La colada de lava en La Palma amenaza a una de las mayores zonas de producción de plátano de Canarias

Una de las lenguas de lava del volcán de la isla de La Palma.

Las coladas de lava en La Palma ya han afectado a viviendas, cultivos, carreteras de acceso y a infraestructura hidráulicas. Además de los miles de residentes de los cincos municipios que se vieron obligados a desalojar sus viviendas, los agricultores temen no solo perder plantaciones, sino también, no poder acceder a sus fincas para regar las plataneras que convierten a la zona suroeste de la Isla en una de las mayores áreas de producción de plátanos del Archipiélago. La Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias asegura incluso que se evaluará la posible contaminación en el acuífero.

FOTOGALERÍA | Segundo día de erupción en La Palma: la lava arrasa casas y caminos rumbo al mar

FOTOGALERÍA | Segundo día de erupción en La Palma: la lava arrasa casas y caminos rumbo al mar

Desde la erupción el pasado domingo hasta este lunes, entre los principales cultivos afectados por la lava, Miguel Martín, presidente de la Asociación Palmera de Agricultores y Ganaderos (ASPA), destaca las fincas de aguacates y los cultivos de viñedos ubicados en medianías. UPA, COAG y ASAJA-ASPA, que cifran en al menos 400 las explotaciones agrarias afectadas, explica a Efe que ha perjudicado a la ganadería de caprino de leche para la elaboración de queso artesanal. Además, otras zonas más alejadas del volcán han sufrido los estragos de forma indirecta por daños en canales, acequias, tuberías y balsas de suministro.

Más cerca de la costa, en la zona de El Remo (Llanos de Aridane) tiene tres hectáreas de plataneras Juan Carlos Rodríguez, que a su vez es portavoz de la plataforma por un Precio Auténtico para el Plátano. Cree que “casi seguro” perderá toda la fruta que podría recolectar hasta el final de la temporada. “No porque lo aplaste la lava, sino porque se corta la línea de riego y la carretera de acceso a la zona”, explica.

Mientras el volcán continúe en erupción, y si sigue el curso previsto por el Instituto Geográfico Nacional (IGN) hacia el mar, es imposible acudir a regar las plantaciones. Además, una vez remita, previamente será necesario reparar las infraestructuras hidráulicas y las carreteras. Rodríguez teme que, como mínimo, esto no se dará en un periodo inferior a un mes y durante ese tiempo las plataneras “se secan y se pierde el fruto”.

Desde Tazacorte a Fuencaliente los invernaderos y las plantaciones al aire libre copan todo el paisaje cercano a la costa, llegando a producir más 400.000 kilos de plátano semanales, según cifró la consejera de Agricultura, Alicia Vanoostende (a la Península, principal mercado, se envían en torno a 7.000 toneladas semanales de media).

“Es una de las zonas de élite en la plantación de plataneras”, dice Martin, quien vaticina que habrá agricultores que perderán toda su producción. De hecho, al pasar la lava por la carretera que va en dirección a Puerto Naos (localidad habitada al norte de la zona de El Remo) “ya hay cultivos que quedarán aislados y si sigue bajando y llega al mar en esa zona, romperá los canales” e impedirá regar en ese área.

Ni el Cabildo de La Palma ni la Consejería de Agricultura han ofrecido una estimación de la cantidad de cultivos que puedan verse afectados y su cuantificación. Martín espera que las administraciones activen los mecanismos necesarios para paliar las consecuencias en una zona que ya fue muy castigada este año con la ola de calor, en la que se generó un incendio entre fincas y viviendas durante el mes de agosto, quemando 300 hectáreas. Pero la peor parte se la llevaron los agricultores, sobre todo de plataneras, “con pérdidas de hasta el 80 y el 90%”.

El 50% del Producto Interior Bruto de La Palma

A diferencia de otras islas, en La Palma el peso del sector primario en el Producto Interior Bruto (PIB) es del 50%, basado sobre todo en el plátano, que ocupa la mayor parte de la superficie cultivable de la Isla para producir el 30% de todos los plátanos de Canarias. La Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias (Asprocan), asegura que más más de 5.300 productores en la isla y cerca de 10.000 familias dependen directamente del cultivo de esta fruta y, en concreto, la economía de los municipios afectados se basa en este cultivo, que supone más del 30% del empleo de su población.

La patronal del plátano apela a “la prudencia” porque considera que aún “es pronto todavía para hacer una evaluación de daños”. Asprocan muestra su preocupación sobre “la terrible pérdida de muchas viviendas”, a la que “se puede sumar, no sólo la producción que se vea directamente afectada por la lava, sino también la parte de cultivo que quede aislada y a la que no se pueda acceder, siendo imposible el riego y cuidado de las fincas, lo que supondrá la pérdida de toda esa producción”. 

El presidente de Aspa dice que, tras el incendio y ahora la erupción en áreas cercanas, hay agricultores que le han trasladado “que tienen ganas de tirar la toalla”. Pero a su juicio, al igual que ocurrió tras la ola de calor, cuando muchos profesionales del campo fueron a regar para la siguiente cosecha, está “seguro de que se repondrán”.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats