La portada de mañana
Acceder
Castilla y León da un mes de plazo para pedir el ingreso mínimo vital
"El sacerdote del Opus que abusó de mí lleva 30 años haciéndolo por toda España"
OPINIÓN | ¿Es que los MIR no tienen bastante con nuestros aplausos?, por Isaac Rosa

Reuniones con cuerda

reuniones con cuerda

EVARISTO VAZ 'VARIS'

Saber emplear la cuerda de manera acertada para realizar reuniones nos puede ayudar y simplificar las actividades que estemos realizando en numerosas ocasiones, y es por eso que proponemos a continuación algunas de las más empleadas para que las pongáis en práctica y ampliéis vuestro repertorio práctico en las próximas salidas.

Reuniones que podemos emplear sobre seguros fijos:

Ocho con doble seno

Es un tipo de reunión muy práctico sobre anclajes fijos que requiere de una buena práctica si queremos ser rápidos al montarlo y además hacer un reparto equilibrado sobre los anclajes respecto al punto central. Sin embargo, una vez dominado su montaje es muy sencillo y rápido además de efectivo. Como podemos observar en la imagen, el ocho de doble seno te permite variar la distancia de la cuerda respecto al punto central pudiendo alargar o acortar los dos senos según sea la distancia que necesitemos manteniendo siempre un ángulo inferior a los 45/60º. Si éste es superior, lo que tendremos que hacer es alargar el nudo empleando más cuerda. Colocaremos el mosquetón de seguridad del punto central de la reunión sobre los dos senos formados y apoyándolo sobre el ocho. Con los aparatos actuales de aseguramiento quedarán perfectamente alineados para que no se golpeen con la pared, eliminando su sistema de funcionamiento al no poder desbloquearse la palanca/leva que bloquea la cuerda en caso de caída de un segundo.

Para poder ajustar la distancia del cabo de la cuerda del asegurador, y así estar más cómodo mientras recogemos cuerda, lo ideal y más práctico es utilizar un mosquetón independiente con un nudo ballestrinque (este se puede regular en distancia) a un punto de la reunión. La comba de la cuerda que nos quedará sobrante la podemos emplear para ir recogiendo la cuerda mientras sube el segundo escalador y tener una reunión ordenada.

Triángulo ecualizado

Esta reunión es una de las que más emplean los escaladores de hoy día, utilizando una cinta de 120cm. o 240cm., sobre dos anclajes fijos repartiendo por igual la carga sobre éstos. Por lo tanto, si queremos realizar este tipo de reunión con la cuerda únicamente tendremos que hacer un aro cerrado mediante un nudo de ocho dejando el seno con la distancia que necesitemos según la separación de los anclajes. Una vez tenemos el aro de cuerda, éste lo pasaremos por los mosquetones dejando el nudo a un lado y seguidamente ecualizaremos la cuerda superior del aro que está entre los mosquetones para así juntarla con la parte inferior del aro creando un punto único que reparte la carga por igual sobre los anclajes. Con éstos hemos conseguido hacer dos aros móviles unidos al punto central, que se ecualizan según su movimiento, permitiendo que la carga se reparta siempre por igual, exactamente igual que ocurriría con un aro de cinta, pero más dinámico gracias a la cuerda. El punto central y el cabo de anclaje del escalador se emplearán igual que en la reunión anterior.

Triángulo americano

Este tipo de reunión es muy cómodo y práctico, siempre que se realice sobre anclajes fijos de mucha calidad y resistencia, ya que este tipo de reunión trabaja en dos direcciones, hacia el punto central en caso de caída del segundo escalador y hacia el interior de los anclajes, provocando que se salgan si no son de alta resistencia y multidireccionales. Para realizar esta reunión lo primero que tenemos que hacer es un nudo de ocho doble con dos senos, con igual distancia. Estos dos lazos los introduciremos por los mosquetones de seguridad que se encuentran sobre los anclajes fijos. Además colocaremos el mosquetón de seguridad del aparato de aseguramiento sobre los dos lazos, consiguiendo una resistencia doble.

Reuniones sobre anclajes naturales o móviles

Este tipo de reuniones son rápidas de montar ya que normalmente se utilizan sobre terreno fácil, aunque de complicarse la dificultad conviene reforzarlas con algún seguro más. Esto evidentemente dependerá del lugar de la actividad y del sentido común.

Lazado de bloques grandes con cuerda

Cuando tengamos que asegurarnos a bloques grandes lo mejor es hacer un aro grande con el seno del nudo de ocho doble, quedando éste en un lateral y sin que se enganche con la roca, y colocando un mosquetón de seguridad con el aparato de aseguramiento sobre éste. Si el lugar es aéreo utilizaremos el cabo del asegurador con un nudo ballestrinque sobre un mosquetón de seguridad que irá en el punto central u aro de cuerda. Ten en cuenta cuando realices este tipo de reunión que el ángulo del aro de cuerda que se forma en el punto central sea inferior a 60º y que no se pueda salir del bloque ni que éste se mueva o se pueda mover en caso de caída. Esta reunión es muy práctica en aristas y terrenos escarpados fáciles.

Si disponemos de cuerda suficiente, o el bloque al que nos vamos a asegurar no es muy grande, podemos realizar un doble aro mediante un ocho doble con dos senos para garantizarnos un menor desgaste de la cuerda y, a su vez, dando el doble de resistencia y seguridad.

Reunión Equalitte

Esta reunión es una de las más recomendables sobre anclajes flotantes, bien sean friends, clavos, etc. La razón es simple, si empleásemos un triángulo de fuerzas ecualizado repartiría bien la carga sobre los anclajes, pero en caso de fallar uno ésta recibiría un gran impacto sobre el otro anclaje con lo que podría conllevar. Si éste le anudamos perdería toda ecualización y seguramente se cargaría más uno de los anclajes durante la escalada. Un triángulo de fuerzas americano es totalmente desaconsejable por la particularidad de trabajar en dos direcciones en caso de recibir un fuerte impacto. Podríamos utilizar una reunión con un ocho doble de dos senos sobre clavos en fisura horizontales donde esté clara la dirección de ascenso del segundo escalador y se pueda repartir bien la carga sobre los escaladores.

Cómo realizar la equalitte con cuerda

Lo normal es hacer un aro de cuerda de 240cm. con el seno de un ocho doble. Éste lo introduciremos por uno de los mosquetones, y colocando el nudo que forma el aro próximo al mosquetón, pero no pegado, calcularemos donde quedaría el punto central de la reunión. Esto es sencillo de averiguar sobreponiendo la cuerda sobre el otro seguro y viendo dónde quedaría el punto central. Una vez sepamos esto realizaremos un primer nudo sobre las dos cuerdas hacia el lado de la cuerda que hemos introducido por el mosquetón, y unos 20/30cm. más abajo el siguiente. Pasaremos el otro seno que se ha formado por el mosquetón y quedará una “U” con dos nudos. La parte inferior de la “U” será el punto central donde colocaremos el mosquetón de seguridad sobre uno solo de los cabos, consiguiendo un buen reparto de la carga sobre los anclajes aún con movimiento, y en caso de saltar uno de éstos recibirá el otro anclaje un impacto mucho menor. El cabo de anclaje del escalador tiene que ir también al punto central de la reunión para que su peso también se reparta sobre los anclajes y no esté solamente sobre un punto.

Reunión con mosquetón de seguridad y nudo dinámico para casos de emergencia

En caso de no tener un aparato para asegurar a un segundo, o si decidimos emplear un nudo dinámico por alguna razón, es conveniente colocar un nudo de prusik sobre la cuerda del segundo escalador y anclarlo al punto central de la reunión. De esta manera nos garantizaremos más seguridad para el segundo escalador en caso de suceder algún imprevisto.

Recuerda que los protocolos de seguridad y avance son los mismos que en cualquier tipo de reunión y la salida del primero de escalada siempre necesita de un seguro para proteger ésta y evitar una caída de “FACTOR 2”.

Etiquetas
Publicado el
22 de julio de 2016 - 09:30 h

Descubre nuestras apps

stats