La portada de mañana
Acceder
El Gobierno culmina en cinco años una subida histórica del salario mínimo
Almeida pagó 460.000 euros más a la empresa donde trabaja el hermano de su edil
OPINIÓN | 'Todo cuanto se recorta, mengua', por Rosa María Artal
Sobre este blog

Palabras Clave es el espacio de opinión, análisis y reflexión de eldiario.es Castilla-La Mancha, un punto de encuentro y participación colectiva.

Las opiniones vertidas en este espacio son responsabilidad de sus autores.

#FuckCancer

Margarita

0

Aunque se tratase de un juego de palabras, el título en esta ocasión no es muy alentador y es de suponer que tampoco lo será la opinión vertida sobre el mismo. 

Hace justo veinte días que las redes sociales se inundaron de comentarios relacionados con el fallecimiento de una jovencísima chica con sarcoma de Ewing. En los últimos años han fallecido otras personas que fueron relatando su enfermedad en las redes sociales, reivindicando así la necesaria inversión en investigación, y también normalizando la enfermedad (en este caso cáncer) y mostrando que nos puede tocar a todos, a jóvenes también.

Echando un vistazo a estas redes sociales se puede comprobar que los comentarios volcados en ellas en relación con el fallecimiento de esta chica han sido muy variopintos. Por ejemplo, el Hospital Universitario Virgen del Rocío, afirmó que seguiría investigando frente al cáncer porque esta era la mayor esperanza frente a esta enfermedad; unos reivindicaron más apoyo a la investigación, incluidos aquellos que explicaban cómo es la carrera de los/as jóvenes investigadores y las dificultades intrínsecas a la misma; otros apoyaron las redes sociales como medio positivo para la salud; muchos motivaban la compra de 'Baby pelones' para apoyar así la investigación y la inversión frente al cáncer (los baby pelones son muñecos solidarios de la Fundación Juegaterapia, por cierto yo tengo el diseñado por Alejandro Sanz). Y también otros, los indignados con la idea de que el enfermo de cáncer no pierde la batalla contra la enfermedad incidiendo en la importancia de cuidar el lenguaje y que es mejor recordarles como personas valientes, con coraje y ganas de vivir y, en relación con esto, el apuntamiento de la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer de la importancia en medios de comunicación y redes sociales de usar un lenguaje responsable e inclusivo ya que usar palabras como “batalla” o “lucha” pone la responsabilidad de la recuperación en el enfermo. Y no puedo ni quiero dejar de apuntar aquellos que, utilizando un sutil artificio demagógico, aprovecharon el fallecimiento de esta joven para cuestionar al Ministerio de Igualdad, argumentando que su dinero podría ir a la lucha contra el cáncer.

Ante toda esta casuística de comentarios, la realidad es la siguiente: el informe sobre el impacto del cáncer en Castilla- La Mancha del Observatorio del Cáncer AECC estima en 11.982 el número de casos nuevos de cáncer y en 4.840 el número de defunciones en nuestra región en el año 2019. Y fíjense, la investigación para el cáncer podría suponer un avance en la supervivencia posibilitando pasar del 53% al 73%.

Sin embargo, como en otras ocasiones y también con otros temas de interés, el tiempo hace que se vayan “dejando de lado”, incluso caigan en el olvido, hasta que llega otro/a héroe/heroína y muestra su día a día con una sonrisa alarmante cautivando a una sociedad apática y ávida empatizante de estas situaciones.

Lo cierto es que las personas que hemos vivido muy de cerca el cáncer, incluso hemos perdido familiares por esta enfermedad, sabemos que son personas con una fortaleza sobrehumana, capaces de sonreír, de no quejarse, de poner su mejor cara aun cuando su dolor es insufrible y su realidad nada llevadera, que los ciclos son dolor vestido de esperanza, su futuro una incógnita y su día a día, luz y vida. Mientras que nosotros los miramos orgullosos intentando entender esa actitud valiente de enfrentarse a la realidad y mientras que las inversiones en investigación son insuficientes, la política impasible y las redes sociales un coladero de sucios despropósitos por parte de aquellos que critican con frivolidad.

Me gustaría acabar citando el último párrafo del epílogo del Plan Dignifica. Humanizando la asistencia (anterior al Plan de Humanización de la Asistencia Sanitaria. Horizonte 25, a punto de ver la luz), escrito por Rodrigo Gutiérrez Fernández, médico y actual jefe de servicio de Programas de Humanización de la Consejería de Sanidad, “Cuando en febrero de 2017 el gobierno mexicano pidió disculpas a tres mujeres de la comunidad indígena hñähñú, injustamente acusadas y encarceladas por un secuestro que no habían cometido, una de ellas, llamada Estela Hernández, pronunció una frase memorable… «Hasta que la dignidad se haga costumbre». Ése debiera ser el límite y nuestro único horizonte en este empeño”. 

Y yo añado, en el nuestro para con la sociedad.

síguenos en Telegram

Sobre este blog

Palabras Clave es el espacio de opinión, análisis y reflexión de eldiario.es Castilla-La Mancha, un punto de encuentro y participación colectiva.

Las opiniones vertidas en este espacio son responsabilidad de sus autores.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats