Castilla-La Mancha comenzará la campaña del melón y la sandía con un 11% menos de superficie sembrada

Foto: Wikimedia Commons

La Interprofesional de Melón y Sandía de Castilla-La Mancha ha constado una reducción de siembra de estos cultivos en la región que llega el 11 por ciento sobre el año anterior, atendiendo a las recomendaciones realizadas en meses anteriores desde esta Interprofesional. La asociación regional estima que la recolección comenzará a partir el 20 de julio.

En concreto, en el caso del melón, con 5.033,72 hectáreas, supone casi 650 hectáreas menos de melón sembradas en la región este año. El descenso es más significativo que el que se produjo en la campaña anterior y va algo más allá de las previsiones iniciales de la Interprofesional, que indicaban una superficie de siembra inferior a la de 2021 sobre el 5%. Sin embargo, supone una reducción de más de 11%.

Por provincias, Cuenca es la única que marca la excepción, siendo la única provincia de Castilla-La Mancha que aumenta la superficie de siembra de este cultivo, pasando de las 117,13 has a las 132,89. En el caso de la provincia de Ciudad Real, la provincia que acoge la mayor superficie de siembra de melón, ésta disminuye de las 4.626,01 has a las 4.208,66.

En lo que respecta a la sandía, con 2.826,03 hectáreas, ha habido también una disminución de la superficie sembrada (321,79 hectáreas menos con respecto a la campaña anterior), aunque por encima de la superficie sembrada en 2020. Las previsiones de la Interprofesional apuntaban a una disminución del alrededor del 20% y teniendo en cuenta los datos declarados en PAC por los agricultores, el descenso de la superficie sembrada en Castilla-La Mancha de sandía ha sido prácticamente la mitad, poco más del 10%. Por provincias, se registran descensos en todas. Ciudad Real, la provincia que registra el mayor número de hectáreas cultivadas, ha pasado de las 2.853,45 a las 2.575,47 has.

Costes de producción

La Asamblea General de la Lonja se reunirá mañana para hablar del calendario de cotizaciones de esta campaña, marcada por los altos costes de producción. Teniendo en cuenta el elevado encarecimiento de todos los inputs, el precio de coste de producción del melón y sandía ha aumentado en un 30%, de media. Así las cosas, si el año pasado el kilo de melón se situaba entre los 0,26 y 0,28 € y el kilo de sandía entre los 0,18 y los 0,20 €, este año producir un kilo de melón pasará a costar entre 0,34 y 0,36 € y el kilo de sandía entre 0,23 y 0,25 €, según estimaciones de la Interprofesional.

Ante esta situación, la Interprofesional hace un llamamiento al sector para que se respete y cumpla la Ley de la Cadena Alimentaria. La previsión es que en el inicio de la campaña de recolección de Castilla-La Mancha la oferta supere la demanda, debido al solapamiento con otras producciones, lo que podría repercutir en los precios de salida en la lonja regional. La Interprofesional exige que se persigan las prácticas desleales porque “de esto dependerá que la campaña sea, o no, una ruina”.

Precio al consumidor

Semanas atrás el precio al consumidor alcanzó precios más elevados de lo habitual como consecuencia del desabastecimiento del mercado por la finalización del producto marroquí, el retraso de unas semanas de la cosecha por las lluvias y las bajas temperaturas de primavera. Actualmente, según la Interprofesional, precios se están normalizando con la venta del producto nacional.

Aun así, el presidente de la Interprofesional recuerda al consumidor que a la hora de comparar precios “hay que tener en cuenta el precio del kilo”. Y es que “la compra de melón y sandía no es como adquirir cualquier otra fruta de la que puedes comprar 400 gramos. Una sandía, por ejemplo, es fácil que pese 6 kilos, máxime cuando en España el consumidor se suele decantar por calibres altos”.

Desde la Interprofesional lamentan las campañas demoledoras en redes sociales contra el consumo de melón y sandía que está habiendo en estos momentos, y temen que esto parta de los lobbies de presión, en un “intento por hacer ver lo que no es cierto”. La asociación regional recuerda que “el melón y sandía son cultivos esenciales en Castilla-La Mancha, muy sociales, que generan muchos puestos de trabajo”.

Por último, la Interprofesional recuerda que estos cultivos son muy demandados cada año por la gran calidad que se obtiene del melón y la sandía en Castilla-La Mancha, reconocida en toda España.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats