La portada de mañana
Acceder
CRÓNICA | Las fricciones del Gobierno pasan por Calviño, por Esther Palomera
Las 'falsas' terrazas cerradas son tan peligrosas para los contagios como los interiores
OPINIÓN | No es justicia para geeks, por Elisa Beni

El Gobierno propone una rebaja del agua trasvasable del Tajo que no convence a los afectados por “insuficiente”

Trasvase Tajo-Segura

Ya ha finalizado el plazo de información pública del borrador con el que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico quiere modificar el Real-Decreto que regula las normas de explotación del trasvase Tajo-Segura. En el mismo, el Gobierno central propone una reducción del máximo mensual trasvasable desde los embalses de la cabecera del río, bajando de los 38 hectómetros cúbicos vigentes a 27 hectómetros en nivel 2. La intención del Ejecutivo es modificar parcialmente la reforma del Gobierno del PP que blindaba el trasvase, pero no ha convencido a las plataformas más afectadas por esta infraestructura. Estas últimas quieren rebajar aun más el volumen de agua permitido para trasvasar y así lo han trasladado en las alegaciones al borrador. Sus propuestas están avaladas por un informe técnico del Grupo de Investigación del Tajo de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), realizado a a instancias de la Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía, que fue enviado a la Dirección General del Agua.

¿Por qué la construcción del trasvase Tajo-Segura aceleró la despoblación de los municipios ribereños?

¿Por qué la construcción del trasvase Tajo-Segura aceleró la despoblación de los municipios ribereños?

La explotación del trasvase Tajo-Segura está sujeta a una regla cuyos criterios se establecen y definen en el Real Decreto del trasvase que ahora quiere modificar el Gobierno, pero también en la disposición adicional quinta de la Ley de Montes de 2015, que el Ejecutivo del PP ‘coló’ entonces para blindar esta infraestructura. Según disponen estas normas, en función de las existencias conjuntas en los embalses de Entrepeñas y Buendía a comienzos de cada mes, se establecen cuatro niveles mensuales con arreglo a los que se acuerda la realización de los trasvases, con un máximo anual total de 650 hm3 en cada año hidrológico (600 para el Segura y 50 para el Guadiana).

Pero es esa disposición adicional quinta de la Ley de Montes la que establece que, con el objetivo de dotar de mayor estabilidad interanual a los suministros, a propuesta justificada del Ministerio competente y previo informe favorable de la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura, podrán modificarse, mediante real decreto, tanto el volumen de existencias y el de aportaciones acumuladas como los volúmenes de trasvase mensual.

Una excepcionalidad "desvirtuada"

El Ministerio explica ahora que desde la entrada en vigor del Real-Decreto, la explotación del trasvase Tajo-Segura viene registrando tal frecuencia de situaciones hidrológicas excepcionales (nivel 3) o de ausencia de recursos trasvasables (nivel 4), que se ha "desvirtuado" el propio concepto de excepcionalidad, lo que "tiene como consecuencia una alta inestabilidad y una gran irregularidad en los volúmenes trasvasados”.

Este funcionamiento de la regla vigente pone de manifiesto “la conveniencia de actualizar y ajustar sus parámetros, de forma que la situación excepcional se presente con menor frecuencia y se restablezcan las probabilidades de presentación con las que inicialmente fue diseñada la regla”. Tras los análisis realizados, en el decreto se establece reducir el volumen de trasvase en nivel 2 de los 38 hm3 al mes vigentes a 27 hm3 y elevar el umbral de aportaciones acumuladas que define el límite entre los niveles 1 y 2 de 1200 a 1400 hm3, manteniéndose el resto de los parámetros en su valor actual.

No obstante, no es suficiente para las plataformas ciudadanas y comarcales afectadas desde hace años por esta regulación. En primer lugar, la Asociación de Municipios Ribereños propone en sus alegaciones una rebaja a 20 hm3 en nivel 2, mientras que en nivel 3, situación de excepcionalidad, quieren que el máximo trasvasable sea de 10 hm3. “Se pretende mirar por la salud de los embalses y del río, poniendo fin al dislate de documento firmado por María Dolores de Cospedal (entonces secretaria general del PP), redactado a capricho de los regantes, que ha provocado años de miseria y desaprovechamiento de los recursos hídricos de la cabecera del Tajo”.

La cantidad que se trasvasa actualmente en nivel 2 (38 hectómetros cúbicos al mes, que mantenida 12 meses son 456 hectómetros al año) es “desproporcionadamente alta” para el colectivo. “No resulta sostenible mantener este trasvase continuamente con las aportaciones actuales, por lo que se incurre frecuentemente en el nivel 3, llegando al nivel 4”, afirman.

De hecho, para defender las cantidades, se han realizado simulaciones con valores intermedios entre los 20 hm3 propuestos por esta asociación y los 27 hm3 del borrador. La propuesta de los ribereños elimina por completo la entrada en los niveles 3 y 4, estabiliza mucho mejor los trasvases interanualmente y aumenta de forma significativa el nivel medio de embalse.

La presidenta de esta asociación, María de los Ángeles Sierra, valora “muy positivamente” el interés del Ministerio de mejorar la situación de los embalses, accediendo por fin a un cambio de las reglas, que, aunque “consideramos insuficiente, por lo menos abre el melón”. Por su parte, Borja Castro, vicepresidente de la Asociación, confía en que se escuche a estos pueblos y se valoren las alegaciones, “en base a un trabajo científico cimentado en datos, no en intereses políticos y económicos haciendo trampas al solitario, como fue el Memorándum firmado por varias comunidades gobernadas por el mismo partido”.

"No son mejoras para el río sino para dar estabilidad a los trasvases"

Tampoco en la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo respaldan el nuevo borrador. Basándose también en el informe de la UCLM, considera que la modificación propuesta por el Ministerio “no concibe mejoras para el río sino para dar estabilidad a los trasvases”. Defiende así en sus alegaciones que tome en consideración el informe técnico del Grupo de Investigación del Tajo puesto que, entre otras cuestiones, “da estabilidad al sistema de cabecera contribuyendo a estabilizar también la actividad socioeconómica y poblacional de los municipios aledaños”.

Este colectivo critica asimismo que ni el Gobierno de Castilla-La Mancha ni el Ayuntamiento de Toledo han presentado alegaciones al texto del Ministerio, pese a que fue una cuestión que estuvo en el debate de la Mesa Regional del Agua reunida esta semana. Sí las presentado el Ayuntamiento de Talavera de la Reina junto con la Plataforma en Defensa de los Ríos Tajo y Alberche, apelando también a la necesidad de rebajar los máximos trasvasables. La alcaldesa, Tita García Élez, ha defendido el objetivo de “poner sentido común a la situación hídrica que hay en la ciudad”.

También la regidora talaverana ha agradecido el estudio del Grupo de Investigación del Tajo de la UCLM para avalar técnica y científicamente las alegaciones; así como ha puesto en valor ir de la mano en esta acción con la Plataforma en Defensa de los Ríos Tajo y Alberche. Desde este colectivo han pedido al Ministerio que, por fin, se ofrezca "una solución definitiva" a la gestión del trasvase.

Descubre nuestras apps

stats