Vecinos de Barcelona y grupos antifascistas han expulsado a los manifestantes de una concentración islamófoba convocada en la Boquería este viernes por la tarde. Bajo el título "terroristas no son bienvenidos" y "stop islamización de Europa", los fascistas, al rededor de unos 50, han intentado propagar sus ideas islamófobas en la capital catalana, pero han acabado siendo arrinconados.