eldiario.es

9
Menú

CATALUNYA

Exclusiva

Un alto cargo de Rajoy se reunió en secreto con el presidente de Andorra una semana después de la confesión de Pujol

Jaime García-Legaz almorzó en Andorra con el jefe de gobierno, Antoni Martí, en un encuentro que no constaba en las respectivas agendas oficiales

El exsecretario de Estado de Comercio y el Gobierno andorrano confirman la reunión pero niegan que se hablase de la fortuna que el expresident escondía en el país vecino

Ambos fueron seguidos y fotografiados cuando llegaban, en vehículos distintos, al hotel de Soldeu en el que tuvo lugar la comida

43 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El exsecretario de Estado de Comercio niega que su encuentro en Andorra versara sobre los Pujol

El exsecretario de Estado de Comercio niega que su encuentro en Andorra versara sobre los Pujol ELDIARIO.ES

El 1 de agosto del 2014 el entonces secretario de Estado de Comercio del Gobierno del PP, Jaime García-Legaz, se desplazó a Andorra para reunirse con el jefe de gobierno del principado, Antoni Martí. La reunión no tendría por qué ser noticia si no fuese porque el encuentro no constaba en las respectivas agendas oficiales y se celebró una semana después de que Jordi Pujol  confesase públicamente en un comunicado que tenía una fortuna sin declarar en el extranjero. El expresident no dijo ni la cantidad ni dónde estaba el dinero pero ese mismo día ya se informó de que la fortuna estaba en Andorra.

El encuentro se celebró en el Hotel Hermitage, situado en Soldeu, y además del alto cargo del Gobierno de Rajoy y de Antoni Martí, también estuvo presente el exministro de Presidencia del Ejecutivo andorrano, Antoni Riberaygua. Pese a que el almuerzo no era oficial, los asistentes fueron seguidos y fotografiados a la entrada, tal y como consta en las fotografías que publica eldiario.es. Los comensales llegaron en coches oficiales, todos con matrículas andorranas, y lo hicieron por separado.

Preguntado por el motivo de la reunión, García-Legaz ha asegurado que no tenía más objetivo que hablar de las inversiones que podían ser de interés para ambos gobiernos y ha restado cualquier importancia al hecho de que, pese a tratarse de un encuentro con el presidente de otro país, no constase en su agenda oficial. El exalto cargo de Rajoy, que fue también secretario de la FAES, insiste en que se enmarcaba en un almuerzo de trabajo como cualquier otro.

"Una visita privada"

Por su parte, el Gobierno andorrano ha explicado a este diario que en el marco de "una visita privada" de García-Legaz a Andorra, el jefe del gobierno andorrano fue invitado por el exministro de Presidencia a una comida. El motivo, añaden, era la relación que García-Legaz y Riberaygua habían forjado a partir de sus conversaciones para la elaboración de la ley del juego de Andorra. Para la redacción de esta norma, Andorra necesitó contactar con los operadores del juego que comercializan sus productos en Andorra, y García-Legaz les facilitó contactos con la Sociedad de Loterías y Apuestas del Estado.

El presidente andorrano, en la entrada a su encuentro con García–Legaz

El presidente andorrano, en la entrada a su encuentro con García–Legaz ELDIARIO.ES

El encuentro, subrayan fuentes del Gobierno andorrano, fue para tratar estas cuestiones y niegan que en el almuerzo se hablase de la confesión de Pujol. Y añaden que si no se informó a los medios de esta reunión fue porque no se consideró un acto público.

El  diario Público informó en agosto del 2016 que García-Legaz y el exjefe de gabinete de Rajoy, Jorge Moragas, viajaron el verano de 2014 a Andorra para tutelar las negociaciones con los dueños de la Banca Privada d’Andorra (BPA), los hermanos Ramon e Higini Cierco, y para negociar también con el Gobierno de Martí. El objetivo, según estas mismas informaciones, sería obtener el extracto de la cuenta corriente que Pujol tenía en esa entidad. Moragas negó que en esa época hubiese viajado a Andorra ni que tuviese nada que ver con presiones a la banca andorrana. García-Legaz reconoce que sí estuvo en este país en esas fechas pero niega tajantemente que sus conversaciones con el Ejecutivo andorrano estuviesen relacionadas con el dinero de la familia Pujol.

Higini Cierco, presidente y máximo accionista del BPA confesó posteriormente al juez que fue su entidad bancaria, a través de su consejero delegado, Joan Pau Miquel, la que facilitó a la policía española la información sobre la cuenta de la familia Pujol, después de que hubiesen recibido "coacciones" por parte de estamentos del Ministerio del Interior. Cierco aseguró haber sido víctima de un chantaje por parte de mandos policiales y declaró que acabó entregando la información por el temor de que se actuase contra su banco. El Gobierno de Andorra intervino el BPA en marzo del 2015 tras recibir una notificación de Estados Unidos por la que sometía a la entidad a 'preocupación de primer orden' en materia de blanqueo de capitales.

El Ejecutivo de Rajoy siempre negó que hubiese tenido contactos con el Gobierno andorrano para hablar del caso Pujol ni que supiese que el expresident y su familia escondían dinero en paraísos fiscales. Antes de que estallase el escándalo, su jefe de gabinete, Jorge Moragas,  estuvo al corriente de la conversación en la que, en julio del 2010, una exnovia del primogénito de los Pujol le confesó a Alicia Sánchez-Camacho, como Jordi Pujol Ferrusola movía entre España y Andorra cantidades ingentes de billetes escondidos en bolsas de basura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha