Canarias mantiene los niveles de alerta vigentes excepto Fuerteventura, que baja a 2, y anuncia una revisión general de las restricciones

El portavoz del Ejecutivo canario, Julio Pérez

Canarias Ahora / Efe

0

El Consejo de Gobierno de Canarias ha acordado este jueves mantener los niveles de alerta por COVID-19 vigentes en todas las islas, excepto Fuerteventura, que baja de nivel 3 a nivel 2 dada la mejoría de sus indicadores epidemiológicos.

Los datos epidemiológicos de Tenerife y Gran Canaria descartan el nivel 4 de alerta pese a su empeoramiento

Los datos epidemiológicos de Tenerife y Gran Canaria descartan el nivel 4 de alerta pese a su empeoramiento

Por tanto, Tenerife y Gran Canaria continúan en nivel 3 (semáforo rojo), Fuerteventura, Lanzarote y La Graciosa en nivel 2 (semáforo naranja), y La Palma, La Gomera y El Hierro en nivel 1 (semáforo verde).

"En Gran Canaria y Tenerife sigue habiendo datos preocupantes, hay una linea que no logramos reducir", ha dicho el portavoz del Gobierno, Julio Pérez, quien ha anunciado que se va a proceder a una revisión general del cuadro de medidas restrictivas vigentes para cada nivel a raíz de la experiencia y criterios técnicos.

Sin embargo, el análisis de los ocho indicadores epidemiológicos que se utilizan para determinar un nivel de alerta u otro muestra que en las dos islas capitalinas, pese a que ha habido un ligero empeoramiento, no se dan las condiciones suficientes para decretar el nivel 4 de alerta, el más restrictivo, tal y como han pedido esta semana algunas voces en las islas.

Con esta ampliación del nivel 3, las dos islas capitalinas acumulan un mes consecutivo en semáforo naranja, con cierre perimetral, toque de queda a las 22.00 horas y reuniones de como máximo, cuatro personas. Sin embargo, no se ha logrado doblegar la curva de contagios ni reducir la incidencia a siete y 14 días, que, de hecho, han subido. Desde la Consejería de Sanidad apuntan a este periódico que puede deberse a varios factores, entre ellos las fiestas de Semana Santa y la fatiga pandémica, que hace que la población descuide el cumplimiento de las normas sanitarias, entre otras cosas.

Pérez ha reconocido que el Gobierno de Canarias se pregunta si habrá alguna otra medida más eficaz para reducir la tendencia de los contagios pero ha subrayado que estas mismas restricciones han funcionado en otros momentos y ahora lo ha hecho en Fuerteventura, lo que ha permitido que baje de nivel.

No obstante, el también consejero de Administraciones Públicas ha indicado que los efectos de las vacunas "parecen empezar a notarse visiblemente" dado que se han reducido los contagios entre los grupos ya vacunados con las dos dosis, que son los grupos 1 y 2.

"Es un dato relevante y sin querer pensar que está todo resuelto, es una señal de que la vacuna tiene efectos positivos" ha indicado Pérez que ha confiado en que en los siguientes grupos de vacunación, se produzca el mismo efecto.

Además ha detallado que se ha reanudado el ritmo de la vacunación y ha concretado que los problemas en la demora ocasionada con AstraZeneca, se compensará con la llegada de mayor cantidad de vacunas Pfizer, aunque no supo precisar en qué cantidad.

Pérez ha afirmado que en Canarias se ha logrado vacunar a entre 16.000 y 17.000 personas en determinados días aunque las estimaciones del Servicio Canario de la Salud es que si hay vacunas suficientes, se puede doblar esa cantidad.

Asimismo ha señalado que las cifras de aprovechamiento de las dosis en Canarias son aceptables y ha advertido que el suministro de las vacunas en el territorio nacional responde a la cantidad de personas vulnerables que exista en cada comunidad.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats