Vivir una obra de teatro desde el cuerpo de su protagonista: la cultura se reinventa de la mano de la tecnología

Emitir una obra de teatro en directo vía streaming no supone una gran novedad después de llevar más de un año de pandemia con la transformación que eso ha supuesto para algunos sectores. Sin embargo, si el espectador conectado puede vivir la obra desde el cuerpo de cualquiera de los personajes protagonistas, ya cambia el asunto. Y si además puedes cambiar de cuerpo durante la función o incluso pasar a ser una cámara robotizada de las que se encuentran en el escenario, ya se convierte en un proyecto tan innovador que hasta el Ministerio de Cultura decide apoyarlo.

Esto fue lo que debió pensar el actor, director y productor Edy Asenjo al desarrollar 'Plató Principal', un proyecto de 'e-escena' que comenzó a fraguarse hace más de un año y que este pasado sábado se estrenó con la idea de tener cierta continuidad. "Creo que el resultado va a ser muy digno e histórico", señaló Asenjo a este periódico unos días antes del estreno de la obra. Y es que después de seis años trabajando en el 'Principal Santander', una casa señorial en el centro de la capital cántabra donde se hacía teatro íntimo para 30 personas, el artista no concebía la idea de perder esa "inmersión extrema" que suponía para el público poder compartir espacio con los protagonistas de las historias: "Queríamos llevar la misma sensación al público, aunque ahora no puedan estar ahí". Así que con mucha imaginación y apoyo tecnológico, las cámaras integradas en los actores se convirtieron en una realidad.

"Ellos se han convertido en realizadores de cámara e ingenieros de imagen, y han reaccionado de una forma sorprendentemente natural", explicó Asenjo. No obstante, y como admite el director, ha supuesto un reto para los artistas, ya que han tenido que 'cargar' con un vestuario "tecnológico" con un total de dos kilos de cables, micrófonos y cámaras ocultas que se han ocultado bajo el vestuario de época de la función 'El Padre', una adaptación de la obra de August Strindberg que la compañía conoce muy bien por haberla reproducido en 50 ocasiones.

Pero además, y por si el espectador prefiere ver el espectáculo desde fuera, los de 'Plató Principal' han preparado seis cámaras idénticas a las que la NBA ubica en las canastas para que, además de poder cambiar de personaje, el público pueda moverse por el espacio teatral con la misma libertad que si estuviera dentro "y sin ángulos muertos".

El proyecto, apoyado por el Ministerio de Cultura a través de la Dirección General de Industrias Culturales, fue una de las 80 ideas seleccionadas entre las cerca de 1.000 presentadas a una convocatoria que buscaba incentivar la modernización de la cultura. Esto, sumado al apoyo del Ayuntamiento de Santander, ha dado como resultado que este proyecto "de unos 40.000 euros" pudiera ver la luz y así dar pie a otras compañías a imitarlo "y mejorarlo".

Emitir una obra de teatro en directo vía streaming no supone una gran novedad después de llevar más de un año de pandemia con la transformación que eso ha supuesto para algunos sectores. Sin embargo, si el espectador conectado puede vivir la obra desde el cuerpo de cualquiera de los personajes protagonistas, ya cambia el asunto. Y si además puedes cambiar de cuerpo durante la función o incluso pasar a ser una cámara robotizada de las que se encuentran en el escenario, ya se convierte en un proyecto tan innovador que hasta el Ministerio de Cultura decide apoyarlo.

Esto fue lo que debió pensar el actor, director y productor Edy Asenjo al desarrollar 'Plató Principal', un proyecto de 'e-escena' que comenzó a fraguarse hace más de un año y que este pasado sábado se estrenó con la idea de tener cierta continuidad. "Creo que el resultado va a ser muy digno e histórico", señaló Asenjo a este periódico unos días antes del estreno de la obra. Y es que después de seis años trabajando en el 'Principal Santander', una casa señorial en el centro de la capital cántabra donde se hacía teatro íntimo para 30 personas, el artista no concebía la idea de perder esa "inmersión extrema" que suponía para el público poder compartir espacio con los protagonistas de las historias: "Queríamos llevar la misma sensación al público, aunque ahora no puedan estar ahí". Así que con mucha imaginación y apoyo tecnológico, las cámaras integradas en los actores se convirtieron en una realidad.

"Ellos se han convertido en realizadores de cámara e ingenieros de imagen, y han reaccionado de una forma sorprendentemente natural", explicó Asenjo. No obstante, y como admite el director, ha supuesto un reto para los artistas, ya que han tenido que 'cargar' con un vestuario "tecnológico" con un total de dos kilos de cables, micrófonos y cámaras ocultas que se han ocultado bajo el vestuario de época de la función 'El Padre', una adaptación de la obra de August Strindberg que la compañía conoce muy bien por haberla reproducido en 50 ocasiones.

Pero además, y por si el espectador prefiere ver el espectáculo desde fuera, los de 'Plató Principal' han preparado seis cámaras idénticas a las que la NBA ubica en las canastas para que, además de poder cambiar de personaje, el público pueda moverse por el espacio teatral con la misma libertad que si estuviera dentro "y sin ángulos muertos".

El proyecto, apoyado por el Ministerio de Cultura a través de la Dirección General de Industrias Culturales, fue una de las 80 ideas seleccionadas entre las cerca de 1.000 presentadas a una convocatoria que buscaba incentivar la modernización de la cultura. Esto, sumado al apoyo del Ayuntamiento de Santander, ha dado como resultado que este proyecto "de unos 40.000 euros" pudiera ver la luz y así dar pie a otras compañías a imitarlo "y mejorarlo".

Emitir una obra de teatro en directo vía streaming no supone una gran novedad después de llevar más de un año de pandemia con la transformación que eso ha supuesto para algunos sectores. Sin embargo, si el espectador conectado puede vivir la obra desde el cuerpo de cualquiera de los personajes protagonistas, ya cambia el asunto. Y si además puedes cambiar de cuerpo durante la función o incluso pasar a ser una cámara robotizada de las que se encuentran en el escenario, ya se convierte en un proyecto tan innovador que hasta el Ministerio de Cultura decide apoyarlo.

Esto fue lo que debió pensar el actor, director y productor Edy Asenjo al desarrollar 'Plató Principal', un proyecto de 'e-escena' que comenzó a fraguarse hace más de un año y que este pasado sábado se estrenó con la idea de tener cierta continuidad. "Creo que el resultado va a ser muy digno e histórico", señaló Asenjo a este periódico unos días antes del estreno de la obra. Y es que después de seis años trabajando en el 'Principal Santander', una casa señorial en el centro de la capital cántabra donde se hacía teatro íntimo para 30 personas, el artista no concebía la idea de perder esa "inmersión extrema" que suponía para el público poder compartir espacio con los protagonistas de las historias: "Queríamos llevar la misma sensación al público, aunque ahora no puedan estar ahí". Así que con mucha imaginación y apoyo tecnológico, las cámaras integradas en los actores se convirtieron en una realidad.

La información es más necesaria que nunca

Necesitamos tu apoyo para seguir elaborando contenidos de calidad. Puedes darte de alta como socio o, si ya lo eres, desde tu panel personal puedes dedicar parte de cuota específicamente a tu edición más cercana, a la de Cantabria. Ahora tu ayuda es más importante que nunca.

Además, para seguir toda la actualidad de forma rápida y cómoda, disponemos de un sistema de alertas en el canal de Telegram de elDiario.es Cantabria con la última hora informativa y nuestros mejores temas y puedes encontrarnos también en TwitterFacebook e Instagram.

Cargando...