Catalunya ha ejecutado menos del 12% de los fondos europeos para la recuperación

La Generalitat tramita en este momento el 40% de los fondos ingresados

Los fondos Next Generation destinados por Europa para la reactivación de la economía tras la pandemia están llegando con cuentagotas a las empresas catalanas. Por el momento, la Generalitat ha repartido un 11,6% de los 1.576 millones recibidos por parte del Estado correspondientes al Mecanismo para la Recuperación y la Resiliencia (MRR), una cifra que desde el departamento de Economía no niegan que es baja, pero que prometen que crecerá de forma rápida en los próximos meses, cuando comenzarán a cerrarse varios de los proyectos que ya están en marcha.

El departamento que mayor suma ha ejecutado es el de Cultura, con un 75,8%, mientras que otros como el de Políticas Digitales y Territorio o Educación casi no han comenzado a movilizar recursos. La suma que ya ha llegado a los bolsillos del tejido empresarial catalán es de 182 millones de euros, de los que más de la mitad se ha repartido desde la conselleria que pilota Natàlia Garriga.

La cifra queda lejos de los 1.576 millones que el Estado ya ha abonado a la Generalitat para que comience a abrir concursos de subvenciones y licitaciones de contratos, las dos fórmulas a través de la que se accede a esta financiación. Sin embargo, hasta el momento el Govern solo ha movilizado el 39% de esos fondos, que son los que en este momento están en proceso de ser repartidos por parte de los departamentos. El resto, prácticamente dos tercios del dinero ya traspasado, no han sido aún puesto en circulación.



Las cifras son aún más bajas si se cuentan con la suma ya asignada pero no ingresada. En este momento las respectivas conferencias sectoriales que celebran los ministerios y las comunidades autónomas han prometido a Catalunya 619 millones que aún no han llegado. Si se contase con este dinero, el grado de ejecución sería aún más bajo, con un 28,5% de convocado y tan solo un 8,3% adjudicado. Sin embargo, la Generalitat defiende que, hasta que no lo tenga en caja, no puede comenzar a repartirlo.

En declaraciones a elDiario.es, el Govern defiende que el reparto se agilizará de forma notable en los próximos meses. “Ya hemos apretado el acelerador”, resume Mariona Sanz, directora general de Fondos Europeos. “Hay que tener en cuenta que los fondos son muy verticales y que van asociados a departamentos de la Generalitat que no siempre se corresponden con el reparto de competencias de los ministerios. Además, los trámites son muy largos desde que se hace la asignación en una conferencia sectorial hasta que los proyectos llegan directamente a cada departamento y, de ahí, hasta que la Generalitat comienza a tener el crédito para hacer la articulación y la publicación”, explica.

Desde el Govern destacan además que las reglas para repartir los Next Generation son muy diferentes a las que se seguían hasta ahora, por lo que han tenido que cambiar algunos procedimientos. “Al inicio todo el mundo iba muy despistado, tanto las administraciones como las empresas”, asegura Sanz, “pero ahora ya hemos comenzado a ganar ritmo y eso se notará en los próximos meses”. Este mismo lunes sale a concurso una gran convocatoria de fondos del departamento de Derechos Sociales, de 153 millones de euros en total.



Pese a las explicaciones del Govern, destacan las diferencias de ejecución entre los propios departamentos de la Generalitat. La conselleria que lleva más ventaja en reparto efectivo es Cultura, que ha resuelto 10 convocatorias que suman el 75,8% de los fondos ingresados. La siguen Investigación y Universidades, con un 58% de dinero ya repartido en 24 proyectos. Los departamentos de Acción Climática y de Empresa y Trabajo también destacan por su grado de ejecución hasta ahora, con un 33,8 y 25,5% respectivamente.

Algunas conferencias sectoriales decidieron no descentralizar los recursos, como ocurrió en el caso de la sanidad, por lo que Salud prácticamente no ha recibido fondos para repartir. Tampoco el Ministerio de Industria tiene previsto descentralizar la mayor parte de su inversión, que se irá en los PERTES.

La otra cara de la moneda son departamentos como Políticas Digitales y Territorio, Educación o Derechos Sociales, que aún no han asignado nada.

Aunque son provisionales, estas cifras de ejecución de los fondos en Catalunya se producen después de medio año desde el primer desembolso de la Comisión Europea a España de los Next Generation. Sin embargo, durante los primeros meses el dinero ha tardado en fluir, lo que ha llevado a los empresarios y a la oposición a reclamar más agilidad a la Generalitat. La semana pasada desde el PSC preguntaron por esta cuestión al conseller de Economía, Jaume Giró, y desde la formación ya han pedido la comparecencia en el Parlament de la directora general Mariona Sanz.

“Se hace difícil entender por qué hay departamentos con elevado grado de ejecución y que han hecho el trabajo con una agilidad razonable, mientras otros no ha comenzado”, señala el diputado socialista Jordi Riba. “A falta de otras explicaciones, entendemos que es una cuestión de falta de diligencia”, asegura el diputado.

La Generalitat, sin embargo, considera que las diferencias entre áreas se explican, primero, porque la geometría de competencias de los ministerios no encaja exactamente con la de los departamentos, lo que en ocasiones ha supuesto desajustes en el tiempo. “Pero también tiene que ver con la naturaleza del encargo. Algunas convocatorias pueden ser prácticamente un copia y pega de las que hace el Ministerio, y no requieren más trabajo, y otras en cambio conllevan muchos procedimientos añadidos”, defiende Sanz. A eso hay que añadirle que los proyectos han ido llegando en diferentes fases y, por tanto, los departamentos que tuvieron proyectos antes han tenido más tiempo.

Desde el Govern piden fijarse no solo en lo ejecutado, sino sobre todo en lo que está en trámite en este momento. Entre lo ya repartido y lo que están en proceso de que llegue a algún proyecto, la Generalitat tiene movilizados en este momento 626 millones de euros. Pero, de nuevo, hay muchas diferentes entre departamentos.



El departamento que ha ofrecido un mayor porcentaje de recursos es Acción Climática, que tiene 291 concursos abiertos entre los que prácticamente repartirá todo el dinero que le ha llegado hasta el momento. Cultura, Investigación y Universidades o Derechos Sociales son otros tres departamentos que han sacado a la calle más de la mitad de sus fondos, mientras que Empresa tiene por el momento concursos por valor del 27,6% de sus ingresos pero espera que esta cifra aumente con rapidez en los próximos meses.

El Govern no hace un balance triunfalista y reconoce que la cifra del 11,6% puede sorprender, pero defiende la velocidad que está tomando el actual reparto, con más de 600 millones a punto de llegar a su destino y convocatorias importantes recién publicadas. En las últimas dos semanas han salido 12 nuevos concursos. Con todo, el Ejecutivo rechaza fijarse metas temporales, ya que cada proyecto de los fondos europeos tiene su propio calendario, algunos más inmediatos pero otros que podrían alargarse hasta el próximo año. Mientras tanto, la oposición reclama más rapidez porque, en opinión de Riba, el Govern tiene en estos momentos 1.000 millones “en el cajón” mientras urge que lleguen a las empresas.

La actual controversia tiene que ver con los fondos del Mecanismo para la Recuperación y la Resiliencia (MRR), que es la principal pero solo una de las líneas de los fondos Next Generation. La otra son los fondos REACT-EU, centrados específicamente en la cohesión entre territorios europeos y con unas reglas diferentes. Estos segundos tienen en todas las comunidades un grado de ejecución mucho más alta, que en el caso de Catalunya también es satisfactorio, con 405 millones ya repartidos, la mayoría a través del Departamento de Empresa y Trabajo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats