El Cabildo de Tenerife “aparca” la incineradora de residuos sólidos

Entrada a la Planta Insular de Residuos Sólidos donde se ubicaría la incineradora

Belén Molina

Santa Cruz de Tenerife —

El Cabildo de Tenerife ha aparcado la instalación de una incineradora de residuos en la isla para apostar por el reciclaje, según se desprende de las palabras del consejero del área de Sostenibilidad, José Antonio Valbuena (PSC), ante la primera comisión de seguimiento, en el actual mandato, del Plan Territorial Especial de Ordenación de Residuos de Tenerife (Pteor), celebrada el pasado martes.

En esa comisión, que integran plataformas sociales, vecinales, colectivos contra la incineración, empresarios y empresas de reciclaje como Ecoembes, Valbuena hizo hincapié en trabajar a favor del reciclaje “para no tener que hablar de incineración”, y anunció un plan para diez años, plazo en el que conseguir un reciclaje del 70 por ciento de residuos sólidos.

La labor es ardua, ya que en la actualidad, la recogida de envases ligeros no alcanza al 15 por ciento (en Alemania es del 98 por ciento), y en cuanto a la materia orgánica, se ha apostado por un bioestabilizado, que consiste en deshidratar la materia, y no sirve a la agricultura, en vez del compostaje, según señaló a Tenerife Ahora Fran Castro, de la asociación ecologista Ben Magec. Sin embargo, la incineración, propuesta desde 2002, deja materiales pesados en las cenizas, además de otros contaminantes en el suelo y en el aire.

Fran Castro consideró “muy buena noticia” el “cambio de paso” manifestado por el Cabildo tinerfeño a través de Valbuena en relación con la incineradora, “pero hay que tener en cuenta que dijo que se apostaría por el reciclaje antes que por la incineración en un marco como es el de la comisión de seguimiento del Pteor, con muchas voces en contra de la incineración, algunas integradas en la plataforma La Incineración No Es La Solución. Pero considero que es un paso importantísimo que Valbuena diga que, de momento, no se contempla la incineradora”.

Castro recordó que el anterior jefe del Servicio de Residuos Sólidos, Francisco Hernández, así como el anterior consejero insular de Sostenibilidad, Miguel Díaz-Llanos, “eran claramente pro-incineradora. Y parece que hay un cambio de rumbo, No se ha hecho público el nombramiento del nuevo jefe del Servicio de Residuos Sólidos, pero confiamos en que haya un cambio de dirección”.

Además, Valbuena no habló de que la concesión para gestionar la Planta Insular de Residuos Sólidos (PIRS), ubicada en Arico, al sur de Tenerife, y que debe adjudicarse a una empresa externa en 2016, vaya a ser por 30 años, “sino que el consejero se refirió a un plazo mucho menor, de 10 años. Una concesión por 30 años hipotecaba la gestión de los residuos en esta isla”, aclaró Castro.

Escepticismo

Podemos, que igualmente forma parte de la comisión de seguimiento del Pteor, aplaude la nueva posición con respecto a la incineradora, pero con escepticismo. El consejero del Cabildo por esa formación política, Julio Concepción, opina que es difícil conseguir un 70 % de reciclaje selectivo en los ocho o diez años de plazo que ha marcado Valbuena.

“En todo caso, ya se pueden poner a trabajar a marchas forzadas porque para lograr ese porcentaje de reciclaje queda mucho por hacer, entre otras medidas, planes especiales en zonas turísticas, como el sur de Tenerife, que es donde más basura se genera, tanto solida como plásticos, vidrios y papeles”.

“De cualquier manera, José Antonio Valbuena lo que dijo es que se iba a trabajar a favor del reciclaje para no hablar de incineración, pero no hemos escuchado que la incineradora quede descartada, como nos hubiera gustado. Esta nueva hoja de ruta, de ser cierta, requiere una inversión mucho mayor que la actual en reciclaje, reutilización y reducción de residuos, y no vemos que sea así”, añadió el representante de Podemos.

Por el contrario, dijo Concepción, “nos tememos que mientras se ponen en marcha las políticas de reciclaje, el vertedero de Arico quede colapsado, lo que forzará la instalación de la incineradora. Política de hechos consumados”.

“La incineradora, una vez puesta en marcha, debe recibir constantemente residuos que quemar las 24 horas del día. No puede quedar inactiva. Ya tenemos un ejemplo en Mallorca, y es un desastre medioambiental”.

Además, según la plataforma La Incineración No Es La Solución, el coste de la tonelada de residuos tratada en Arico se dispararía de 40 euros que cuesta en la actualidad, a 200 euros.

Francisco Castro, de Ben Magec, apunta a la nueva concesión de la gestión de la planta de Arico como la prueba del algodón: “Sabremos entonces si hay una verdadera apuesta por minimizar los residuos e incrementar el reciclaje. La nueva empresa que gestione el Aula Medioambiental deberá llevar a cabo inversiones y veremos cuáles son y en que dirección apuntan”.

En 2009, cuando se aprobó el Plan Territorial Especial de Ordenación de Residuos de Tenerife (que concluye en 2016), el  ex jefe del Servicio de Residuos Sólidos, Francisco Hernández, anunció a bombo y platillo “un cambio de rumbo con un programa público de inversiones en torno al reciclaje. El objetivo era alcanzar un 57 por ciento del reciclaje de todos los residuos urbanos que se generan en la Isla en 2016 pero estamos a 2015 y ese porcentaje es tres veces inferior.

 

 

 

 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats