Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El juez impulsa la investigación a Gómez tras descartarse indicios
El PP escenifica una bronca con Vox en la campaña mientras blanquea a Meloni
Opinión - Valentía en tiempos de guerras. Por Rosa María Artal

El prometido AVE a Lisboa desde hace 20 años termina por enfrentar a los alcaldes del PP de Toledo y Talavera

El alcalde Toledo, Carlos Velázquez, y el de Talavera de la Reina, José Julián Gregorio

Alicia Avilés Pozo / Carmen Bachiller

1

Un nuevo retraso en las obras del AVE Madrid-Lisboa ha terminado por enfrentar a dos alcaldes del PP, el de Toledo y el de Talavera de la Reina. El proyecto lleva en compás de espera más de 20 años, con diferentes desavenencias políticas nacionales e internacionales, pero ahora el enfrentamiento ha llegado también a las filas del PP. Ha sido la petición de un colectivo social para que este AVE no se “desvíe” por Toledo y siga el rumbo inicialmente trazado por Talavera hacia Extremadura, lo que ha desatado la polémica.

El alcalde toledano Carlos Velázquez ha hecho valer los “tres millones de turistas” para defender la parada del tren en la ciudad, y el talaverano José Julián Gregorio, de su mismo partido, le ha contestado que en Toledo “ya hay un AVE”. El Gobierno de Castilla-La Mancha entra de lleno en la polémica defendiendo que el recorrido tenga su parada en Toledo, mientras el Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible sigue sin avanzar en el trazado y en los plazos de ejecución y guarda silencio.

El contexto de toda esta polémica lo han alimentado las declaraciones del comisionado del Gobierno para el Corredor Atlántico, José Antonio Sebastián, afirmando que la previsión que hay es que el AVE Madrid-Lisboa no esté en funcionamiento hasta 2032. Ante este anuncio, la Mesa por la Recuperación de Talavera y Comarcas, un colectivo social que reclama soluciones para las carencias de la zona, ha calificado de “intolerable e inadmisible” el nuevo retraso en la ejecución de las obras.

Y debido a ello, sostiene que para reducir tiempo de construcción y costes es preciso que no se produzca un desvío de la línea a la ciudad de Toledo. “Es el gran obstáculo y lo que está motivando un importante retraso”. En su opinión, que el trazado no incluyera a Toledo serían 30 minutos menos“ en el recorrido. Es más, calculan que su paso por esta ciudad supone 600 millones de euros más ”por su singularidad en barreras arquitectónicas“ y por ser Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Con esta petición, el colectivo ciudadano ha abierto un melón en el que no ha tardado en entrar el alcalde de Toledo, Carlos Velázquez, que además es presidente del PP provincial, cargo en el que, curiosamente, sustituyó al alcalde de Talavera, José Julián Gregorio. Ha criticado a esta asociación ciudadana y ha remarcado que Toledo es una “herramienta y no es un obstáculo”. En su opinión, “la parada en Toledo aporta valor a una línea que tiene que ser protagonista del Eje Atlántico durante los próximos años”.

Dicho esto, el alcalde añadía la frase que ha desatado el conflicto: “Nos visitan todos los años tres millones de visitantes. No sé los visitantes que tiene Talavera. Puy du Fou recibe más de un millón de visitantes todos los años, no sé los que tiene Talavera. Por tanto, yo creo que la Mesa se equivoca”.

En un principio, su colega de partido y alcalde de Talavera de la Reina, José Julián Gregorio, contestó a estas declaraciones con un breve mensaje en la red social X y con motivo de un llamamiento que le hacía otra persona. Ahí habló de “defender Talavera a muerte”:

Con el paso de las horas, el ambiente caldeado en la provincia y en la región por el AVE a Lisboa ha provocado una cascada de declaraciones. Gregorio dice que siempre va a estar del lado de los talaveranos: “Entiendo perfectamente su hartazgo por el retraso que lleva esta infraestructura; y lo que no vamos a consentir es que se vaya más allá de 2030”. Y a renglón seguido ha enfatizado que “Toledo ya tiene una estación de AVE, y Talavera no, y yo voy a seguir pidiendo mes tras mes al Ministerio y al Gobierno de España que Talavera tenga una alta velocidad que hasta ahora no se ha materializado”.

El alcalde talaverano ha recalcado que Toledo puede ser la capital regional y tener muchos turistas, pero Talavera “vertebra las comunicaciones” con Extremadura y con Madrid y “necesitamos como agua de mayo que se aceleren las obras y el AVE llegue de una vez por todas”. “Eso, que es lo que demandan los talaveranos, es lo mismo que defiendo yo, y apoyaré las peticiones de los talaveranos, asociaciones y colectivos que reivindican lo que creen que es mejor para Talavera”.

Con el conflicto servido, entre medias, el alcalde de Toledo se ha reunido con la la Federación Empresarial Toledana (FEDETO) y la Plataforma Corredor Sudoeste Ibérico en Red y escenificar así su solicitud al Gobierno de España para que la ejecución de la línea se haga lo más pronto posible.

Y en mitad del rifirrafe entre ambos alcaldes del PP, ha entrado también su jefe de filas en Castilla-La Mancha, Paco Núñez, intentando zanjar el debate. “Generar polémicas artificiales mientras no tengamos presupuesto me parece absurdo”, decía contundente, aunque ha añadido que “es fundamental que tanto Toledo como Talavera tengan una participación en el Eje Madrid-Lisboa”. Es decir, ha defendido que, con el presupuesto sobre la mesa, “todos los interesados se sienten a hablar tranquilamente” para poder mejorar la conexión del AVE entre Madrid-Toledo y Talavera.

El cuarto protagonista del intercambio dialéctico ha sido el Gobierno de Castilla-La Mancha. La consejera portavoz, Esther Padilla, dice que “la decisión de que el AVE Madrid-Lisboa pare en Toledo y Talavera es algo que ya está superado y, la verdad, sorprende que actualmente se cuestione”

Y no solo eso, ha entrado al trapo de los constantes retrasos para la infraestructura. “Creo que nadie debe caer en la trampa, ni de manera inocente ni de forma más intencionada, a la hora de pensar que los retrasos del AVE se inician ahora. Son muchos años ya los que llevamos esperando y reivindicando la construcción del AVE a Talavera, parando en Toledo”, ha defendido Padilla quien dada el debate por “superado”.

“Algún dirigente del Partido Popular ha vuelto otra vez a poner en duda si tiene que parar en Toledo o no. El Gobierno de Castilla-La Mancha lo tiene claro y el presidente del Partido Popular y sus dirigentes tienen que decir claramente que quieren que el AVE pare en Toledo y pare en Talavera. De lo contrario, estarán demostrando nuevamente que no tienen capacidad y una visión global y proyecto de región para poder dirigir”, ha concluido la consejera portavoz.

El Mundial de 2030 y el Ministerio callado

Mientras tanto, el tiempo corre. Por eso y pese a todo, los alcaldes toledano y talaverano sí han coincidido en que todo está en manos del Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible. José Julián Gregorio ha defendido lo que “a Talavera le corresponde por justicia”, que es una alta velocidad “en tiempo y forma”, sin dejar pasar “la oportunidad de la cita del Mundial del 2030”. Al Gobierno de España le ha reclamado “que se pronuncie sobre el trazado” porque las ciudades implicadas “necesitamos conocer cuáles son los planes que tienen para toda la línea”.

También Carlos Velázquez ha pedido al Ministerio que se pronuncie “definitivamente”. “Lo que queremos, y no me cansaré de decirlo, es que Toledo sea protagonista, que sea una oportunidad y una herramienta al servicio de esta infraestructura (...) No queremos esperar hasta el 2032”, ha concluido.

El Ministerio aludido hace tiempo no se pronuncia al respecto. El ministro Óscar puente dijo a principios de año en Badajoz que aspiraba a quien llevara la alta velocidad en tren a Extremadura. Pero lo cierto en que la puesta en completo funcionamiento aún se antoja lejana aunque distintos gobiernos autonómicos están marcando la llegada del Mundial de Fútbol en 2030 -que se celebra en España, Portugal y Marruecos- como una fecha clave.

El proyecto aún no se ha cerrado debido a la indefinición del trazado que discurre principalmente por Castilla-La Mancha. El Gobierno presentó un estudio informativo en 2020 tras haber caducado otro anterior, con cuatro alternativas de trazado que no convencieron en Toledo y que recibió distintas alegaciones por parte de la Junta y otros ayuntamientos de esta provincia que hicieron replantear el mismo. Desde entonces, el cruce de declaraciones entre diferentes administraciones es la tónica habitual, aunque nunca hasta ahora se habían producido entre alcaldes del PP..

La “manera despectiva” con Talavera

A la luz de estos acontecimientos, el partido Nosotros Talavera cuyas declaraciones volvían a abrir la caja de los truenos una vez más a cuenta del AVE, ha mostrado su “total indignación” por las declaraciones del alcalde toledano y sus “manera despectiva” hacia Talavera de la Reina.

En un comunicado, el partido asegura que la capital de Castilla-La Mancha cuenta con tantos turistas porque la “absoluta totalidad de los recursos económicos en materia de rehabilitación patrimonial se quedan en Toledo; mientras que Talavera, a pesar de ser la tercera ciudad en patrimonio de Castilla-La Mancha ”solo espera que parte de esos recursos puedan recaer“ en la Ciudad de la Cerámica.

También le recuerdan a Carlos Velázquez que Toledo entrará en la ecuación de la Alta Velocidad gracias a un ministro de su partido, Íñigo de la Serna, que “en connivencia con el Gobierno regional de Emiliano García-Page, en 2017, dejó caducar intencionadamente el estudio de impacto ambiental para que ahora la vía, en vez de ir en línea recta Badajoz-Talavera-Madrid, tenga que hacer un recorrido turístico por Toledo, lo que conllevará un viaje de más larga duración y que sea más sangrante económicamente para el bolsillo del usuario”.

Los guías de turismo apoyan que el AVE a Lisboa pase por Toledo

Este jueves, al cruce de opiniones se sumaba una más. La Asociación Regional de Guías Oficiales de Castilla-La Mancha ha mostrado su apoyo al alcalde de Toledo, Carlos Velázquez, en su propuesta de reconocer que la capital regional es “la puerta de entrada” a Castilla-La Mancha.

“Una ciudad que recibe cerca de 3 millones de turistas al año que generan riqueza y empleo a miles de ciudadanos tanto en Toledo como en Talavera de la Reina”, recuerdan desde la asociación.

Según los guías oficiales de Castilla-La Mancha, la línea de alta velocidad que unirá la capital de España con la capital portuguesa, es uno de los proyectos de Estado “más ambiciosos de los últimos años”. “Su paso por Toledo es fundamental para la viabilidad del trayecto en su conjunto, ya que hará crecer el turismo y el desarrollo económico de toda la provincia de Toledo”.

Etiquetas
stats