eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La paradoja del alcohol

Los resultados de la encuesta muestran que la mitad de los españoles cree que el alcohol es el causante de que un hombre viole a una mujer. No el hombre ni el machismo, sino el alcohol 

Excepto si es la mujer la que iba borracha, claro, donde un 15,3% opina que es ella quien se reparte las culpas con el alcohol, "por haber perdido el control"

104 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Han salido los resultados de la primera encuesta que hace la Delegación del Gobierno para valorar la percepción que tiene la sociedad de la Violencia de Género. Aquí tienen todos los datos: ' Percepción Social de la Violencia Sexual'. 

Más del 43% (hablamos de casi la mitad de las personas encuestadas) opina que las mujeres no debemos "coquetear" con un hombre si no estamos dispuestas después a mantener relaciones sexuales con ellos.

La Delegación del Gobierno ofreció frases y tópicos machistas para que las personas encuestadas valorasen estar de acuerdo o no, una es ésta: "Una mujer que vista de forma provocativa no debería sorprenderse si un hombre intenta obligarle a mantener relaciones sexuales". No sé hasta qué punto estos tópicos son necesarios en este tipo de investigaciones, y me pregunto cuáles serían los resultados si la Delegación de Gobierno hubiera redactado preguntas con perspectiva de género. Probablemente preguntarlo de forma correcta dieran los mismos resultados, pero al menos no estaríamos reforzando desde instituciones públicas estereotipos que luego nos hacen daño a nosotras. ¿Hubiera cambiado la respuesta si la pregunta hubiera sido "¿Está relacionada la forma de vestir de las mujeres con las agresiones sexuales? "Provocativa" es un calificativo nunca se usa para las prendas que usan los hombres. En cualquier caso, las respuestas a esa parte de la encuesta obtienen el siguiente resultado:

'Percepción Social de la Violencia Sexual'

'Percepción Social de la Violencia Sexual'

Los resultados van acorde a la propia pregunta, que ya nos culpa sutilmente por ir "provocando" al usar según qué prendas. Además, un 30% está de acuerdo de alguna manera con que si "una mujer invita a un hombre a tomar una copa en su casa después de haber salido de noche significa que quiere sexo". Del mismo modo, casi un 25% considera que una víctima no tiene credibilidad si ha tenido "muchas parejas sexuales". Volvemos a la redacción de la encuesta: ¿cuántas son muchas? ¿De qué cantidad estamos hablando? ¿Se refieren a tener tantas como puede tener un hombre sin que a éste se le considere tantas? ¿Esta ambigüedad, además de machista, no provocan por sí solas que las respuestas se desvíen a uno u otro lado?

Una cosa es evitar la deseabilidad social en una investigación y otra basarla en tópicos misóginos. Al menos podrían haber preguntado luego, por ejemplo, cuántas relaciones consideran "muchas". Quizás nos sorprenderíamos aún más si viéramos (o no) que para una gran mayoría, muchas relaciones en una mujer son dos o tres parejas sexuales al año. 

La paradoja del alcohol

Sea como fuere, los resultados de la encuesta muestran que la mitad de los españoles cree que el alcohol es el causante de que un hombre viole a una mujer. No el hombre ni el machismo, sino el alcohol. Excepto si es la mujer la que iba borracha, claro, donde un 15,3% opina que es ella quien se reparte las culpas con el alcohol, "por haber perdido el control". Esta frase entrecomillada es otra de las que se les da hechas a las personas que contestaron a la entrevista. Frases así refuerzan todo lo que queremos eliminar desde el feminismo. Hay mil formas de hacer esa misma pregunta sin caer en esto, que además predisponen a los misóginos a contestar con más vehemencia, y a reforzar su creencia, tras colgar el teléfono, que efectivamente las mujeres perdemos el control. ¿O es que alguien explica a esas miles de personas encuestadas que no, que aunque nosotras perdamos el control de nuestro cuerpo ellos no tienen derecho a usarlo como si se tratara de un objeto?

De todas formas, ya sabemos (se formule como se formule la pregunta) que gran parte de la sociedad considera que nosotras tenemos la culpa de las agresiones sexuales sufridas si íbamos bebidas. Curiosa paradoja ésta del alcohol que hace que los hombres quedan exentos de culpas si, de la misma forma, los borrachos eran ellos.

En una sociedad tan machista como la nuestra, sólo las personas con algo o mucha perspectiva de género verán una aberración en esas preguntas, al resto, escuchar estos razonamientos desde instituciones con autoridad sólo le reforzarán conceptos dañinos. Y somos nosotras, al final, quieren sufrimos las consecuencias de todos esos tópicos y estereotipos.

Escucha el último programa de Radiojaputa

Cada lunes, un nueva entrega del podcast de Barbijaputa, en eldiario.es

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha