La Confederación propone un sobrerecorte del 10% para la siguiente campaña de riego en el Alto Guadiana

Viñas en la zona del Guadiana

La Confederación Hidrográfica ha vuelto a plantear un sobrerecorte del 10% para la siguiente campaña de riego en la propuesta de los Planes de Extracción para cada una de las masas de agua del Alto Guadiana en la reunión de la Junta de Gobierno de este Organismo de cuenca, según ha alertado UPA Castilla-La Mancha.

Herminio Molina, elegido presidente de la Federación de Regantes de Castilla-La Mancha tras la aprobación de la Junta Rectora definitiva

Herminio Molina, elegido presidente de la Federación de Regantes de Castilla-La Mancha tras la aprobación de la Junta Rectora definitiva

El secretario general de esta organización agraria, Julián Morcillo ha mostrado su disconformidad y absoluto rechazo estas propuestas y así , ha señalado a través de un comunicado, que estos recortes año a año condicionan la supervivencia de los agricultores, regantes de la zona, una supervivencia que, en año COVID, es más precaria todavía.

El responsable de UPA Castilla-La Mancha ha explicado que cualquier propuesta que la Confederación presente a las Juntas de Explotación de las masas de agua del Alto Guadiana, las cuales están celebrando asambleas durante estos días, no debe plantear recortes superiores a los actuales. Además ha pedido a los representantes de los regantes, así como la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural que se opongan de manera tan rotunda a como lo hace UPA.

El responsable de la organización agraria se ha referido a la necesaria revisión en profundidad del proceso de planificación del Guadiana, una exigencia de los regantes y de los agricultores de explotaciones familiares que ven, año a año, de manera insolidaria, cómo se pone en peligro su futuro ante este tipo de comportamientos. Es necesaria una estimación de los recursos disponibles de cada una de las masas de agua; es necesario que se cuantifique el volumen que tienen lo acuíferos del Alto Guadiana.

Asimismo, desde UPA Castilla-La Mancha se denuncia que “se persiga a algunos agricultores como si de delincuentes se tratara”, se están comunicando sanciones a regantes que tienen su explotación legal, sus equipos de medida legalizados y que, con la excusa de una revisión de contadores, se les impongan sanciones graves entre 50.001 y 500.000 euros. “Podríamos preguntarle a la Confederación si fue tan escrupulosa con los contadores que en su día puso con presupuesto del PEAG”, han dicho desde UPA CLM.

El secretario general de UPA Castilla-La Mancha ha afirmado con rotundidad que no se pueden aceptar recortes en las dotaciones de los regantes de la región, “más en un año donde los agricultores y los ganaderos están demostrando su compromiso y responsabilidad con la sociedad en la que viven; con el entorno en el que desarrollan su labor”.

Una vez más, se denuncia que Castilla-La Mancha es la mayor superficie con limitación de uso del agua de España.

Los regantes se unen

Las seis Comunidades de Usuarios de Aguas Subterráneas (CUAS) del Alto Guadiana integradas en la Federación Regional de Regantes de Castilla la Mancha FERECAM, además de la CUAS Mancha Occidental I, han enviado un comunicado en el que señalan que han unificado sus voces para tener mayor fortaleza como colectivo ante los retos que tienen por delante como actores principales del uso del agua para el regadío y frente a las importantes restricciones que vienen arrastrando y advierte ya sobre las nuevas y aún mayores que plantea el Organismo de Cuenca en los próximos planes de extracciones.

Como colectivo, lamentan que las escasas dotaciones a las que han sido sometidos en los últimos años estén poniendo en serio riesgo la subsistencia de muchas explotaciones de sus territorios de influencia, con unos planes de extracciones que se presentan a primeros de diciembre con importantes restricciones para la próxima campaña y que sitúan al campo en una “complicada situación” de la que las administraciones son conocedoras. “El regadío en nuestra región es fundamental, máxime atendiendo a los prolongados periodos de sequía que estamos sufriendo”, señalan en una sola voz los representantes de las masas de aguas subterráneas Campo de Calatrava, Campo de Montiel, Consuegra-Villacañas, Lillo-Quintanar, Mancha Occidental I, Rus-Valdelobos y Sierra de Altomira

En este sentido, estas CUAS del Alto Guadiana advierten de que unas restricciones tan exigentes en las dotaciones de agua para regar como las que se van a proponer, siendo además las más bajas de toda España, no sólo sitúa en una delicada situación a miles de agricultores y ganaderos de la región, sino a todos los sectores que dependen del sector agroalimentario en Castilla-La Mancha, además de poner en riesgo el futuro del mundo rural y de los pueblos de la llamada España vaciada “Sin agua no hay vida en nuestros pueblos”. 

Etiquetas
Publicado el
24 de noviembre de 2020 - 18:51 h

Descubre nuestras apps

stats