La portada de mañana
Acceder
Un cambio de Pfizer y la falta de previsión ponen en riesgo miles de vacunas
Cifuentes se sienta en el banquillo con una agenda desaparecida dos años
Opinión - Entre lo urgente y lo importante, por Esther Palomera

Los Mossos intervienen en cuatro fiestas ilegales y detienen a 12 hombres por violencia de género en Nochevieja

Control policial en Nochevieja

Los Mossos d'Esquadra han intervenido en cuatro fiestas ilegales durante la Nochevieja por incumplir las medidas frente al coronavirus y han detenido a 12 personas por violencia de género. Según ha explicado el conseller de Interior, Miquel Sàmper, la policía autonómica ha levantado un total de 554 actas y se han inspeccionado 90 locales de restauración, ocio nocturno y alojamientos.

Una de las fiestas ilegales ha sido una 'rave' en una nave abandonada de Llinars del Vallès (Barcelona) con 150 personas "en la que aún se está interviniendo", ha explicado Sàmper al mediodía, y en la que se han detectado vehículos con matriculas extranjeras.

Por la tarde los Mossos han explicado que no prevén desalojar a las más de doscientas personas de varias nacionalidades que llevan más de 21 horas de 'rave' en Llinars del Vallès, suceso por el que hasta el momento se ha denunciado a cuatro participantes.

En el entorno de la nave hay aparcados unos doscientos vehículos, por lo que la policía catalana, "por criterios de oportunidad, congruencia y proporcionalidad", ha decidido esperar a que los asistentes a esta fiesta ilegal salgan por su propia voluntad y evitar con ello graves incidentes, informa EFE.

La policía catalana también ha denunciado un hotel de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) por una fiesta fuera del horario permitido y ha intervenido en una fiesta en una discoteca de Cornellà de Llobregat (Barcelona) y en otra con 16 personas en una casa de colonias en Esponellà (Girona).

En conjunto, durante toda la noche los Mossos han detenido a 37 personas, 12 de ellas por violencia machista (el doble que el año anterior), y una de éstas lo ha sido por abusos sexuales y amenazas: "Pido a todas las mujeres que sufren maltrato que no tarden ni un segundo más en denunciar", ha dicho Sàmper.

Por otro lado, agentes de la Guardia Urbana de Barcelona han interpuesto 112 denuncias por no respetar el toque de queda en Nochevieja y 39 más por no llevar la mascarilla en la vía pública y en otros espacios de ocio. En Barcelona no se han detectado fiestas ilegales, aunque sí una celebración en el vestíbulo de un inmueble con un grupo de 10 personas y un karaoke con unas 22 personas en su interior, según ha informado el Ayuntamiento.

La Guardia Urbana no ha tenido que desalojar a grupos que superaran el número permitido en la vía pública; tampoco se han localizado personas que tomaran alcohol en la vía pública. Los dispositivos estáticos de control, que se han realizado en distintas vías de la ciudad, "casi no han detectado personas que condujeran bajo los efectos del alcohol o de otras sustancias", ha añadido el consistorio. Solo se ha detectado un local que no cumplía con el horario de cierre.

Etiquetas
Publicado el
1 de enero de 2021 - 14:20 h

Descubre nuestras apps

stats