La portada de mañana
Acceder
Las comunidades urgen toques de queda más estrictos y confinamientos
La primera flecha que apunta a Cifuentes en el juicio del máster
Opinión - Tocar el tambor, por Esther Palomera

Pere Aragonès niega irregularidades en la gestión de la pandemia y denuncia "mala praxis policial" en la operación contra los empresarios independentistas

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en la sesión de control al Govern durante el pleno del Parlament.

El vicepresident del Govern y líder de ERC, Pere Aragonès, ha negado este miércoles durante la sesión de control en el Parlament que el departamento de Salut o cualquier otro haya realizado contrataciones irregulares en la gestión de la pandemia, tal como investiga el juez que la semana pasada dirigió la operación Volhov contra varios empresarios vinculados al independentismo. "No, no hay ningún contrato de suministro de tests por parte de Salut con las personas que están involucradas e imputadas en este procedimiento, ni tampoco ningún contrato en el ámbito de las residencias", ha rechazado el jefe económico de la Generalitat, que ha animado a la oposición ha buscar en el registro de público de contratos sobre estas adjudicaciones.

Al entender de Aragonès, la investigación que lleva a cabo el juzgado de instrucción número 1 de Barcelona se basa en una "mala práxis policial" y tiene "muchas lagunas". "Se intenta construir un relato a partir de conjeturas", ha afirmado el vicepresident, quien ha remarcado la confianza que mantiene sobre todos los funcionarios públicos que están gestionando la pandemia. "Ninguna investigación fraudulenta de la Guardia Civil debe distraerles de su objetivo, que ahora es salvar vidas", ha apostillado. El líder de ERC ha negado también que hubiera algún comité de crisis sanitario paralelo, que es otra de las conjeturas de los investigadores.

El sumario de la investigación conocida la semana pasada contra varios empresarios independentistas como David Madí y Xavier Vendrell incluye indicios sobre como estos habrían utilizado sus relaciones con los miembros del Govern para tratar de favorecer sus intereses privados. Además, en los seguimientos realizados por la Guardia Civil, esta descubrió que el mes pasado Vendrell comió con la consellera de Salut, Alba Vergés, para, según él mismo dijo, "hacerle algunas reflexiones" sobre un concurso público. La consellera este mismo miércoles se ha declarado "muy tranquila en este aspecto", pues según ha dicho, todas las contrataciones fueron regulares.

Aragonès y Vergés han salido así al pasado a las peticiones de explicaciones que de forma unánime les ha hecho la oposición en la sesión de control de este miércoles. Para el líder de Miquel Iceta, las informaciones sobre un comité de crisis paralelo al oficial son "muy preocupantes", por lo que ha requerido que se ofrezca la mayor información posible. "¿Ha ordenado a los departamentos de Salut y Asuntos Sociales la elaboración de un informes para tranquilizar a la opinión pública sobre un posible desvío de fondos públicos", le ha reclamado el primer secretario socialista.

"Usted por lo menos podría haber pedido disculpas", le ha reprochado el jefe de la oposición y líder de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, "porque cuando en una investigación hay escuchas telefónicas son las voces de las personas que dicen lo que quieren hacer o lo que han hecho". Para el jefe de filas de Cs, Aragonès y los suyos "tapan la corrupción con la bandera, hoy en día con la estelada". "Usted era el de España nos roba, pero quien nos robaba era Convergència, ERC y ahora el señor Vendrell", ha cargado Carrizosa.

Tras un intercambio de gestos en el rifirrafe, Aragonès ha acusado a Carrizosa de hacer el "payaso" en el Parlament. "No tiene ningún tipo de credibilidad para que le responda. Usted está cargándose no solo la presunción de inocencia de ciudadanos sino que además está usando unas conversaciones que nada tienen que ver con lo que se investiga y que se ponen en unas investigaciones judiciales con el único ánimo de hacer mal político", ha dicho el líder de Esquerra.

 "Toda la información que tenemos afirma que ha actuado correctamente. Cuando se quería decir que había alguna y nosotros hemos ido a mirar, no hay ninguno de estos procedimientos sobre los que podía haber irregularidades. Y por tanto confianza en los trabajadores públicos y denuncia sobre el sesgo político de la Guardia Civil", ha apostillado Aragonès.

Etiquetas
Publicado el
4 de noviembre de 2020 - 12:37 h

Descubre nuestras apps

stats