eldiario.es

9

200.000 euros de multa a los Aznar-Oriol por abrir cortafuegos para cacerías en su coto del Parque Nacional de Cabañeros

La Audiencia Nacional confirma que se eliminó la vegetación con fines cinegéticos, es decir, favorecer las monterías que se organizan en la finca

Otra empresa vinculada también a Alejandro Aznar  ya fue sancionada el pasado año por una práctica similar 

En el 'historial' del empresario se encuentra la polémica construcción de una mansión con piscina y aparcamiento en su finca dentro del parque

26 Comentarios

La mansión ha demandado grúas y excavadoras en el Parque Nacional de Cabañeros.

Multa de 220.000 euros a la empresa de Alejandro Aznar, marido de la que fuera polémica presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica Oriol, por abrir cinco cortafuegos sin permiso dentro de su finca privada en el interior del Parque Nacional de Cabañeros, según una información publicada por El País.

El empresario  naviero, que preside el  Grupo Ibaizabal y las bodegas Marqués de Riscal, tendrá que hacer frente a esta sanción que le impuso el Ministerio de Medio Ambiente en 2014 ya que la justicia no le ha dado la razón en el recurso que presentó  ante la Audiencia Nacional para justificar la apertura de los cortafuegos.

La sentencia acredita que "fueron realizados sin la debida autorización administrativa" y con motivos cinegéticos. Da así la razón a la denuncia que presentaron los propios técnicos del parque aunque se abre la posibilidad de recurrir en casación, ante el Tribunal Supremo.

No es la primera multa por abrir cortafuegos sin licencia. En el año 2016, la Audiencia Nacional condenó  (y en este caso la sentencia ya es firme) a inmobiliaria del Bullaque, empresa participada por el grupo financiero Ibaizábal, a pagar otros 230.000 euros, aunque se trata de sumas alejadas del tope sancionador que prevé la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad y que pueden llegar a los dos millones de euros.

El empresario fue también noticia en 2014 al descubrirse que construía una mansión  en uno de los cotos de caza de la familia, aprovechando una autorización de rehabilitación. La casa acabó incluyendo una piscina, aparcamiento y una zona de evisceración para los piezas cobradas tras las batidas de caza. Medio Ambiente sancionó la falta de licencias con algo más de 200.000 euros (el mínimo por infracción muy grave) pero los Aznar-Oriol tampoco aceptaron la multa y también llevaron el caso a los tribunales.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha