El coleccionista de tarjetas

Aitor Sanz.

Efe

El centrocampista madrileño Aitor Sanz, que ha visto quince tarjetas amarillas en los 21 partidos que ha disputado con el CD Tenerife, ha recibido una amonestación cada 112 minutos, por lo que es el segundo jugador del equipo blanquiazul que más tarjetas amarillas recibe de promedio en los últimos 25 años.

Gélido pero ecuánime

Gélido pero ecuánime

En el último cuarto de siglo, de los futbolistas que disputaron más de 500 minutos con el Tenerife, solamente Fran Caínzos, en la temporada 2000/2001, era amonestado con más frecuencia que Aitor Sanz, con una tarjeta cada cien minutos.

Además, el mediocentro tinerfeñista es el jugador con más amarillas de la Liga Adelante, una situación que ha afirmado que "no es agradable", aunque ha resaltado que tampoco es algo que le "preocupe mucho".

El madrileño ha afirmado que le preocupa ver tarjetas amarillas en acciones que no son necesarias, como por protestar o por desplazar el balón, pero no tiene "ningún problema" por ser amonestado por hacer una falta.

Sanz ha dicho que es algo "anecdótico" y que se trata de detallas "para ir mejorando poco a poco".

Sobre el encuentro ante el Real Zaragoza, el mediocentro ha dicho que se fueron con una "sensación agridulce", ya que el equipo estuvo "a un gran nivel, ante uno de los rivales fuertes de la categoría", aunque dejaron escapar dos puntos, ya que lo justo, ha agregado, hubiese sido la victoria.

Aitor Sanz ha resaltado que es "increíble" lo igualada que está la clasificación en la Liga Adelante, sobre lo que ha dicho que, si se mantiene la dinámica, la salvación podría estar por encima de los cincuenta puntos".

"A ver si conseguimos enlazar un par de victorias y distanciarnos, porque si perdemos dos nos metemos otra vez abajo", ha recalcado.

El próximo rival del Tenerife, el Lugo, fue goleado el domingo por el Girona (6-0), algo que a Aitor Sanz le ha "sorprendido" porque, normalmente, es un equipo que "no recibe muchos goles".

"A ver cómo les afecta porque es una arma de doble filo. Puede ser que les pese o que quiera reaccionar en casa y estén más enchufados de lo normal", ha concluido.

"Todo el mundo tiene derecho a fallar"

El portero del CD Tenerife, el canterano Roberto Gutiérrez, ha asegurado este lunes, sobre la jugada en la que el Real Zaragoza empató tras una mala salida suya, que "todo el mundo tiene derecho a fallar", y ha recordado que hasta "los más grandes", como Iker Casillas y Víctor Valdés, se equivocan.

El icodense ha destacado, durante una rueda de prensa, que "para conseguir el éxito hay que vivir el fracaso" y ha resaltado que sabe sobreponerse a este tipo de circunstancias.

Roberto Gutiérrez ha dicho que su error le duele especialmente porque sus compañeros y el entrenador "plantearon bien el partido y lucharon por ganar" un partido que con un resultado de victoria les hubiese puesto en la zona alta de la clasificación.

El meta ha dicho que cree que hizo "un muy buen partido" ante el Real Zaragoza y ha explicado que en la jugada del gol decidió salir y el balón bajó antes de lo que había calculado.

Gutiérrez ha considerado que el Tenerife mereció la victoria ante el equipo maño desde el principio y fue "superior en todo momento" a un candidato al ascenso directo a Primera División.

El jugador ha resaltado que ahora quiere "pasar página" y pensar en el encuentro ante el Lugo, ya que "el fútbol siempre te da otra oportunidad", mientras que ha afirmado que se siente "arropado por el cuerpo técnico y los compañeros".

El primer equipo del CD Tenerife ha entrenado durante la mañana en El Mundialito por primera vez después del encuentro del sábado, con las ausencias de Nano, Borja Pérez-Peñas, Chechu Flores y Édgar.

El plantel de Álvaro Cervera tendrá día de descanso durante la jornada del martes, y el miércoles comenzará a preparar el choque del próximo domingo ante el Lugo, que llega a la cita después de haber sido goleado en Girona (6-0).

Etiquetas
Publicado el
17 de febrero de 2014 - 22:31 h

Descubre nuestras apps

stats