ERC rechaza seguir negociando una coalición con Junts antes de la investidura: "Nos hemos sentido estafados"

La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta.

Tras el golpe sobre la mesa dado por ERC el sábado pasado, cuando Pere Aragonès anunció que su objetivo era formar un Govern en solitario, la formación ha asegurado este lunes que no tiene previsto dar marcha atrás. "Hemos constatado la imposibilidad de llegar a un acuerdo con Junts para formar Govern", ha asegurado la portavoz de ERC, Marta Vilalta, que ha asegurado que en la próxima reunión con el partido de Carles Puigdemont ya no negociarán una coalición de Gobierno sino que reclamarán que "cumplan su palabra" y faciliten una investidura de Aragonès.

"Nos hemos sentido estafados y decepcionados con Junts", ha indicado Vilalta, en un tono mucho más duro del que había utilizado a lo largo de las numerosas semanas de negociación. Según ha descrito, la negociación entre los dos grandes partidos independentistas ha dado constantemente "pasos adelante y atrás". "Cuando parecía que estábamos cerca de un acuerdo, volvíamos constantemente al mismo punto, y los escollos del inicio no se han solucionado 83 días después", se ha quejado Vilalta, que ha acusado a Junts de "hacer imposible el acuerdo".

La portavoz ha recordado además que ellos no solo invistieron a los últimos tres presidentes de Convergència y Junts, Artur Mas, Carles Puigdemont y Quim Torra, sino que esta legislatura dieron también sus votos para convertir a Laura Borràs en presidenta del Parlament. "No entendemos que ahora Junts no apoye a Aragonès", ha asegurado Vilalta, que ha indicado que Junts ya había ofrecido un apoyo a la investidura si la negociación no avanzaba. "Se ha acabado el tiempo" para negociar una coalición, ha insistido Vilalta, y "el momento [de investir a Aragonès] ha llegado", ha dicho.

La voluntad de ERC en este momento es conseguir el voto de los 'comuns', con quienes ya han contactado y tienen previsto reunirse este mismo lunes en las próximas horas. Si consiguiesen los 8 apoyos del grupo de Jéssica Albiach, estos se sumarían a los 9 de la CUP y los 33 propios que tiene ERC, con los que en total sumarían 50 votos favorables, aún insuficientes para una investidura por mayoría simple. Por esta razón, desde Esquerra reclaman a Junts que pase de la abstención al apoyo, y no únicamente con los cuatro diputados que Jordi Sànchez se ha mostrado dispuesto a prestar, sino con los 32 con los que cuenta el grupo posconvergente.

"ERC no quiere ser cómplice de abocar a Catalunya a una repetición electoral", ha insistido Vilalta, que ha aumentado la presión sobre la formación de Sànchez al asegurar que las opciones actuales solo pasan por la investidura de Aragonès o las elecciones. "Está en las manos de Junts, quedan 16 días", ha afirmado. "Estamos seguros de que Junts cumplirá su palabra, que es no especular con elecciones", ha apostillado Vilalta.

Los republicanos han indicado además que de entrada solo contemplan un Ejecutivo en solitario, al menos en el inicio de la legislatura. Sin embargo, sí consideran que más adelante y "sin la presión de la repetición electoral" podrían negociar un Govern de coalición que incorporase a consellers de Junts a lo largo de la legislatura. Desde ERC han asegurado además que tienen previsto reclamar a la presidenta del Parlament Laura Borràs que inicie una ronda de consultas esta misma semana para poder celebrar un nuevo pleno de investidura antes del día 26 de mayo.

Etiquetas
Publicado el
10 de mayo de 2021 - 13:51 h

Descubre nuestras apps

stats