Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Junts impide al Gobierno asentar la legislatura
CRÓNICA | La pinza del PP y Junts golpea dos veces a Sánchez
OPINIÓN | El 'caso Peinado' y los múltiples culpables, por Rosa María Artal

¿Una 'Dubái' en Salamanca?: supuestos jeques planean nuevos barrios, teleférico, planetario y 30 paradas de tranvía

Inversores extranjeros caminan por los soportales de la Plaza Mayor de Salamanca el viernes 27 de enero de 2023

Antonio Vega / Javier Ayuso Santamaría

50

Salamanca anda revuelta estos días a cuenta de un millonario proyecto inversor que asegura que puede ejecutar una inversión entre 10.000 y 15.000 millones de euros en la expansión de la ciudad mediante un proyecto industrial, logístico y urbanístico. Los promotores, bajo el nombre de Peace City World, han celebrado un congreso entre el 23 y el 27 de enero para presentar unas ideas que han hecho cundir el escepticismo de forma generalizada.

Por las calles de la capital charra se pudieron ver supuestos jeques y hasta representantes de 200 empresas con intenciones de inversión en este proyecto. El plan, según palabras de fuentes municipales, es crear “un nuevo Dubái” a orillas del Tormes con una inversión multimillonaria “para comenzar a andar”. Todo expandiendo la ciudad a las localidades del alfoz mediante un distrito de negocios y desarrollos urbanísticos que contemplan una red tranviaria con una treintena de paradas, nuevos barrios, un planetario y un telesilla para conectar la zona de expansión con el casco antiguo, entre otros desarrollos. Todo en una ciudad cuya provincia ha perdido 20.000 habitantes en los últimos 20 años.

La promotora del proyecto es una sociedad radicada en Reino Unido que afirma tener el proyecto de construir “Capitales de la Paz” en varios países del mundo, entre ellos Corea del Sur, Indonesia, Angola, Paraguay, Sudán y Kazajistán. Aseguran que ya tienen firmados los proyectos en Turquía y Arabia Saudí y apuestan firmemente por el de Salamanca. Los responsables de la empresa son el británico John Mavrak y el tunecino Riadh Toukabri.

¿Pero qué es lo que se quiere hacer en Salamanca? De forma muy resumida, aprovechar su distancia de unos 200 kilómetros con Madrid y los 300 kilómetros de Aveiro u Oporto para establecer allí una enorme plataforma logística, un “puerto seco”, según lo han definido las mismas fuentes.

El británico John Mavrak decidió escoger a Salamanca para realizar este proyecto tras conocer la ciudad en pandemia. “La infraestructura ya está aquí, la plataforma logística, el aeropuerto una ubicación geográfica privilegiada, en la Ruta de la Plata, dentro del Corredor Atlántico hacia Europa y cerca de Madrid. Eso se puede aprovechar para crear puestos de trabajo y atraer industria y compañías que puedan crear centros tecnológicos”, según apuntó durante el Congreso el empresario británico.

Uno de los supuestos inversores inversores es Khalfan Saed Al Mazruoie, que según las mismas fuentes municipales es exjefe de gabinete del padre del actual mandatario de Emiratos Árabes y uno de los artífices de la actual Dubái. Este supuesto jeque, explican, habría planteado que su país está dispuesto a poner la mitad de la financiación mínima.

Defensa del proyecto de Ciudadanos y alejamiento del PP

“En un primer momento estábamos sorprendidos porque cuesta mucho digerir este tipo de proyectos”, relata el concejal de Turismo, Fernando Castaño (Ciudadanos), y máximo responsable dentro del Consistorio charro del proyecto. El Ayuntamiento está gobernado en coalición por el Partido Popular, que tiene la alcaldía con Carlos García Carbayo al frente, y Ciudadanos.

El empresario británico proponía crear un “macroproyecto como lo que se está haciendo en Túnez” siguiendo el precepto de la Organización de las Naciones Unidas en el que “los que países establecen vínculos comerciales e intereses en común para evitar conflictos”. Precisamente, esa supuesta vinculación con la ONU, que recogen en su web, es uno de los garantes para que desde el consistorio salmantino confíen en la palabra.

Y es que, por el momento, no hay nada firmado. Nada se ha materializado. El propio concejal fue a Londres, a la sede del parlamento británico en Westminster para hacer una ponencia sobre el potencial del Salamanca. Castaño reseña que hasta allí fueron representantes de Brunéi, Arabia saudí, Emiratos Árabes Unidos y empresas y fondos de inversión como American Express.

A partir de ahí, el proyecto de Salamanca “empezó a coger fuerza” y “comenzaron las visitas a la ciudad”, por ejemplo, la del embajador de Malasia o el jeque Khalfan Saed Al Mazruoie, una persona acostumbrada a las grandes transformaciones. “Si lo puedo hacer en Dubái, y en otros lugares también en Salamanca”, señaló en su visita.

“Salamanca tiene cosas que no se pueden comprar con dinero, como la historia”, aseguraba Khalfan. Ahora, tras el congreso, Castaño defiende que se encuentran en fase de recoger inversores, y que por el momento ya se encuentran comprometidos 4.800 millones de Emiratos Árabes y están a la espera de más.

Sobre posibles dudas y reticencias del proyecto, Castaño entiende que las haya y también señala que “todos los partidos políticos de la ciudad, menos Ciudadanos, están cruzando los dedos, para que no salga”.

Ante un proyecto de tal magnitud no solo los rivales políticos dudan, también desde la prensa. Un periódico local entrevistó a uno de los supuestos jeques inversores interesados en el proyecto y se encontraron una tarjeta de visita con una dirección web que llevaba a una página sin ningún tipo de información sobre la supuesta empresa. A este respecto, Castaño ha desmentido “categóricamente” la información y ha negado la acusación.

Lo que sí que es cierto, es que lo poco que se ha sacado en claro de los congresos y visitas es un protocolo firmado entre el Ayuntamiento de la capital, la Diputación y una quincena de pueblos del alfoz junto a los promotores para mostrar su intención. Las administraciones dispondrán del suelo y los jeques del dinero.

En esa misma rúbrica, el alcalde Salamanca, Carlos García Carbayo, mostraba dudas y pedía “ir avanzando en los siguientes pasos” y “pasar de las palabras, que son muy bonitas, a los hechos”.

“Ilusión hay, ahora lo que hace falta es que esto se concrete en proyecto y podamos pronto hablar de realizaciones”, ha continuado el regidor en declaraciones recogidas por Europa Press antes de remarcar: “Interesados están, interesados estamos todos, pero lo que digo es que tenemos que ir ya avanzando en los siguientes pasos, de eso se trata”.

Las certezas que hay, como asevera el edil, es que se ha puesto de fecha máxima 2028 para que las inversiones se materialicen. Aunque de no salir adelante, como explica el concejal, Salamanca ya ha llamado la atención de muchos y se ha vuelto a poner en el mapa. “No se había hablado tanto de Salamanca como un lugar con posibilidad de inversión desde el Siglo de Oro”.

Tranvía y telesilla urbano en Salamanca

En caso de tener “luz verde” con las inversiones el “plan maestro” lo realizaría la Fundación Metropolí, con el arquitecto Alfonso Vegara a la cabeza. Este proyecto, “que vale solo iniciarlo medio millón de euros” se encargaría a este estudio por su gran experiencia “transformando ciudades” como Medellín, Singapur o ya en España Bilbao y A Coruña.

“Lo que se ha presentado es solo un croquis”, asegura Castaño, aunque a su juicio “hay más posibilidades de que salga de que no” ya que es un proyecto que busca suplir las faltas logísticas a nivel mundial, algo que “la guerra de Ucrania y la pandemia han demostrado”.

Por eso el interés desde países como Emiratos Árabes Unidos es “garantizarse el abastecimiento con relaciones comerciales firmes” en lugares del mundo estables, como justifica Castaño. “Un proyecto como Salamanca o Túnez no lo hacen por dinero sino por geopolítica. No buscan ganar dinero sino afianzar relaciones, a ellos les encaja mejor de lo que nos parece”.

El “croquis” que se ha presentado plantea fundir Salamanca con los municipios de su alfoz en una gran metrópolis. Las principales ‘sorpresas’ sería un tranvía que enlazaría la posible zona de negocios con las zonas residenciales y comerciales. También ha llamado la atención que para la conexión del tranvía con el centro se realizaría un telesilla que atraviese el río Tormes.

Un proyecto de tal calado necesitaría ampliar todas las infraestructuras ya existentes. El aeropuerto se quedaría pequeño y la zona industrial tendría en la Plataforma Intermodal Ferroviaria, el puerto seco, como epicentro. Aunque este proyecto, que no depende de Peace City World, ya está en ciernes, aunque queda tiempo para poder ver las máquinas trabajar. También se propone crear una zona para que las empresas biosanitarias, cerca del actual Parque Científico, junto a varios espacios destinados a empresas de investigación y desarrollo que también estarían situados cerca del campus universitario.

Escepticismo y muchas preguntas de la oposición

Los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Salamanca comparten su perplejidad por todo el asunto del congreso ‘Peace City World’ y sus millonarias promesas inversoras. Además, denuncian, no han tenido ningún tipo de información previa, aunque sí invitaciones a participar de los eventos, que han declinado.

José Luis Mateos, portavoz y candidato del PSOE a la Alcaldía de Salamanca, señala: “No sabemos qué hay detrás de esto que parece todo un poco bastante esperpento” ya que “no parece que los inversores que se dice que han participado sean de una confianza absoluta”.

De lo presentado, que solo conocen por los medios de comunicación, lo resume en “ideas estrambóticas”, como la propuesta de un tranvía que una todo el proyecto urbanístico y un telesilla para ir desde la zona de expansión hasta el casco antiguo de la ciudad, algo que inevitablemente le recuerda al famoso episodio del ‘monorrail’ de la serie televisiva de los Simpson. “Bastante estrambótico y esperpéntico y no nos inspira ninguna confianza”, resume.

Mateos se pregunta si esta operación que tiene perpleja a la ciudad ha costado dinero público en la organización del congreso, algo que pedirán que aclare el Consistorio comandado por Carlos García Carbayo, “No hay nada real hasta ahora mismo e intuimos que se ha empleado dinero público para creemos que nada”. El portavoz socialista muestra su escepticismo con lo prometido ya que “parecía todo de un guion de película, que hemos sido objeto de escenario de una película o una cámara oculta”.

La portavoz del Grupo Mixto, Carmen Díez (Podemos), comparte sus dudas por esta historia: “lo único que sé como concejala es que en ninguna comisión se ha visto este tema siendo una cuestión relacionada con la ciudad”. Díez apunta al alcalde por la firma del protocolo con los organizadores, por lo que le preguntarán por su contenido y posible coste público en el pleno de este viernes.

“¿Cuántas veces han venido a Salamanca a ofrecer el oro y el moro y se ha quedado en nada?”, resume la concejala de izquierdas. Sobre los proyectos presentados se muestra incrédula como la propuesta de tranvía para unir Salamanca con localidades del extrarradio, “Teniendo en cuenta la situación de Salamanca con el ferrocarril, da risa”.

“Estamos todos muy asombrados”, comparte la concejala de Podemos: “Ya he visto esto más veces y nunca ha llegado a buen puerto”. Y por ello pedirán alcalde del PP y al concejal de Ciudadanos que han encabezado los contactos con los responsables del Peace City World que aclaren las dudas del megaproyecto.

Etiquetas
stats