El semáforo rojo no funciona en Tenerife, donde aumenta la incidencia del virus y se acumulan las denuncias por incumplir las restricciones

Una sanitaria del Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria, en Santa Cruz de Tenerife

A cuatro días de que Tenerife deje de estar en semáforo rojo por la propagación de la COVID-19, la incidencia acumulada (IA) de la isla sigue superando los valores recomendados por el Ministerio de Sanidad para poder entrar en la "nueva normalidad". La IA de los últimos catorce días se sitúa en 134,4 por cada 100.000 habitantes, mientras que la de los últimos siete días se sitúa en 57,2, según los últimos datos publicados por la Consejería de Sanidad este martes 17 de noviembre a las 14.00 horas. Cuando el área que dirige Blas Trujillo decidió prolongar el semáforo rojo en Tenerife, la Isla tenía una incidencia acumulada de 115,6 por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. La cifra actual supera a la concentración de casos que registra Canarias, que en las últimas dos semanas se ha situado en 82,4. A pesar de que la Incidencia Acumulada respecto al 6 de noviembre es superior en Tenerife, la curva ha experimentado un descenso desde el pasado 14 de noviembre.

Sanidad prolonga el semáforo rojo en Tenerife dos semanas más

Sanidad prolonga el semáforo rojo en Tenerife dos semanas más

Hasta el momento, Tenerife suma 2.574 casos activos, un 62% del total de personas que sufren la enfermedad en este momento en Canarias (4.158). Hasta el momento, 27 pacientes están en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), mientras que 153 están en planta. La gerente del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, Natacha Sujanani, especificó que en de los 83 pacientes COVID que permanecen en este complejo hospitalario, 14 están en la UCI, que cuenta con 63 unidades con respirador, de las que 30 están libres.

La isla también concentra más de la mitad de las muertes que se han producido en el Archipiélago a causa del virus desde que estalló la pandemia. De los 313 fallecimientos que acumula la comunidad autónoma, 170 se han producido en Tenerife, un 54% del total.

El pasado 6 de noviembre, la Consejería de Sanidad decidió prolongar el semáforo rojo en Tenerife hasta el próximo viernes, 20 de noviembre. Se trata de la única isla que permanece bajo estas restricciones. Este método lo impuso el Ejecutivo regional a finales de agosto para atajar la enfermedad en las islas con mayor incidencia. No afecta a municipios ni a la comunidad autónoma en su conjunto y se aplica en el caso de que una isla supere los 50 casos por 100.000 habitantes en los últimos siete días.

Crecen las sanciones

Santa Cruz de Tenerife y San Cristóbal de La Laguna siguen a la cabeza en defunciones, con 83 y 74 muertes respectivamente. También cuentan con el mayor número de casos activos de la Isla: 1.024 y 791. También se trata de los municipios donde los agentes de la Policía Local han impuesto más sanciones.

Entre el 9 y el 15 de noviembre, en la capital se levantaron 271 actas: 108 por no llevar mascarilla, 44 por botellón, 22 por reuniones de más de seis personas, 30 por fiestas en domicilios, 18 en locales por no respetar los tiempos de cierre o el aforo máximo, 17 por eventos no autorizados y 28 por drogas. Además, la Policía Local recibió 782 llamadas durante el fin de semana. "Las actas no hacen sino aumentar. Así no salimos del semáforo rojo", lamentó la concejala de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento.

En La Laguna, la Policía Local levantó entre el 10 y el 16 de noviembre 84 actas por no llevar mascarilla y 13 por botellones en plena calle. También se emitieron ocho propuestas de sanción a establecimientos por no indicar las medidas de seguridad sanitarias, cuatro por fumar en la vía pública y dos por incumplimiento de horarios en locales de hostelería.

Este mismo lunes ambas corporaciones municipales anunciaron una medida extraordinaria acordada entre los dos alcaldes, José Manuel Bermúdez y Luis Yeray Gutiérrez: el cierre de los parques y plazas con mayor número de denuncias entre las 19.00 y las 7.00 horas. Los Ayuntamientos también reiteraron la solicitud a la Dirección General de Deportes del Gobierno de Canarias para que inste a las federaciones territoriales de todas las modalidades deportivas a aplazar sus competiciones durante al menos dos semanas. Según los alcaldes, en numerosas instalaciones deportivas del área metropolitana no puede garantizarse la seguridad.

La Gerencia de Urbanismo, técnicos de la Concejalía de Salud y la Policía Local han aumentado las inspecciones en establecimientos públicos. También se han reforzado las actuaciones del área de Seguridad Ciudadana para evitar la concentración de personas en la vía pública y en espacios abiertos. También el parking del centro comercial Alcampo cierra durante la noche, de acuerdo con una solicitud planteada por el Ayuntamiento.

Luis Yeray Gutiérrez ha apelado a la responsabilidad colectiva y al cumplimiento estricto de las medidas para poder superar la crisis sanitaria.

Estas nuevas normas se suman a las restricciones establecidas por el Ejecutivo regional para contener el virus en Tenerife. Entre ellas, la reducción del aforo en las terrazas al 50%, adelantar el cierre de los bares a las 23.00 horas, o limitar las reuniones en espacios públicos y privados a seis personas.

Etiquetas
Publicado el
17 de noviembre de 2020 - 15:12 h

Descubre nuestras apps

stats