El Parlament catalán publica las resoluciones críticas con la monarquía pero borra los puntos prohibidos por el Constitucional

El presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent, durante el inicio de la sesión de tarde del pleno extraordinario del pasado viernes

El boletín oficial del Parlament catalán (BOPC) no publicará finalmente varios de los puntos aprobados por los diputados en el último pleno debido a la negativa del secretario general de la institución. Tras una larga polémica que se arrastra desde el pasado viernes, cuando la Cámara celebró un debate extraordinario sobre la Monarquía, este lunes el boletín ha publicado las resoluciones críticas con el papel de la monarquía y que obtuvieron mayoría, pero retirando las expresiones que el jefe de los funcionarios ha considerado que podían vulnerar la prohibición del Tribunal Constitucional.

Según consta en el documento publicado, el secretario general, Xavier Muro, ha tomado esta decisión "atendiendo al deber establecido de impedir o paralizar cualquier actuación jurídica o material que pueda suponer el incumplimiento" de varias sentencias del tribunal de garantías, que en varias resoluciones ha considerado que el legislativo autonómico no puede reprobar, rechazar o hacer algunas consideraciones sobre la institución monárquica.

De esta forma el órgano del Parlament recoge que "Catalunya es republicana y, por tanto, no reconoce ni quiere tener ningún rey", denuncia "la herencia franquista de la monarquía borbónica" o reclama la "retirada de los privilegios antidemocráticos que todavía disfruta Juan Carlos de Borbón", entre otras afirmaciones.

Sin embargo, el boletín no incluye una resolución aprobada por JxCat, ERC y la CUP que ratificaba el "mandato del 1-O" e instaba a las instituciones catalanas a trabajar por la independencia. De la misma forma, tampoco se ha publicado el punto que reiteraba la reprobación de Felipe VI, que ya fue anulada en su momento. Muro también ha decidido borrar la frase de una resolución que hablaba de la "monarquía delincuente".

El secretario general se escuda en las prohibiciones realizadas por el tribunal a que se produzcan determinados debates en el Parlament. Entre otros, el Constitucional consideró que la Cámara catalana no podía reprobar al monarca, al considerar que la forma de Estado estaba fuera de las competencias autonómicas. En su momento también prohibió que se celebrara una comisión de investigación sobre los negocios de Juan Carlos I y otros miembros de su familia, lanzando advertencias a los responsables de la institución sobre su deber de "impedir o paralizar" que se incumpliera su mandato.

Una vez se ha conocido la publicación "mutilada" de las resoluciones, la reacción de JxCat, quien el viernes fue más crítico con las advertencias de los letrados, no se ha hecho esperar. A través de un mensaje en Twitter, el president de la Generalitat, Quim Torra, ha conminado al presidente del Parlament, Roger Torrent, a cesar al máximo funcionario de la Cámara. Al parecer de Torra, el secretario general "tiene la obligación de obedecer al pleno" y, si no lo hace, "el presidente del Parlament tiene el deber de cesarlo y asumir él y la Mesa la responsabilidad de publicar la resolución", ha asegurado.

Publicación tras la polémica

La decisión tomada este lunes por el máximo funcionario del Parlament es el último capítulo de una polémica que se inició el pasado viernes tras el pleno monográfico, en el que se había discutido ampliamente el papel de la institución monárquica, a cuenta de la salida de España del rey emérito, Juan Carlos Primero. En vista de algunas de las resoluciones aprobadas el secretario general advirtió que no publicaría las referencias que vulnerasen sentencias del Constitucional, lo que generó una polémica entre algunos grupos y el cuerpo de funcionarios, con especial intensidad entre JxCat y la presidencia del Parlament, que ostenta ERC.

"Ningún funcionario puede decidir si se publica o no una resolución votada por el pleno", aseguró Torra en un mensaje a través de Twitter, que fue contestado por el vicepresidente de la Cámara Josep Costa, de su mismo partido, que aseguró que los miembros de la Mesa del Parlament deberían "asumir personalmente la responsabilidad de publicar" los puntos aprobados. "Pues hacedlo, Pep. Por respeto no solo al Parlament sino a los ciudadanos que lo han votado", replicó por fin el president.

Etiquetas
Publicado el
10 de agosto de 2020 - 13:12 h

Descubre nuestras apps

stats