cuando todas las mujeres se acomodan, el vídeo se detiene, las 10 mil lámparas de LED pegadas al techo de la nave principal se encienden y Edir Macedo aparece en persona para comandar la noche.

Seguir leyendo »