eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

ETB: engullir ranas vivas forma parte del guión

26 Comentarios

Concursante en el programa de la ETB "El Conquistador del Fin del Mundo"

Un entramado de tablas hace las veces de mesa para los comensales, y sobre ella varias cacerolas de barro, cubiertas. Enfrente, a una prudencial distancia y en disciplinado orden, dos grupos de personas vestidas con harapos de diseño esperan órdenes. Se trata de gente que intenta sobrevivir en medio de la selva sudamericana. El escenario resulta premeditadamente informal.

El presentador, al más puro estilo macho alfa, ofrece las oportunas instrucciones para llevar a cabo la prueba:

“Aquel o aquella que designe el capitán deberá comerse vivos los animales que contenga el recipiente. ¡Suerte!” .

Seguir leyendo »

¿Y si envenenaran a Teodoro, el gato de Cortázar?

Gato de una colonia felina en un núcleo urbano. Foto: Asociación AGAR / Juan Carlos Saire

Teodoro era el gato que convivía con Julio Cortázar y a quien el escritor dedicó numerosas páginas y muchas horas de su tiempo. Cultivar una amistad tan peculiar como esa no es algo exclusivo del genio argentino. Virginia Woolf, Truman Capote o Borges sabían que estos felinos son gente con mucha personalidad, con un carácter propio, único e inconfundible. Cualquiera que haya tenido la suerte de compartir su vida con un gato, lo sabe.

Algunos responsables públicos, en ayuntamientos y en comunidades autónomas, comienzan a percibir la creciente preocupación social por el bienestar y la seguridad de los felinos en los núcleos urbanos. Pero son las asociaciones protectoras, entidades sin ánimo de lucro, quienes trabajan sin descanso para contribuir a crear esa conciencia social colectiva hacia unos animales que apasionaron a Cortázar, Woolf, Capote o Borges. A los gatos hay que protegerlos, aunque no vivan bajo nuestro techo, porque son vulnerables y porque con ello salvaguardamos una parte esencial de nosotros mismos, aquello que nos hace más humanos. 

Como explican en Protección Felina, hay que distinguir entre los animales abandonados y susceptibles de ser adoptados, y aquellos otros que nunca han convivido con humanos y conservan su naturaleza salvaje prácticamente intacta, por lo que la adopción no es una opción. Simplemente no se adaptan bien a una casa. Pero no hay que olvidar que la especie felina puede llegar a reproducirse hasta 4 veces al año con camadas de 5 o 6 individuos. ¿Qué hacemos entonces con ellos?

Seguir leyendo »

Los mayores lloran en las residencias la separación forzosa de sus animales

47 Comentarios

Foto: José Miguel Larraz

Cuando María llegó a la residencia de ancianos, sus ojos vivarachos impresionaron a la directora. Ahora son de color humo. Lleva meses sin acariciar a Mía, sin tenerla en su regazo, sin su ronroneo nocturno. Después de un accidente casero, María ingresó en la residencia, mientras sus hijos le prometían buscar una buena adoptante para Mía. ¿Pero quién adopta a una gata de diecinueve años con la cadera como un flan?, dudaba María. En un par de horas, la residencia y sus hijos decidieron cómo sería el resto de su vida, olvidándose de lo más importante para ella, del único ser vivo que había permanecido a su lado las dos últimas décadas. Una tarde, María estaba viendo un programa en la televisión sobre animales abandonados cuando reconoció en una de las jaulas a su adorada y esquelética gata. Suplicó hasta la extenuación que le dejaran llevarse a Mía a la residencia, se negó a comer, se negó a participar en ninguna actividad, pero recibió un no rotundo por parte de la dirección. Todas las mañanas, María se arregla el pelo con desgana, busca el bastón y sale a la pequeña terraza de su habitación, donde permanece sola. El resto de residentes juega a las cartas o ve la tele. En pocos meses ha perdido ocho kilos, justo lo que pesaba Mía antes de separarse de ella. Las dos, María y Mía, son hoy un muestrario de huesos, un dolor de clavículas arrastrándose, respectivamente, por una residencia y una jaula.

Chico está en una perrera y tiene fecha para ser sacrificado, pero no será necesario, hace dos meses que apenas come ni se mueve. Pablo vendió su casa para saldar las deudas económicas de sus hijos y después ingresó en la residencia. Lo hizo a cambio de que sus nietos se ocuparan de su pastor alemán y de que siempre estuviera bien atendido. No fue así, nadie quiso ocuparse de Chico y la residencia se negó a admitirlo. Chico pasa las veinticuatro horas del día mirando la puerta de su chenil, esperando a Pablo. Y Pablo pasa toda la jornada mirando la puerta, esperando a que sus nietos le traigan a Chico.

Nina, una anciana de origen ruso, se sienta todos los días en un banco del parque y le enseña a quien quiera pararse unos minutos la fotografía de Ana, su hermosa cocker de melena rizada. Un día Nina llamó a la guardería donde sus hijos le dijeron que estaba su perra y allí le informaron de que Ana había escapado y había sido atropellada por un coche.

Seguir leyendo »

Caballos con cepos: una barbarie medieval en la Galicia de hoy

22 Comentarios

Un caballo en Galicia con cepos que inmovilizan sus patas. Foto cedida por Libera!

“Claro que en ocasiones conocemos quiénes son sus dueños pero no hay manera de demostrarlo. ¿Sabes?, a veces incluso nos miran desde lejos mientras comprobamos a los animales”.

“Nunca llevan el microchip obligatorio, así resulta casi imposible identificar a sus propietarios”.

“No, Julio, no podemos quitarles las malditas trancas, es que ni pasarles el lector a menudo, no disponemos de munición para dormirlos. Tenemos que dejarlos tal como los encontramos”.

Seguir leyendo »

Los perros "de caza" entran en el Congreso de los Diputados

27 Comentarios

"Galgos: España ante el mundo" en el Congreso de los Diputados

Perros, sí. En el mismísimo Congreso de los Diputados. El miércoles de la semana pasada. No era una sesión plenaria, ni de comisión, pero era un acto parlamentario. Pura lucha, y no solo simbólica, por una democracia representativa que represente también a quienes no tienen voz para defenderse.

Entrecomillo “de caza” porque no me gusta la expresión y no quiero hacerla mía. Son perros, y punto. Otra cosa es la etiqueta que les pongamos, que siempre obedece a nuestros intereses y nunca a los suyos, y que en este caso indica que son animales usados para matar a otros animales, víctimas todos ellos de la depravación que aprecia entretenimiento en el sufrimiento y la muerte.

Me hubiera gustado contar que los parlamentarios se comprometen a poner fin a su tortura, pero de momento no es así. Sin embargo, el acto organizado el miércoles pasado por la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales ( APDDA) puede ser un avance. Así, al menos, quiero interpretarlo.

Seguir leyendo »

Primero mutilaron a sus animales, después mataron a sus compañeros

Bicho, cachorro de tres meses maltratado por un grupo de niños en un suburbio de Cruz del Eje (Argentina)

La masacre de Columbine

Los adolescentes Eric Harris y Dylan Klebold estudiaban en la Escuela Secundaria de Columbine, Colorado. El 20 de abril de 1999 mataron en su colegio a 13 compañeros y a un profesor, e hirieron a 24 personas más. Después se suicidaron. Habían provocado la quinta mayor masacre de esas características que se ha vivido en los Estados Unidos y una de las peores que recuerda el mundo.

¿Se pudo haber evitado aquella tragedia? Posiblemente. Según la criminología contemporánea, habría habido oportunidad de intervenir en el desarrollo psicológico de estos dos jóvenes asesinos si se hubiera dado importancia a un indicio revelador: de niños, ambos habían maltratado y mutilado a sus mascotas.

Seguir leyendo »

Por qué El caballo de Nietzsche

53 Comentarios

Ocurrió en Turín, el 3 de enero de 1889. Friedrich Nietzsche cruza la plaza Carlo Alberto y se topa con un cochero que azota con el látigo a su caballo, rendido, agotado, resignado, doblegado en el suelo. Nietzsche, hondamente dolido, herido en lo más profundo de su alma, se arroja sobre el caballo y lo abraza.

Los relatos del incidente varían según los autores. Unos dicen que le susurró palabras que solo él, el caballo, podía oír. Otros dicen que permaneció en silencio, llorando, quizá hablándole sin pronunciar palabra. Pero todos coinciden en que fue un episodio crucial en la vida del filósofo alemán: el momento en el que perdió lo que la humanidad llama “razón” y, de alguna forma, rompió para siempre con esa misma humanidad, que lo consideró desde entonces un perturbado. Permaneció junto al caballo hasta que fue detenido por desórdenes públicos. Sabemos lo que pasó después con Nietzsche, pero no hemos sabido qué fue de aquel caballo.

Podemos pensar, como escribió Milan Kundera en La insoportable levedad del ser, que en aquel momento Nietzsche pedía perdón al caballo en nombre de la humanidad, en nombre de Descartes. Queremos pensar que le pidió perdón porque la humanidad, al construir su relación con los animales, eligiera a Descartes frente a, por ejemplo, Pitágoras. Porque se apoyara en Descartes y no en Pitágoras para interpretar el “dominio” que, según el Génesis, Dios otorgó a los humanos sobre los demás animales.

Seguir leyendo »

Quiénes somos El caballo de Nietzsche

El caballo de Nietzsche será el blog que se ocupe en eldiario.es de los derechos animales. Los miércoles y los sábados, periodistas, escritores, profesores, activistas y otras personas comprometidas con su defensa nos esforzaremos por hacer llegar a los lectores la voz de quienes no la tienen.

Nuestro blog nace con la convicción de que la ética de una sociedad se mide por el trato que brinda a los más débiles, es decir, a quienes están a merced de los más fuertes. Es el caso de los animales no humanos. Son seres que sienten y padecen, pero, solo porque pertenecen a otra especie, nuestra sociedad los trata como simples objetos, como meros productos, como medios para obtener un fin.

Seguir leyendo »