Igea trata de zanjar la crisis del gobierno y atribuye lo ocurrido a "un malentendido del presidente"

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha tratado de zanjar la crisis que se ha producido en el Gobierno autonómico atribuyendo la retirada del plan sanitario de la consejera de Sanidad a "un malentendido del presidente". Desde que el PP votó a favor de una PNL socialista que instaba a acabar con el plan de reestructuración de Atención Primaria, con grandes cambios en el medio rural, Igea ha limitado su discurso a decir que eso no puede pasar porque el plan no se ha aprobado en Consejo de Gobierno, y que lo que se pide es acabar "con unicornios".

El asunto ha abierto una profunda brecha entre ambos partidos al desautorizar el PP una decisión de una consejera de Ciudadanos en un momento en el que el presidente, Alfonso Fernández Mañueco, sopesa la convocatoria de elecciones anticipadas que le permitan evitar una probable segunda moción de censura del PSOE, y que como él mismo aseguró en una entrevista, tendría visos de prosperar "con transfugas".

Sin embargo este jueves el vicepresidente ha negado casi todo y ha afirmado que ha sido "un buen día para la estabilidad del Gobierno". "El presidente nos ha dicho que no está en su ánimo convocar elecciones", ha asegurado. No sólo eso, también ha explicado que el Consejo de Gobierno se ha desarrollado en un clima "muy cordial y muy franco " y que al final ha habido "aplausos y abrazos", entre ellos, el del presidente de la Junta con la consejera de Sanidad, de quien Igea descarta posibilidad de dimisión o cese, porque, como ha recordado, en el acuerdo de Gobierno se establece quién decide a los consejeros. "Sigo pensando lo que pensaba y hemos aclarado un malentendido, el asunto no va más allá, somos un gobierno que mantiene su estructura y sus acuerdos", ha remarcado.

Según Igea, tres días después de que el PP diese la espalda a su socio, se ha producido una conversación en la que ambos partidos han hablado "con franqueza", diciéndose las cosas "a la cara", como siempre. El vicepresidente no ha sabido concretar cómo a pesar de esa franqueza el pasado lunes se enteraron de que el PP votaría a favor de retirar el plan de reestructuración sanitaria en el mismo momento en el que Mañueco se lo dijo al líder del PSOE, Luis Tudanca. Después de reiteradas preguntas, Igea ha atribuido lo ocurrido a un "error de funcionamiento" que el PP por primera vez votase algo distinto a Ciudadanos en una iniciativa que afecta a la acción de Gobierno, y ha mencionado a los dos portavoces parlamentarios de PP y Ciudadanos que se reúnen para abordar el sentido del voto. Después, ha reconocido que ellos sí se reunieron y que el "malentendido" es del presidente. Así, ha insistido en que Ciudadanos, que se abstuvo en la votación en lugar de votar en contra, no podía apoyar la retirada de "algo que no existe" y que "no se puede aprobar la eliminación de los unicornios aunque lo pidan las Cortes".

Por último, ha comentado que la consejera de Sanidad, que por orden de Mañueco se reunirá con Tudanca, no ha recibido aún respuesta, pero que al encuentro acudirá acompañada del consejero de Economía, Carlos Fernández Carriedo, y del propio Igea como portavoz de la Junta.

Etiquetas
Publicado el
9 de septiembre de 2021 - 15:30 h

Descubre nuestras apps

stats