La portada de mañana
Acceder
El PP agota su campaña contra los indultos a los presos del procés
Las claves de las notas de Bruselas al plan de español para los fondos europeos
Opinión - Techo, luz y votos, por Neus Tomàs

El delegado del Gobierno en Castilla y León defiende que se pueden tomar medidas sin estado de alarma y pide al PP que se "aclare"

Javier Izquierdo

Europa Press

0

El delegado del Gobierno en Castilla y León ha afirmado que tras el fin del estado de alarma el 9 de mayo la Junta tiene un "recorrido muy amplio" para tomar medidas para el control de la pandemia, aunque no sean tan contundentes y sí más "quirúrgicas", pero ha pedido al Ejecutivo autonómico que valore cual es la posición del PP en su conjunto y "se aclare" porque se escuchan posiciones contradictorias.

Izquierdo, en el marco de su visita al castillo de Peñafiel (Valladolid), ha explicado que es "evidente" que sin estado de alarma no se pueden tomar medidas "con misma contundencia" con la que se ha venido haciendo, sino que se pueden hacer "en lugares de manera quirúrgica" con el respaldo de las autoridades judiciales.

En este sentido, ha recordado que hay un acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) que marca cuáles son las pautas de actuación y los indicadores de niveles de alertas y en base a ellos las medidas de respuesta que se pueden tomar, pero en nivel 4 como el actual la Junta "tiene margen de recorrido muy amplio" para adoptarlas, entre ellas también algunas que requieran refrendo de los tribunales "siempre y cuando estén muy justificadas".

Sin embargo, en respuesta a las declaraciones del vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, el delegado ha apuntado que la Junta tendría que "valorar" cuál es la posición del PP "en su conjunto" porque se escuchan en algunos casos incluso la petición de prorrogar el estado de alarma, cuando se sabe que la posición nacional del PP "desde hace más de un año" es votar en contra de ello.

"Entonces, como soplar y sorber no puede ser, que se aclare el PP lo que quiere y que le diga a Ciudadanos lo que quiere para el conjunto del país", ha afirmado el delegado, quien ha asegurado que el Gobierno ha tenido "muy claro" desde el primer momento y, cuando ha sido necesario aplicar, se ha hecho incluso por más de seis meses en esta ocasión.

Sin embargo, ha aclarado que cuando se considera que las cifras arrojan una mejoría y que la vacunación nos lleva a ritmos de inmunización muy altos "esto no tiene nada que ver con lo que fue la situación entre los dos estados de alarma".

A su juicio, hay que "empezar a vivir con un poquito más de normalidad" y ha reconocido que el toque de queda es un "poco extraño" porque comenzará a las 22.00 horas del sábado día 8 y acabará a las 0.00 del día 9.

Dispositivo habitual

A este respecto, ha asegurado que se mantendrá un dispositivo normal de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y quizá habrá que velar más por el respeto a otras normas que entrarán en vigor que tienen que ver con las actividades hostelería que ha establecido Junta.

En definitiva, ha señalado que el dispositivo estará dentro de la dinámica normal, con un "pequeño refuerzo", pero ha insistido en que hay que empezar a "mentalizarse" de que se entra en una nueva etapa, "la gente otra expectativa, otra ilusión, otra voluntad, ganas de vivir" y cree una "magnífica noticia" que se levante estado de alarma porque es consecuencia del "gran esfuerzo" de la ciencia con las vacunas y hay una sensación "claramente distinta" de lo que fue el paso de la primera a segunda ola o del primero al segundo estado de alarma.

"Afortunadamente tenemos ya las vacunas y tenemos otras expectativas, quiero trasladar optimismo, prudencia también porque aún se está en pandemia, en niveles de alerta altos, con una serie de restricciones, pero afortunadamente pueden ser menores, como ocurrió hace un año con desescalada primera ola", ha apuntado.

En cualquier caso, ha agregado que lo importante desde la Delegación es que contribuyan al cumplimiento de las normas que dicta la autoridad sanitaria y, "como ha hecho el Gobierno en todo momento", respetar "por supuesto" las decisiones de las autoridades sanitarias.

Izquierdo ha garantizado que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado harán su labor en ese tiempo que transcurrirá entre el toque de queda y el levantamiento del estado de alarma y, si hay personas que incumplen la normativa, aunque sea en las últimas horas, "lo lógico" será que haya denuncias y la Junta imponga en su caso sanciones.

"Tengo mucha confianza en comportamiento de la gente, nos llama mucho la atención cuando hay algún incumplimiento porque son muy llamativos, pero paseando por las calles nunca me encuentro a gente sin mascarilla, veo un respeto muy generalizado de las normas de higiene, de distanciamiento, y tengo muchísima confianza en que la gran mayoría de los ciudadanos como ha venido haciendo en año y pico de pandemia en situaciones muy duras, mucho más duras de las que ahora, ha sabido respetar normas y ha tenido una responsabilidad cívica que cree que hay que poner en valor", ha concluido.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats