Los 'comuns' se inspiran en Bernie Sanders y harán campaña por teléfono entre sus simpatizantes

La número uno de En Comú Podem, Jéssica Albiach, participará en la ronda de llamadas de campaña

"Hola, soy Jéssica Albiach, candidata de En Comú Podem a las elecciones del 14F, ¿tiene un momento para hablar?". Esta llamada aún no se hecho, pero podría ocurrir a partir del próximo jueves, cuando la formación comenzará una campaña telefónica para movilizar a sus simpatizantes. La acción está inspirada en la campaña de varios candidatos en Estados Unidos, entre ellos Bernie Sanders, y es una continuación del puerta a puerta que los 'comuns' ya hicieron con motivo de las municipales. Sin embargo, debido a la pandemia, en este momento la conexión personal es imposible, por lo que utilizarán el formato telefónico. Se trata, según el equipo de campaña, de "una nueva herramienta para hacer política en pandemia".

Durante las últimas semanas En Comú Podem ha formado a un equipo de 140 voluntarios de diversos puntos de Catalunya para formar parte de su "centralita", aunque la mayoría de ellos llamarán desde sus propias casas para evitar riesgos sanitarios. Utilizarán la base de datos que la formación tiene, de personas que les han ido dando sus teléfonos como simpatizantes en anteriores momentos, y que actualmente cuenta con unos 10.000 números.

El objetivo de las llamadas no es tanto enviar un mensaje como oír lo que sus votantes tienen que decir. "Se escucha a la gente para detectar prioridades y preocupaciones", aseguran los 'comuns', que se basan en experiencias como la que llevó a cabo la diputada neoyorkina Alexandria Ocasio-Cortez durante las primarias demócratas. Con ello, se pretende también llamar a la movilización de unas personas a las que se anima a votar y que, a su vez, puedan arrastrar a otros miembros de su entorno.

Como ya ocurrió en la campaña del puerta a puerta de Ada Colau en 2019, y también en las experiencias de EEUU, el contacto directo entre la organización política y el votante genera adhesión y simpatía por el proyecto. La apuesta de los 'comuns' ahora es que, en un momento de distancia social y anuncios de masas, escuchar propuestas de viva voz humanizará su campaña.

La formación confirma que en estas llamadas participarán también miembros de su lista, como la propia Jéssica Albiach, que hará un hueco en la agenda de actos, entrevistas y debates para telefonear a los ciudadanos. Tanto en formato telefónico como en el puerta a puerta, las caras conocidas de los partidos suelen estar presentes porque el objetivo en todo momento es romper la barrera que el votante siente respecto a la política.

No es la primera vez que se utiliza la estrategia telefónica en unas elecciones. En el año 2003 Artur Mas contrató a una empresa de márketing telefónico para realizar 4.000 contactos diarios entre los votantes catalanes. Sin embargo, en su caso, quienes llamaban no eran voluntarios sino personas contratadas. No es esta la única diferencia. Las llamadas de CiU hace dos décadas acabaron con la campaña, mientras que los 'comuns' plantean mantener el canal abierto tras las elecciones. Una forma de comunicarse directamente con sus afines mientras las condiciones sanitarias no permitan las asambleas presenciales.

Etiquetas
Publicado el
27 de enero de 2021 - 20:37 h

Descubre nuestras apps

stats