El inesperado crecimiento del coronavirus en Palencia: la segunda mejor ciudad de Castilla y León en la primera ola duplica ahora su tasa de incidencia

La calle Mayor de Palencia, en una imagen de archivo.

La baja incidencia en abril no garantiza una seguridad permanente cuando se trata de la COVID-19. Palencia, una de las capitales que menos presión asistencial y menos incidencia del virus sufrió durante los meses más duros de la pandemia, se convierte en la ciudad de Castilla y León con más casos por cada 10.000 habitantes y duplica la tasa de incidencia en 14 días que registraba en abril.

La incidencia acumulada de Palencia es de 55 casos positivos por cada 10.000 habitantes (La Comunidad de Madrid tiene 64) y actualmente hay 1.356 casos activos en una ciudad que apenas supera las 82.000 tarjetas sanitarias y cuya población empadronada ni siquiera alcanza los 80.000.

"Estamos ciertamente preocupados", confiesa el alcalde de Palencia, Mario Simón, que asegura no tener claro por qué los casos han crecido tanto en las últimas semanas. "No hemos detectado una causa objetiva, la trazabilidad ha funcionado bien", ha defendido. Simón dirige su atención a la movilidad provincial e interprovincial, el regreso de las vacaciones, la incorporación a los centros de trabajo, las compras del inicio de curso y el propio curso escolar. En Castilla y León abrieron los colegios hace dos semanas, y actualmente hay ocho casos confirmados de alumnos no universitarios.

La capital ha duplicado su incidencia acumulada en septiembre con respecto al pico de la pandemia, cuando registraba unos datos de 23 casos por cada 10.000 habitantes. La tasa de incidencia no es igual en todas las zonas básicas de salud de Palencia, pero en algunas se han alcanzado los 60 casos por cada 10.000 habitantes, como en la Zona de De la Puebla.

Sí es verdad que actualmente se hacen más pruebas PCR, pero aún así el crecimiento es superior al que han vivido ciudades como Valladolid y Salamanca, que en abril estuvieron entre las más afectadas y que ahora cumplen dos semanas con restricciones equivalentes a la fase 1.

Palencia tiene una incidencia acumulada en los últimos 14 días de 55 casos por cada 10.000 habitantes, una cifra superior a la de Salamanca (54), Valladolid (48) y León (41). Estas cuatro ciudades son las que ahora mismo están en el punto de mira. La Junta ha prorrogado las limitaciones de aforo en estas dos primeras durante otra semana, por lo que, por lo menos, se cumplirán tres semanas de restricciones de los aforos hasta 25 personas en los espacios cerrados y 50 en los abiertos.

"Todos los protocolos se han cumplido"

Simón también descarta que, en principio, exista una relación entre el incremento de casos y la celebración de las no fiestas de San Antolín, que normalmente se celebra a principios de septiembre. "Organizamos una semana cultural y tuvimos actos en el exterior y aforos limitados, con dos metros de distancia... Los actos con más multitud fueron de 300 personas en la plaza Mayor y de 700 u 800 en la plaza de toros con los actos de micro Palencia Sonora, que se han celebrado en verano", afirma.

El regidor palentino defiende que "todos los protocolos se han cumplido" y reconoce que la Policía Local está "sancionando más". Además, Simón ha destacado la "rápida actuación" para aislar a los grupos escolares y pone sobre la mesa que la causa esté en brotes familiares. "No sé si el inicio del trabajo o las no fiestas...", aventura. "El Ayuntamiento ha realizado actividades en verano con los permisos necesarios y no hemos tenido ninguna incidencia", sostiene.

Los datos comenzaron a subir, de forma controlada, a mediados de agosto. Pero no ha sido hasta estas dos últimas semanas cuando ha empezado a preocupar esta situación en una ciudad que ha pasado muchos días con cero casos nuevos en julio. El 10 de septiembre alcanzó su mayor subida, con 48 nuevos casos. Es necesario remontarse hasta el inicio de la pandemia para encontrar una cifra similar, y no se mantuvo en el tiempo. El 29 de marzo se notificaron 52 casos, pero tanto antes como después, las cifras eran muy inferiores. Según la última información de la Junta, en la provincia de Palencia -los datos por ciudades no se dan- hay 43 brotes activos, con 227 casos vinculados.

La UCI, al 75% de su ocupación

La ocupación en el Complejo Asistencial de Palencia también se ha incrementado en los últimos días, aunque es de esperar que, si continúan creciendo las PCR positivas, aumenten los hospitalizados. En el último parte de la Consejería de Sanidad se reflejaba que hay 261 pacientes ingresados en planta, 36 de los cuales están por COVID-19. Además, hay 12 personas en la UCI, 3 por esta infección respiratoria que se ha cobrado miles de vidas en Castilla y León.

Además de ingresados por coronavirus, el hospital atiende a decenas de pacientes con otras patologías. La UCI está al 75% de su ocupación y la planta, al 66%. El objetivo que plantea normalmente la Junta de Castilla y León es tomar medidas antes de que la situación en los centros hospitalarios sea crítica para no tener que revivir una situación similar al colapso de marzo y abril.

Esta semana, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, contactó con los alcaldes de Palencia y Villamuriel de Cerrato -un municipio del alfoz de la capital- para mostrarles su preocupación por la situación epidemiológica de la capital. "Nosotros hemos mostrado nuestra total disponibilidad y colaboración", insiste el regidor de Ciudadanos, que explica que se celebrarán reuniones periódicas entre Sanidad y los Ayuntamientos de más de 20.000 habitantes.

Medidas del Ayuntamiento

El Ayuntamiento ha intensificado la limpieza en el exterior de los centros escolares y ha reforzado la limpieza en el interior de los 15 centros de titularidad municipal "para que haya un trabajador de limpieza permanentemente en el centro".

Además, explica el regidor palentino, se ha intensificado la vigilancia policial en locales de ocio y centros escolares para garantizar que se cumplan las medidas de seguridad y se han prohibido las mesas altas en terraza que permiten una mayor aglomeración similar a la de las barras de bar. Deben utilizar mesas que permitan colocar sillas para aumentar la distancia entre cada uno de los clientes.

"El Ayuntamiento de Palencia fue de los más restrictivos al principio de la pandemia, y si esto continúa el fin de semana, el Ayuntamiento tendrá que aplicar restricciones. Palencia no puede permitirse deshacer todo el trabajo y sacrificio de estos meses", advierte Simón.

Etiquetas
Publicado el
18 de septiembre de 2020 - 22:06 h

Descubre nuestras apps

stats