Los tres municipios de Cantabria que quedan libres de COVID tras ocho meses de pandemia: "Hemos tenido suerte, pero también cuidado"

Municipio de Tudanca en Cantabria.

En plena segunda ola de la pandemia y cuando el coronavirus está extendido por cada rincón del planeta parece casi inverosímil que todavía queden territorios libres de este virus. Son pocos y generalmente con características comunes: pequeños, rurales y con mucha dispersión poblacional.

En el caso de Cantabria, solo apenas tres de sus 102 municipios han conseguido esquivar hasta la fecha la COVID-19, sin casos detectados en los ocho meses que llevamos de crisis sanitaria y con una época estival mediante en la que el desplazamiento turístico ha favorecido la propagación del virus.

Se trata de Tudanca, Tresviso y Pesquera, tres localidades que apenas alcanzan los 250 habitantes en total, pero que, pese a su escasa población, durante el verano no han estado libres de visitantes y turistas.

"Hemos tenido suerte, pero también cuidado", reconocen sus alcaldes en conversación con elDiario.es, quienes también hacen hincapié en que el hecho de ser "pocos y dispersos" también influye a la hora de mantener a cero los contagios.

"La gente no se agrupa", apunta Manuel Grande (PRC), regidor de Tudanca, municipio ubicado en el Valle del Nansa, sobre todo porque, además, solo hay un bar en el pueblo que ahora se encuentra cerrado. Situación similar viven en Tresviso, ubicado en la comarca de Liébana, con tan solo un bar abierto, y en Pesquera, en la de Campoo, donde cuentan con dos, de manera que la actividad de ocio está muy limitada.

Al mismo tiempo, en estos municipios la población es muy envejecida, como suele ser habitual en el medio rural como consecuencia de la tendencia migratoria del campo a la ciudad. "Tener la COVID supone mucho riesgo para esta gente, por lo que intentan no estar con quienes no son de su burbuja", subraya el alcalde de Tresviso, Francisco Javier Campo (PSOE), en la misma línea que el de Pesquera, Rubén Ruíz Fernández (Agrupación por Pesquera), quien hace hincapié en el "miedo" de los vecinos al virus.

"Hemos tenido que tomar decisiones que nos han costado", apunta, como la suspensión de la Feria del Queso Artesano que aglutina cada verano a muchos visitantes. Así todo, los tres regidores coinciden en que han notado gran afluencia de gente durante los meses estivales que, por "suerte" acompañada de "precaución", no se ha traducido en contagios.



Etiquetas
Publicado el
22 de noviembre de 2020 - 17:50 h

Descubre nuestras apps

stats